Magazine

cerebro

¿Sabes qué son el Cuestionario de Pfeiffer, el Mini-Mental de Folstein y el Mini–Examen Cognoscitivo?

Para la valoración de la esfera cognitiva se cuenta con numerosos test. En este artículo vamos a analizar tres de los más importantes: el Cuestionario de Pfeiffer, el Mini-Mental de Folstein y el Mini-Examen Cognoscitivo. 

cerebro

 

Cuestionario de Pfeiffer (SPMSQ): (mira un ejemplo)

Se trata de un test sencillo, breve y de aplicación rápida que explora:

  • La orientación tempo-espacial.
  • La memoria reciente y remota.
  • La información sobre hechos recientes.
  • La capacidad de concentración.
  • La capacidad de cálculo.

Se puntúan los errores. En función de la puntuación obtenemos:

  • De 0 a 2 errores: no hay deterioro.
  • De 3 a 4 errores: se produce un deterioro leve de la capacidad intelectual.
  • De 5 a 7 errores: hay un deterioro moderado.
  • De 8 a 10 errores: constatamos un grave deterioro del usuario.

Se acepta un error más en ancianos que no han recibido educación primaria y un error menos en aquellos que ha realizado estudios superiores. Su principal problema es que no detecta pequeños cambios en la evolución

 

 

Mini-Examen del Estado Mental de Folstein (MMSE) (ver ejemplo)

EL MMSE requiere de 5 a 10 minutos para su aplicación y valora un rango más amplio de funciones que el SPMSQ. Es útil en el screening de deterioro cognitivo moderado.

Consta de una serie de preguntas agrupadas en diferentes categorías que representan aspectos relevantes de la función intelectual:

  • Orientación tempo-espacial.
  • Memoria reciente y de fijación.
  • Atención.
  • Cálculo.
  • Capacidad de abstracción.
  • Lenguaje y praxis (denominación, repetición, lectura, orden, grafismo y copia).

Un resultado por debajo de 24 puntos indica deterioro cognitivo, aunque no tenemos que olvidar que el resultado final se debe ajustar por edad y años de escolaridad.

El MMSE tiene mucha carga de información verbal y por ello hace efecto suelo cuando se utiliza con personas con deterioro cognitivo grave.

Ha sido adaptado por Antonio Lobo a la población anciana española, dando como resultado el denominado Mini-Examen Cognoscitivo (MEC) (ver ejemplo).

 

Recuerda que, desde el 1 de enero de 2016, necesitas un título oficial para poder trabajar con personas mayores o dependientes. Si llamas al 918270540, te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas para que puedas conseguir el Certificado de profesionalidad.

 

colectores

Incontinencia urinaria: así son los colectores peneanos y la sonda vesical

Ya sabemos qué es la incontinencia urinaria, cómo ayudar a quien la sufre y cómo se utilizan los pañales absorventes. Ahora analizaremos qué son los colectores peneanos y la sonda vesical, dos ayudas importantes para quienes padecen este problema.

 colectores

Colectores peneanos de orina:

Es una funda de látex que se coloca en el pene, con un tubo de salida que se conecta a una bolsa colectora de orina. Este sistema es exclusivo para hombres y no está indicado cuando el pene es pequeño y está retraído.

Los hay de distintos tamaños, por lo que es preciso elegir la talla adecuada para evitar que el pene quede comprimido o que el dispositivo se suelte o se tuerza.

El sistema de sujeción más utilizado son las tiras adhesivas que se pegan en la piel del pene y después en el colector. Aunque pueden ser de utilidad, quizás no se usen por las complicaciones de dolor e irritación que el uso prolongado puede ocasionar en el pene.

Supone una alternativa al sondaje en varones que no tienen problemas de obstrucción en la salida de la orina.

Consejos generales:

  • Cambiar directamente el colector para prevenir las infecciones urinarias.
  • Proteger la piel del pene y cuidarla todos los días para impedir que se maceren.

 

Sonda vesical:

Se puede utilizar de forma transitoria en personas incontinentes que tienen úlceras por presión, dermatitis importantes o en personas que no se pueden mover por diversas causas (por ejemplo personas con fracturas de cadera).

La sonda evitará que se encuentre mojada la piel y macerada, lo que aumenta la úlcera por presión y la infecta.

No es el método más recomendable a largo plazo porque todas aquellas personas con sonda vesical tienen más riesgo de infecciones urinarias. No obstante, hay personas que deben llevarlas durante un largo periodo de tiempo; por ejemplo, aquellas que están esperando una operación de próstata o que tienen algún tumor que produce retenciones de orina.

  • Las sondas son de dos tipos: de látex y de silicona.
    • La sonda de látex debe cambiarse cada 2-3 semanas
    • La sonda se silicona, cada 2-3 meses.
  • Si no se realiza el cambio (por el personal de enfermería de atención primaria) las infecciones urinarias son muy frecuentes.

Cuidados de la sonda:

  • Hay que procurar mantener la máxima higiene cuando tenga que manipular la sonda, cambios de bolsa, etc. Limpie la zona perineal cada 12 horas.
  • Mantenga la sonda permeable y lávela si sospecha obstrucción.
  • Vacíe la bolsa urinaria cada 8 horas o cuando esté llena.
  • La bolsa nunca debe estar por el suelo ni por encima de la vejiga, ya que en el primer caso puede contaminarse con bacterias del suelo y, en el segundo, debido a su ubicación, puede entrar la orina de nuevo en la vejiga, lo que también aumenta el riesgo de infecciones.
  • Recuerde las fechas en que se debe cambiar la sonda vesical permanentemente y alerte a su médico o enfermera cuando se vaya a cumplir el plazo.
  • Vigile la aparición de escalofríos o dolor lumbar y avise a su médico si aparecen.
  • Observe la orina y, si aparece turbia, con sangre o mal olor, consulte al médico.

 

¿Sabes lo que tienes que hacer para conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que te permite trabajar con personas mayores y dependientes? Llama al teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

infarto

Éstas son las patologías más frecuentes del aparato cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos y se presentan en distintos estados: insuficiencia coronaria, insuficiencia cardíaca, enfermedades de las arterias y enfermedades de las venas.

infarto

Patologías más frecuentes del aparato cardiovascular:

  1. Insuficiencia coronaria o cardiopatía isquémica: cuando hay una lesión en los vasos coronarios origina una falta de sangre en el músculo cardiaco, es decir una isquemia.

Tenemos que diferenciar:

  • Angina de pecho: falta de riego sanguíneo de corta duración. Se manifiesta con dolor en el tórax, que aparece tras un esfuerzo o con estados de gran nerviosismo y desaparece con el reposo.
  • Infarto de miocardio: es cuando se suprime el riego sanguíneo y hay necrosis (muerte) de una parte del músculo cardiaco. Los síntomas son: dolor, que es más intenso y de mayor duración y que no cede con el reposo. Este dolor puede extenderse a brazos y hombros. Otros síntomas son disnea, sudoración y palidez.

 

  1. Insuficiencia cardiaca: es cuando el corazón no es capaz de realizar su función. Es decir, no puede atender las necesidades de sangre del organismo porque es incapaz de vaciarse adecuadamente.

El corazón puede fallar en ambos ventrículos, lo que se traduce en una insuficiencia cardiaca congestiva. Si fallan independientemente las cavidades izquierda o derecha tenemos insuficiencia cardiaca izquierda o insuficiencia cardiaca derecha.

  • Insuficiencia cardiaca izquierda: el ventrículo izquierdo (VI) es incapaz de vaciar su contenido, se estanca la sangre en el VI, luego en la Al y en el territorio pulmonar. Sus síntomas son la disnea y la tos y la consecuencia de que el VI expulse menos sangre es el cansancio, cianosis, etc.
  • Insuficiencia cardiaca derecha: el ventrículo derecho es incapaz de vaciar su contenido, se acumula la sangre en la AD y en las cavas. Hay estancamiento de sangre en todo el territorio venoso. Síntomas: edema en los tobillos, etc.

 

  1. Enfermedades de las arterias:
  • Arteriosclerosis: es la pérdida de la elasticidad de las arterias, que se vuelven rígidas, duras y reducen su luz. Disminuye la nutrición de todos los tejidos y todos los órganos funcionan defectuosamente.
  • Hipertensión arterial: es el aumento permanente de la presión en las arterias por encima de los valores normales. Es una enfermedad muy frecuente en las sociedades desarrolladas. Son factores de riesgo el tabaquismo, la obesidad, el consumo excesivo de sal y la predisposición hereditaria.

 

  1. Enfermedades de las venas:
  • Varices: son dilataciones de las venas producidas por la dificultad del retorno. La causa es una insuficiencia de las válvulas venosas. Los síntomas son dolor, pesadez en las piernas, calambres y sensación de cansancio. Mejoran elevando las extremidades y aplicando frío. Empeoran con el calor y la bipedestación.
cama2

Así es el procedimiento para la realización de la cama abierta ocupada

Después de aprender cómo es el procedimiento para hacer la cama cerrada desocupada, nos fijaremos en la cama abierta ocupada, que se realiza cuando el paciente, dado su estado de salud, no puede levantarse de la cama. El cambio de sábana se efectúa estando el enfermo acostado.

 cama2

Material necesario:

  • Carro de lencería.
  • Funda de colchón (si se precisa).
  • Dos sábanas: bajera y encimera.
  • Una entremetida.
  • Empapadores (si se precisa).
  • Una colcha.
  • Una funda de almohada.
  • Mantas (si se precisa).
  • Bolsa para ropa sucia.
  • Guantes desechables

 

Secuencia:

  • Identificar al paciente.
  • Informarle sobre el procedimiento a realizar.
  • Solicitar su colaboración siempre que sea posible.
  • Preservar la intimidad del paciente.
  • Cerrar puertas y ventanas.
  • Lavarse las manos y ponerse guantes.
  • Colocar sobre una silla la ropa en el orden contrario a la ejecución de la cama.
  • Colocar la cama en posición horizontal (siempre que sea posible) y frenarla.
  • Retirar alargadera de timbre y luz si la tuviera.
  • Aflojar la ropa de la cama.
  • Retirar la almohada y apoyar en la silla auxiliar.
  • Retirar la colcha.
  • Doblar la manta y colocarla en el respaldo de la silla.
  • El paciente debe permanecer cubierto por la sábana encimera.
  • Colocar al paciente en decúbito lateral cuidando que haya una persona en el lado hacia el que gira, o levantar la barandilla si no la hubiera.
  • Doblar en rodillo la entremetida y sábana bajera (y funda de colchón, si es preciso) hacia la espalda del paciente.
  • Coger funda de colchón, sábana bajera limpia y entremetida, y desdoblar la mitad de las mismas (en sentido longitudinal) hacia el paciente y remeter lo doblado en rodillo debajo de su espalda. Remeter los laterales, cabecera y pies, según técnica de cama cerrada.
  • Indicar y ayudar al paciente a girar hacia el lado contrario, levantando la barandilla bajándola del lado por donde se trabaja.
  • Movilizar los sistemas de drenaje evitando que se acoden y obstruyan.
  • Retirar la sábana bajera, entremetida y funda de colchón sucias e introducir en la bolsa correspondiente.
  • Estirar la funda del colchón, sábana bajera y entremetidas limpias, doblando las esquinas en escuadra y remeter los laterales, cabecera y pies debajo del colchón, en escuadra.
  • Colocar al paciente en posición adecuada.
  • Colocar la sábana encimera limpia en sentido transversal doblada sobre el pecho del paciente. Retirar la sábana encimera sucia hasta la cintura del paciente, los pies a la vez que estiramos la limpia, no dejando al paciente al descubierto. Remeter la parte inferior debajo del colchón, dejando cierta holgura.
  • Colocar bolsas, drenajes y tubos en posición inicial.
  • Colocar la alargadera del timbre y luz al alcance del paciente.
  • Colocar mantas y colcha (según técnica), dejando holgura para facilitar la movilidad del paciente.
  • Hacer embozo (según técnica).
  • Poner funda a la almohada (según técnica) y colocarla debajo de la cabeza del paciente.
  • Retirar la bolsa de ropa sucia.
  • Quitarse los guantes.
  • Lavarse las manos.

 

Precauciones:

  • Preservar la intimidad del paciente durante todo el proceso (mantener la puerta cerrada, correr la cortina, no dejarle descubierto…).
  • En aquellos pacientes operados de prótesis de cadera, se evitará girar hacia el lado de la cadera operada.
  • Asegurarse de que la ropa de la cama que queda debajo del paciente está completamente estirada y sin arrugas.
  • Observar el nivel de fatiga del paciente durante la ejecución de la técnica y, si es posible, facilitarle periodos de descanso.

 

Este curso en Apoyo Domiciliario y Alimentación Familiar te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad, el título necesario en España desde el 1 de enero para poder trabajar con personas mayores o dependientes.

dientes

Productos de apoyo para lavarse los dientes, afeitarse y aplicar desodorante

Ya hemos visto cómo las tareas de la vida diaria son, en muchos casos, un problema continuo para las personas mayores o dependientes. Ya hemos visto productos de apoyo que ayudan a peinarse, cortarse las uñas o lavarse la cabeza, así que esta vez nos fijaremos en el acto de lavarse los dientes, afeitarse y aplicar desodorante.

dientes

Lavarse los dientes:

Esta actividad requiere destreza en las manos y ligera movilidad de hombro y codo. Hay que tener en cuenta la aplicación de la pasta de dientes y el grosor y longitud del mango del cepillo. En algunos casos se trata de prótesis dentales.

  • Si existe dificultad para extraer la pasta de dientes y aplicarla, hay productos tanto fijos a la pared como portátiles que facilitan la tarea.
  • Si existe imposibilidad para agarrar el mango del cepillo de dientes, se puede fijar a la mano con una sujeción palmar.
  • Para limpiar las prótesis dentales, cuando sólo se tiene una mano funcional, es posible ayudarse de cepillos con ventosas fijados al lavabo.
  • Si la limitación está en la movilidad del hombro, es conveniente alargar el mango del cepillo. En ocasiones, fijar el cepillo puede ser una solución para lavarse los dientes de forma independiente si se tiene buena movilidad de cuello.
  • Productos facilitadores:
    • Cepillos eléctricos si el agarre es dificultoso o no existe coordinación suficiente para la limpieza correcta de la dentadura sin causar daño.
    • Cepillo con mango engrosado.
    • Tubos de pasta de dientes con tapa en vez de rosca.

 

Afeitarse:

Esta actividad, complicada por el riesgo que entraña, requiere alcance, buena visión, tacto, coordinación y también buena capacidad de agarre así como ligera movilidad de hombro y codo. Existen dos tareas: la aplicación de la crema de afeitar y el rasurado.

  • Si el alcance está limitado, se puede alargar el mango de la maquinilla de afeitar manual. Si engrosamos el mango será más fácil sujetarlo.
  • Si existe imposibilidad de agarre, se puede fijar la maquinilla a la mano mediante una sujeción palmar.
  • La aplicación de espuma de afeitar o gel en spray requiere el uso de las dos manos y mayor destreza para sacar la espuma y extenderla por la cara.
  • Para facilitar el uso de la brocha y el enjabonado, conviene fijar el jabón.
  • Productos facilitadores:
    • Las maquinillas de afeitar eléctricas eliminan el riesgo de corte de la piel y la necesidad de aplicar crema de afeitar.

 

Aplicar desodorante:

La aplicación en las axilas requiere separación del hombro donde se aplica el desodorante y flexión de codo, movilidad de muñeca y buen agarre del miembro superior contrario.

  • Productos facilitadores
    • Los desodorantes con aplicador de bola facilitan el agarre del producto y su reparto por la zona. Los aplicadores en spray o crema requieren mayor destreza de las manos.

 

Recuerda que si no has conseguido ya el Certificado de profesionalidad te puedes quedar en paro desde el 1 de enero. Entérate de cómo puedes conseguir el título que te permitirá trabajar con personas mayores y dependientes.

guantes

¿Conoces los tipos de guantes que existen y cuál es su uso correcto?

Los guantes son una barrera física que protege tanto a los trabajadores de los servicios sanitarios como a los usuarios que acuden a dichos servicios de tres maneras generales: en la prevención de la contaminación de las manos de los trabajadores cuando entran en contacto con sangre, fluidos, secreciones, líquidos corporales, piel no intacta; reduciendo la probabilidad de que los microorganismos existentes en las manos de los trabajadores se transmitan a los usuarios y reduciendo la probabilidad de que las manos de los trabajadores contaminadas con microorganismos de un usuario se puedan transmitir a otro (infecciones cruzadas).

guantes

Recomendaciones generales al uso de guantes:

  • Lavar y secar las manos antes de colocar los guantes.
  • El uso de guantes no sustituye el lavado de manos.
  • Llevar las uñas cortas y no utilizar anillos ni pulseras por peligro de rotura del guante.
  • Cubrir con un apósito cualquier herida localizada en las manos.
  • Conservar los guantes alejados de fuentes de calor y de la acción de la luz solar.
  • Elegir el guante del tamaño apropiado, evitando que esté flojo especialmente en la punta de los dedos ya que se pierde sensibilidad y aumenta el riesgo de punciones o cortaduras.
  • Evitar dañar los guantes cuando se sacan del envase.
  • Se quitarán los guantes contaminados inmediatamente al acabar la técnica correspondiente, antes de tocar superficies ambientales limpias, depositándolos en el cubo adecuado.
  • Se lavarán las manos inmediatamente después de la retirada de los guantes.
  • No se deben meter los guantes usados en los bolsillos.
  • Cuando el lavado de manos se realiza con solución hidroalcohólica, los guantes que se utilicen no deben contener polvo.

 

Tipos de guantes:

  • Guantes de látex:

Componen una barrera efectiva frente a agentes patógenos sanguíneos y otros agentes infecciosos. Ofrecen buena resistencia a la rotura y a pinchazos accidentales y pueden ser con polvo o sin polvo y estériles y no estériles.

          * Estériles:

  • Para uso quirúrgico (frecuencia de cambio 1-3 horas).
  • Para técnicas asépticas de enfermería/curas (frecuencia de cambio 15-30 minutos).

* No estériles: de exman para tareas de enfermería que no requiera condiciones estériles (frecuencia de cambio 15-30 minutos).

  • Extracciones sanguíneas, retirada de vías periféricas, manejo de muestras y análisis clínicos, limpieza de material y manejo de secreciones, fluidos, orina…
  • Administración y eliminación de residuos citotóxicos (doble guante grueso y sin polvo).
  • Otras prácticas sin protocolo de esterilidad y que requieran protección.

 

  • Guantes de vinilo:

Para tareas de corta duración, con riesgo mínimo o nulo de exposición a sangre y otros. Ofrecen mayor permeabilidad y menos resistencia que el látex y el nitrilo, aunque tienen menos adaptabilidad a la mano que el guante de látex. Son guantes no estériles, con polvo o sin polvo y están indicados para tareas de bajo riesgo.

Frecuencia de cambio: 15 minutos.

 

  • Guantes de nitrilo:

Ofrecen una amplia resistencia a productos químicos y a agentes biológicos, así como a las roturas y a los pinchazos accidentales. Son aptos para personas que sufren alergias. Pueden ser estériles o no estériles y están indicados para tareas con alto riesgo biológico o químico.

Frecuencia de cambio: 15-30 minutos.

 

¿Conoces nuestro curso en Apoyo en la organización de intervenciones en el ámbito institucional? Te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad, un título imprescindible desde el 1 de enero de 2016 si quieres trabajar con personas mayores y dependientes.

empleo

¿Sabes qué son los recursos de apoyo ocupacional y laboral?

Los recursos de apoyo ocupacional y laboral están dirigidos principalmente a personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental. Entre ellos, podemos encontrar las unidades especiales ocupacionales, los centros ocupacionales, los centros especiales de empleo y el empleo protegido.

empleo

Unidad especial ocupacional:

Dirigido a personas que, por su grado de discapacidad física, sensorial o de comportamiento, tienen dificultades para integrarse plenamente en un centro ocupacional.

 

Centros ocupacionales:

Los centros ocupacionales son un servicio alternativo y previo a la actividad productiva. Están destinados a proporcional a las personas con discapacidad intelectual la habilitación profesional y el desarrollo personal y social necesarios para conseguir el máximo desarrollo de sus capacidades personales y laborales y, por tanto, la posibilidad de incorporación al mundo laboral protegido.

Para acceder a ellos es necesario estar reconocido con la condición de discapacidad, ser mayor de 16 años o estar derivado del centro base de servicios sociales. Aunque no es un centro de trabajo ordinario, sí está remunerado, pero solo con el 30% del salario mínimo interprofesional.

 

Centros Especiales de Empleo (CEE):

Los CEE se crearon en nuestro país al inicio de la década de los ochenta con el objetivo de asegurar un puesto de trabajo remunerado a personas con diversidad funcional que no podían acceder al mercado laboral ordinario.

Estos centros se benefician de una serie de ayudas y subvenciones en función de los trabajadores con discapacidad que dispongan en su plantilla y pueden ser tanto públicos como privados.

Sus trabajadores tienen que tener al menos un 33% de minusvalía y estar inscritos en las oficinas de empleo. Salvo las personas con discapacidad intelectual moderada y severa, el resto sólo puede permanecer en ellos un máximo de seis años.

 

Empleo protegido:

Tienen como finalidad la integración laboral de las personas con discapacidad en un entorno laboral ordinario. Se basa en la intervención de un profesional especializado en el desarrollo de estrategias específicas en el puesto de trabajo.

El apoyo proporcionado a la persona no solo incluye ayudas en el aprendizaje de las tareas en el propio puesto de trabajo (formación in situ), sino que también implica un soporte en el desarrollo de habilidades complementarias (de autonomía, de relación social, etc.) fundamentales para la vida activa.

 

Recuerda que, si te gusta trabajar con personas mayores y dependientes, desde el 1 de enero de 2016 sólo puedes hacerlo si dispones de un título oficial. Entérate de cómo conseguir el Certificado de profesionalidad llamando al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

mental

¿Conoces las características y tipos de enfermedades mentales?

Se define la enfermedad mental como la alteración de tipo emocional, cognitivo y / o del comportamiento, en que quedan afectados procesos psicológicos básicos como son la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc.

mental

Características:

  • Para poder afirmar que una persona tiene una enfermedad mental es necesario que un médico psiquiatra haya realizado el diagnóstico.
  • Este tipo de trastornos tienen repercusiones sobre la vida diaria de la persona, dificultando su adaptación al entorno cultural y social en que vive y creando alguna forma de malestar.
  • El trastorno mental responde muy pocas veces a modelos simples del tipo causa-efecto. Las causas de las enfermedades mentales son múltiples y, en algunos casos, desconocidas.
  • Las enfermedades mentales se manifiestan en diferentes grados o niveles.
  • No se debe confundir la enfermedad mental con la discapacidad intelectual, lo que significa una limitación en la inteligencia. Las personas con enfermedad mental no pierden inteligencia, sino que sus capacidades para desarrollarla adecuadamente están afectadas.
  • Tampoco es sinónimo de lesiones cerebrales, ya que los síntomas de la enfermedad mental se dan sin que exista una lesión.

Tipos de enfermedades mentales:

Existen distintos tipos de enfermedades mentales, pero aunque a lo largo de la historia se han hecho diferentes intentos para agruparlas por categorías, sigue habiendo algunos desacuerdos entre modelos.

Sin embargo, actualmente se acepta el sistema de diagnóstico psiquiátrico propuesto por la American Psychiatric Association (DSM-IV Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), que distingue, entre otros: trastornos del estado de ánimo, trastornos psicóticos, trastorno de ansiedad, trastornos sexuales, trastornos de la personalidad, trastornos del sueño, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos cognoscitivos, etc.

Esta clasificación es muy similar a la de la Organización Mundial de la Salud, llamada CIE-10 (abreviatura de la Clasificación Internacional de Enfermedades, décima revisión), que brinda un marco conceptual basado en la etiología.

El funcionamiento y la discapacidad asociados con las condiciones de salud se clasifican en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, conocida como CIF.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores y dependientes? Recuerda que, desde el 1 de enero, sólo podrás hacerlo si dispones de un título oficial. Aquí tienes toda la información y un número de teléfono, el 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

diabetes2

¿Conoces el tratamiento que se debe seguir para el control de la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia) y puede dañar las arterias y algunos órganos. SI no se trata adecuadamente, estos niveles alcanzan valores excesivamente altos, dando lugar a las complicaciones agudas (a corto plazo) o crónicas (a largo plazo).

diabetes2

Los estudios realizados sobre el control y las complicaciones de la diabetes indican que al mantener la glucosa a un nivel bajo, se puede prevenir algunos de los graves problemas de salud causados por esta

Los mecanismos de control de la diabetes, abarcan tres aspectos:

  • Medición de glucosa.
  • Tratamiento no farmacológico.
  • Tratamiento farmacológico.

 

Medición de glucosa:

Para  medir el nivel de azúcar en sangre de manera instantánea se utiliza una máquina llamada glucómetro, sobre la que se colocan las tiras reactivas.

Procedimiento de medición de glucosa:

Material necesario: aparato de medición o glucómetro, tira reactiva, lanceta (aguja o similar, para pinchar), algodón o gasa y alcohol.

Procedimiento:

  • Lavar las manos y colocar guantes si es necesario.
  • Explicar el procedimiento al paciente.
  • Lavar las manos al paciente con agua caliente y jabón previamente a la punción, si es Si no es posible, realizar un pequeño masaje para aumentar la temperatura (y la circulación) y desinfectar con algodón empapado en alcohol.
  • Limpiar la zona donde vamos a realizar la punción con alcohol o algún otro antiséptico. A continuación secar la zona con una gasa o algodón estéril.
  • Preparar el glucómetro con la tira reactiva.
  • Puncionar el lateral del dedo con la lanceta, aguja o bolígrafo.
  • Proporcionar algodón o gasa para que el paciente se presione el punto de punción.

 

Tratamiento no farmacológico:

La pérdida de peso es el factor clave para reducir el riesgo de diabetes de personas con alto riesgo y sobrepeso, por lo tanto, los mecanismos de control no farmacológico abarcan dos aspectos:

  • Realizar la actividad física
  • Cumplir con la dieta prescrita

 

Tratamiento farmacológico:

  • Tratamiento con antidiabéticos orales (ADO)
  • Tratamiento con insulina: cuando no es posible controlar la diabetes con los ADO, se hace imprescindible su utilización. Se clasifican por su duración de acción en insulina regular (acción rápida), intermedia (acción lenta) y mezclas

 

¿Conoces nuestro curso en Intervención en la Atención Higienico-Alimentaria en Instituciones? Te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que desde el 1 de enero de 2016 es necesario para poder trabajar con personas mayores o dependientes en España.

intoxicacion

¿Qué se debe hacer en caso de intoxicación por vía digestiva?

Ya hemos hablado en el pasado de primeros auxilios por intoxicaciones: causas, vías y señales, sobre cómo cómo debes prevenir y actuar ante una intoxicación y las intoxicaciones en las vía respiratorias, tópica y circulatoria. Ahora profundizaremos en lo que se debe hacer en caso de intoxicación por vía digestiva.

intoxicacion

Las intoxicaciones por vía digestiva son las más habituales y los tóxicos que las provocan son de la más variada naturaleza; por ejemplo:

  • Los medicamentos: aspirinas, antibióticos, sedantes, jarabes…
  • Alcohol etílico.
  • Artículos de limpieza del hogar: ácidos, detergentes, soda caústica…
  • Derivados del petróleo.
  • Alimentos en mal estado.

 

Actuación ante intoxicación por vía digestiva o ingesta:

  • Inducir al vómito únicamente en caso de ingestión de alcohol metílico o etílico y alimentos en descomposición, siempre y cuando el paciente no tenga alteraciones de consciencia y conozcamos con seguridad el agente ingerido.
  • Si se conoce el agente causante y se realiza una llamada al centro de toxicología, probablemente se den indicaciones concretas sobre algún alimento cuya ingesta sea beneficiosa y pautas a seguir.
  • Vigilar los signos vitales. Si hubiese PCR, es necesario realizar maniobras de RCP.
  • Si la víctima presenta algún vómito, intentar recogerlo para que pueda ser analizado.
  • Trasladar la víctima a un centro asistencial.

Debemos recordar que provocar el vómito o hacer que el paciente ingiera determinados alimentos son actuaciones que deberán ser consultadas antes de su realización. Sólo se  provocará el vómito si la víctima está consciente; en caso contrario, se corre el riesgo de broncoaspirarse.

 

El vomitar evita que el tóxico siga penetrando en el organismo. Hacerlo de forma inmediata, muchas veces evita que toda la sustancia ingrese al organismo. Nunca se provocará el vómito si el tóxico es una sustancia corrosiva (derivados del petróleo, cloro…) porque al ser expulsado, vuelve a provocar quemaduras en el esófago y fauces.

 

Como norma general, la provocación del vómito no es recomendable en los siguientes casos:

  • Si se observan quemaduras en los labios y boca.
  • Si el aliento está enrarecido o fuerte (olor a gasolina, agua fuerte, etc.).
  • Cuando las instrucciones del producto así lo indiquen.
  • Si está inconsciente o presenta convulsiones.
  • Si han transcurrido más de dos horas tras la ingestión del tóxico.
  • Si ha ingerido un producto cáustico (ácido sulfúrico, ácido nítrico, sosa cáustica o potasa).

 

Recuerda que a partir del 1 de enero de 2016 no podrás trabajar con personas mayores o dependientes si no dispones de un título oficial. Infórmate de todo lo que necesitas para conseguir el Certificado de profesionalidad, con el que podrás orientar tu carrera hacia este campo.

 (Fuente: University of Maryland)

sistema

¿Cuáles son los procedimientos de administración de inhaladores para polvo seco?

Las personas utilizan mayoritariamente tres sistemas para inhalar polvo seco: el Sistema Accuhaler, el Sistema Turbuhaler y el Sistema Novolizer.

sistema

Sistema Accuhaler:

  • Coja con una mano la carcasa externa, aplicando el pulgar de la mano contraria en el hueco reservado para ello y desplácelo hasta alcanzar el tope (destapar).
  • Manteniendo la boquilla frente a usted, desplace la palanca hasta el tope para cargar la dosis (cargar).
  • Debe realizar un vaciado de todo el aire de los pulmones antes de acercarse el accuhaler (soplar).
  • Después, poner éste en la boca e inspirar profundamente el tiempo máximo posible (coger aire).
  • Retirar el accuhaler de la boca, pero mantener boca cerrada y nariz tapada de 8 a 10 segundos para que la medicación se distribuya bien por los bronquios mientras aguantamos la respiración.
  • Poniendo el pulgar de nuevo en su hueco reservado, cerrar el dispositivo hasta su posición inicial.

 

Sistema Turbuhaler:

  • Colóquese, al igual que en el caso anterior, en posición sentada o de pie.
  • Desenrosque y retire la tapa del inhalador y manténgalo en posición vertical.
  • Para cargar la dosis gire la rosca de la parte inferior del inhalador primero a la derecha hasta notar un tope y a continuación a la izquierda hasta oír un “clic”.
  • Coloque la boquilla entre los dientes y cierre los labios alrededor de la misma.
  • Aspire con fuerza, hasta que llene los pulmones, cuente mentalmente hasta 10 y luego retire la boquilla antes de que espire.
  • Si ha de repetir más dosis de medicamento, deje transcurrir 30 segundos y luego repita todos los pasos.
  • Coloque la tapa y guarde el inhalador en lugar seco y seguro.
  • La boquilla debe limpiarse al menos una vez por semana con un paño seco (no usar líquidos).

 

Sistema Novolizer:

  • El dispositivo debe mantenerse siempre horizontal.
  • Retire el tapón protector presionando a ambos lados.
  • Para cargar la dosis presione hasta el fondo el botón dosificador de color rojo. Se oye un “clic” y el color de la ventana de control cambiará de rojo a verde.
  • Debe realizar un vaciado de todo el aire de los pulmones sin hacerlo sobre el inhalador.
  • Cierre los labios en torno a la boquilla y realice una aspiración profunda, conteniendo la respiración posteriormente unos 8 a 10 segundos.
  • Retirar el dispositivo de la boca y cerrar con el tapón protector.
  • Si la inhalación ha sido correcta, durante la maniobra se oirá un “clic” y el color verde de la ventana de control habrá cambiado de nuevo a rojo.

 

¿Sabes que si no consigues ya el Certificado de profesionalidad te puedes quedar en paro el 1 de enero? Llama al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

pañal

Todo lo que debes saber sobre pañales absorbentes para personas con incontinencia urinaria

Los pañales absorbentes absorben y retienen la orina en su interior, protegiendo la piel y manteniendo seca la piel, la ropa y la cama. El tipo de pañal a utilizar debe variar según la persona mayor que la utilice y la cantidad de absorción que precise. Hay que consultar a su médico/a, enfermero/a o farmacéutico/a.

 

 

Tipos de pañales:

Tipos Absorción Indicación Subtipos
Compresas/funda (no financiados) + 600ml Incontinencia ligera Para mujeres: ligeramente mayor que una compresa
Para hombres: fundas en el pene
Día 600-900ml Incontinencia leve-moderada Rectangular (talla única)
Anatómico (talla única) + mallas (varias tallas)
Anatómico elástico
(talla pequeña)
Noche 900-1.200ml Incontinencia leve-moderada Anatómico (talla única) + malla (varias tallas)
Anatómico elástico (talla pequeña, mediana y grande)
Supernoche 1.200ml Incontinencia grave Anatómico (talla única) + malla (varias tallas)
Anatómico elástico (talla mediana y grande)

 

 

 

Cómo cambiar el pañal a personas “encamadas”:

  • Pañales absorbentes rectangulares y anatómicos:
    • Baje las mallas hasta las rodillas y, con el paciente recostado a un lado, retire el absorbente por la parte posterior.
    • Realice la higiene de la piel y coloque un absorbente nuevo, realizando la operación de atrás hacia delante.
    • Asegúrese de que la parte absorbente está en contacto con la piel.
    • Abra la parte trasera del absorbente y fíjela sobre las nalgas.
    • Suba la malla hasta cubrir la totalidad del absorbente y gire al paciente sobre su espalda.
    • Abra la parte delantera y fíjela al vientre con una mano mientras con la otra tira hacia arriba de la malla hasta cubrir totalmente el absorbente.

 

  • Pañales absorbentes elásticos o braga pañal:
    • Desajuste el absorbente y coloque a la persona mayor de lado. Retire el absorbente realice la higiene de la piel.
    • Gire a la persona dependiente hacia un lado y extienda el absorbente sobre la cama con los adhesivos hacia arriba.
    • Coloque a la persona sobre el absorbente boca arriba, asegurándose que la parte posterior queda a la altura de la cintura.
    • Pase la parte anterior entre las piernas, de forma que los elásticos queden ajustados en la entrepierna.
    • Sitúe la parte posterior sobre la anterior, abra los adhesivos y fíjelos.

 

¿Quieres lograr el Certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales para poder trabajar a partir del 1 de enero? Aquí tienes el curso que te permitirá conseguirlo y dedicar tu carrera profesional a este campo.

 

cuestionario

Qué son las escalas para valorar la función cognitiva del usuario y qué tipos existen

La prevalencia de deterioro cognitivo en el anciano es alta (un 20 por ciento en los mayores de 80 años), aunque varía en función de la población estudiada (siendo mayor en residencias asistidas y menor en pacientes que viven en el domicilio) y en función de la metodología empleada en el estudio.

cuestionario

La importancia del deterioro cognitivo viene dada no sólo por su elevada prevalencia, sino por la tendencia a la asociación con trastornos conductuales,  por la mayor utilización de recursos sociosanitarios, apareciendo durante su curso alguno de los principales síndromes geriátricos como inmovilidad, incontinencia, caídas, impactación fecal, UPP…

Conocer el grado de deterioro cognitivo nos permite:

  • Estimar la calidad de la información que aporta el paciente sobre sí mismo y su enfermedad.
  • Valorar su capacidad para comprender la información que recibe.
  • Detectar los cambios en el nivel cognitivo a lo largo del tiempo, lo cual influirá en las futuras decisiones diagnósticas, terapéuticas y de ubicación.

La entrevista clínica comienza desde el momento que el paciente entra por la puerta de la consulta, su forma de caminar, inestabilidad al sentarse, pasando por su atuendo, aseo personal, el tono y melodía de la voz, por quién viene acompañado, hasta la temperatura y fuerza de la mano cuando nos saluda.

Todo esto nos dará antes de comenzar la entrevista médica información muy valiosa sobre la situación mental y afectiva del paciente. Resulta conveniente, siempre que sea posible, completar la entrevista hablando por separado con el paciente y con la familia para contrastar la información.

A la hora de explorar la esfera cognitiva, debemos interrogar acerca de:

  • Nivel de escolarización, profesión.
  • Presencia de factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, fibrilación auricular).
  • Historia familiar de demencia.
  • Antecedentes psiquiátricos.
  • Consumo de fármacos y tóxicos.
  • Motivo de consulta, forma de inicio y evolución de los síntomas.
  • Orientación.
  • Quejas de deterioro de memoria.
  • Problemas en reconocimiento de familiares y amigos.
  • Lenguaje.
  • Capacidad de asbtracción/juicio.
  • Trastornos de conducta: delirios, agitación psicomotriz, alucinaciones, ritmo vigilia-sueño, hipersexualidad, vagabundeo, auto/heteroagresividad física y/o verbal…

La entrevista clínica se puede complementar de forma estructurada mediante test breves de cribado ya que aportan objetividad, facilitan la comunicación entre los diversos profesionales y, además, permiten cuantificar los cambios en el tiempo y la respuesta de tratamiento.

Para la valoración de la esfera cognitiva se cuenta con numerosos test, de los que se pueden destacar, por su amplia difusión, comodidad y sencillez de aplicación, los siguientes:

  • Cuestionario de Pfeiffer (SPMSQ).
  • Mini-Mental State Examination de Folstein (MMSE).
  • Mini- Examen Cognoscitivo de Lobo (MEC).
  • Test del reloj.
  • Set-Test.
  • Test de los siete minutos.

 

¿Sabes cómo hacerte con el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio? Es el título que necesitarás a partir del 1 de enero para poder trabajar con personas mayores o dependientes y nosotros te ayudamos a conseguirlo.

agua

Prevención de las úlceras por presión: higiene, incontinencia, nutrición o yatrogenia

Al hablar de las úlceras por presión ya hemos hecho hincapié tanto en qué son y su localización como en su prevención mediante la movilidad y la colocación de las almohadas para prevenirlas. Ahora te daremos varias indicaciones para evitar este problema en cuanto a higiene, incontinencia, nutrición, yatrogenia y otros cuidados.

agua

Recomendaciones de higiene:

  • Utilizar una esponjilla para cada parte del cuerpo.
  • Realizar una correcta higiene corporal mediante lavado con agua y jabón seguido de aclarado y perfecto secado (especial atención a los pliegues cutáneos).
  • No aplicar jabón en la úlcera.
  • Hidratación corporal con crema.
  • No masajear prominencias óseas.
  • No utilizar ningún tipo de alcoholes.
  • Si se hidrata con vaselina líquida, extenderla antes de secar al paciente.
  • No dar masajes intensos.

 

Recomendaciones sobre incontinencia:

  • Ante pérdidas involuntarias de orina es importante la valoración de la implantación de sonda o colector urinarios.
  • Con cada cambio de pañal, lavar e hidratar la zona.
  • Reeducación de esfínteres.

 

Recomendaciones de nutrición:

  • Valoración dietética: alimentación adecuada a su edad y patología.
  • Aporte de líquidos: mínimo 2 litros al día, si no existe contraindicación médica.
  • Administrar suplementos hiperprotéicos si no toma una dieta completa.
  • Dar suplementos minerales (zinc, hierro, cobre) y vitaminas (A, B, C).
  • Si presenta problemas en la deglución, emplear espesantes y gelatinas.

 

Recomendaciones sobre yatrogenia:

Son úlceras que se producen por el roce continuo de un recurso instrumental imprescindible para el tratamiento y/o diagnóstico.

Se debe tener especial cuidado con:

  • Nariz: cambiar diariamente apósito de fijación de SNG y mover apoyo en la mucosa gástrica.
  • Boca: por fijación de tubos endotraqueales realizar igualmente movilización.
  • Meato urinario: lesiones por sondaje vesical (hombres en prepucio y mujeres en labios vaginales); se deben cambiar los puntos de apoyo.
  • Muñecas, codos y talones: por sujeciones mecánicas. Proteger la piel.
  • Orejas: por gomillas de mascarilla de oxígeno, proteger del contacto directo utilizando gasas.
  • Pómulos: por gafas nasales, vigilar presión y movilizar.
  • Talones, piernas y tronco: por escayolas, proteger previamente la piel y vigilar.
  • Glúteos: debido a las cuñas, intentar mantenerlas el menor tiempo posible, no realizar arrastre.

 

Recomendaciones sobre protección de zonas de riesgo:

  • Las zonas más frecuentes de aparición de UPP son: sacro, glúteos, talones y trocánteres.
  • Colocar una almohada en los pies para q los talones queden al aire.
  • Los codos se protegerán con vendaje de algodón, procurando mantener los brazos en flexión anatómica.
  • Igualmente se realizará en los talones hasta el tobillo y dejando los dedos a la vista.
  • Utilizar placas de protección en sacro y trocánteres, además de los métodos de movilización e utilización de superficies de apoyo especiales para aliviar la presión.

 

Cuidados generales:

  • Identificar aquellos procesos que puedan incidir en el desarrollo de úlceras por presión:
    • Alteraciones respiratorias.
    • Alteraciones circulatorias.
    • Alteraciones metabólicas.
    • Alteraciones por tratamiento farmacológico:
      • Sedantes, pueden interferir en la movilidad.
      • Corticoides, que pueden actuar sobre los tejidos disminuyendo la resistencia e inhibiendo por lo tanto la cicatrización.
      • Citostáticos, debido al riesgo de necrosis asociado a la quimioterapia endovenosa.
    • Identificar y corregir cualquier déficit nutricional.
    • Asegurar un estado de hidratación adecuado.

 

No olvides que a partir del 1 de enero sólo podrán trabajar con mayores y personas dependientes aquellos que dispongan de un título oficial como el Certificado de profesionalidad. Llama al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

 

orientacion

Pautas para el cuidador de enfermos de Alzheimer: cambios en la conducta psicomotora

Cuando hablamos de las pautas que los cuidadores de enfermos de Alzheimer deben seguir las dividimos en varios sectores: trastornos de sueño o alimentación, trastornos perceptivos, etc. Esta vez nos referiremos a los cambios en la conducta psicomotora.  

orientacion

Vagabundeo

En ocasiones, el mayor con Alzheimer permanece andando durante mucho tiempo sin rumbo fijo y sin motivo aparente. Resulta casi imposible que se siente, pues volverá a levantarse, yendo de un lado para otro. Este tipo de conducta puede ser un problema cuando se produce en lugares inadecuados o existe un riesgo de caída o de fuga.

  • Posibles causas:
    • Necesidad de realizar una actividad física.
    • Expresión de una sensación de malestar, dolor, hambre, sed…
    • Necesidad de acudir al aseo.
    • Por desorientación: el enfermo no recuerda dónde se encuentra, se siente confuso, es la búsqueda interminable de “algo”·
  • Síntomas:
    • Deambulación sin objetivo ninguno.
    • Deambulación errante.
    • Desorientación.
  • Pautas a seguir:
    • Entorno físico seguro, sin barreras arquitectónicas.
    • Facilitarles un ejercicio físico regular controlado. Puede acompañar a su familiar a dar paseos al aire libre o incluso realizar una sencilla tabla de gimnasia. Mantener una rutina activa, ya que es primordial que realicen todos los días las mismas actividades, a la misma hora y en los mismos lugares. Esto les proporcionará seguridad.
    • Proporcionar orientación frecuente. Utilizar señales de orientación (con letras o dibujos en las diferentes habitaciones de la casa).
    • Ejercicios de orientación a la realidad.
    • Cambios graduales.
    • Evitar cambios de domicilio.
    • Evitar viajes innecesarios.
    • Usar tarjetas con instrucciones.
    • Proteger el hogar con cerraduras y sistemas de seguridad. Usar brazaletes identificadores, por si llegara a perderse.
    • Presencia de la persona cuidadora.

Programe una actividad de paseo o de ejercicio diario y evite el riesgo de fugas con un sistema de seguridad en el hogar.

 

Agitación y agresividad

El enfermo con demencia puede volverse agresivo  con las personas más cercanas sin motivo aparente. Este comportamiento puede desencadenarse por:

  • Posibles causas:
    • Sentimientos de frustración o inutilidad al no poder realizar las actividades más básicas.
    • Dolor oculto.
    • Cambios en la rutina cotidiana.
    • Efectos de alguna medicación.
  • Síntomas:
    • Actividad física (golpes, patadas…).
    • Actividad verbal (insultos).
    • Actividad facial (gestos).
    • Gritos, discusiones.
  • Pautas a seguir:
    • Nunca gritarles o regañarles.
    • Intervenir pronto.
    • Prevenir las situaciones que desencadenan el problema.
    • Comunicación no verbal positiva: voz suave, de frente y sin posturas amenazantes.
    • Distracción: dirigir la atención del enfermo hacia otras cosas. Hablarle de cualquier tema de forma tranquila a fin de distraerle.
    • Prudencia con las contenciones físicas.
    • Explicarles las actividades que se van a hacer y darles tiempo.
    • Refuerzo positivo ante conductas aceptables.
    • Asegurar la seguridad de la persona en situación de dependencia y de la persona cuidadora.
    • Consultar con el médico, puede ser conveniente revisar la medicación.

No pierda la calma ni utilice la medicación como primera medida.

 

¿sabes lo que pasará a partir del 1 de enero de 2016? Necesitarás un título oficial para poder trabajar con personas mayores o dependientes. Llama al 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas sobre cómo conseguir el Certificado de profesionalidad.

girar

¿Cómo es el procedimiento para girar al paciente en la cama?

Una de las tareas diarias con las que se encuentran los profesionales de atención sociosanitaria es con personas mayores o dependientes que no pueden levantarse de la cama. Aquí te contamos el procedimiento para girar a estos pacientes sin que tengan que salir de la cama.

 

 

Lo primero que debemos hacer es afianzar nuestra intervención asegurándonos de que no se produzca ninguna caída y lo haremos con el uso de barandillas en el lado de la cama hacia el que se va a llevar a cabo el giro.

Nos podemos encontrar con dos situaciones:

A) Cuando el enfermo presenta cierta movilidad y es colaborador

Le indicaremos:

  • Que doble las rodillas y apoye los pies sobre la cama.
  • Que incline las piernas hacia el lado al que se va a realizar el giro.
  • Que levante las manos estirando los codos al mismo tiempo.
  • Finalmente que gire la cabeza y los brazos hacia ese mismo lado.

 

 

B) Cuando el enfermo está más incapacitado

El cuidador debe ayudarle a realizar el giro, colocándose en el lado opuesto de la cama al que se va a realizar el mismo, manteniendo sus piernas flexionadas y la espalda recta.

  • Previamente (cuando se hace la cama) se ha colocado una sábana entremetida.
  • Desplazaremos al enfermo con ayuda de la sábana entremetida hacia el lado contrario al giro.
  • Colocamos el brazo del enfermo más alejado del cuidador en ligera flexión, a la altura del hombro, sobre la almohada; y el otro brazo sobre su tórax.
  • Doblaremos las rodillas del enfermo intentando apoyar los talones sobre la cama.
  • A continuación, procederemos a apoyar nuestra mano sobre su hombro y la otra mano, sobre la cadera del enfermo más cercana a nosotros, realizando el giro.
  • Una vez de lado, nos aseguraremos de que la persona está estable en la cama, colocándole una almohada entre las piernas y otra delante del tórax apoyando el brazo sobre la misma.

 

Si te gusta trabajar con personas mayores o dependientes y quieres dedicar tu carrera profesional a este mundo necesitarás un título oficial como el Certificado de profesionalidad a partir del 1 de enero de 2016. Llama al teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

 

auxilios

El profesional de atención sociosanitaria: competencias y responsabilidades en el área de primeros auxilios y psicosocial

La figura del profesional de atención sociosanitaria es vital en los centros para personas mayores y / o dependientes. Si en el pasado hemos repasado sus competencias y responsabilidades en áreas tan diversas como el de la salud, la medicación o el traslado y la movilización, esta vez analizaremos el área de los primeros auxilios y el del apoyo psicosocial.

auxilios

Competencia y responsabilidades en el área de los primeros auxilios:

El profesional en atención sociosanitaria deberá realizar la primera intervención de auxilio, el aviso a los profesionales sanitarios y la ejecución de pautas de intervención establecidas por los profesionales del equipo interdisciplinar y por los protocolos y programas del centro.

Estas tareas son:

  • Aplicar medidas de protección, aviso y socorro (PAS) y realizar valoraciones primarias (reanimación cardio-respiratoria o RCP) y secundarias (lesiones).
  • Conocer y aplicar el Plan de Emergencias del centro.
  • Apoyar y ejecutar medidas de prevención, desalojo y evacuación en incidentes.

 

Competencia y responsabilidad en el área de apoyo psicosocial:

El profesional en atención sociosanitaria atiende a las personas usuarias y a sus familiares, colaborando en la integración de éstos en la vida del centro, cumpliendo con las pautas marcadas por la dirección y el plan funcional del centro.

Acompaña a los usuarios en las salidas que deban realizar para citas médicas, excursiones, gestiones, etc.

Concretamente, las tareas en esta área serían las siguientes:

  • Ingreso o alta hospitalaria:
    • Colaborar en realización de la recepción del residente: acogida y ubicación.
  • Atención al usuario:
    • Facilitar la distracción del usuario, promover su actividad y contribuir a que se sienta útil.
    • Apoyar en la motivación y estimulación de la colaboración del residente en las actividades propuestas.
    • Facilitar actividades de distracción y ocupación en grupos de usuarios.
  • Sexualidad:
    • Dar información, identificar y facilitar respuestas ante necesidades de relación sexual, siguiendo indicaciones de los correspondientes profesionales del equipo.
  • Muerte y duelo:
    • Colaborar en proporcionar los cuidados establecidos a la persona en situación terminal.
    • Colaborar en proporcionar los cuidados indicados a la familia de la persona en situación terminal.
    • Colaborar en la preparación del difunto.

 

¿Ya tienes el título oficial que te permitirá dedicar tu carrera profesional a este campo? A partir del 1 de enero de 2016 será obligatorio. Llama al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas para que puedas conseguir el Certificado de profesionalidad.

cepillo

¿Qué productos de apoyo existen para peinarse, cortarse las uñas y lavarse el pelo?

Las tareas de la vida diaria son, en muchos casos, un problema continuo para las personas mayores o dependientes, por lo que es bueno conocer otras posibilidades para solventarlos. En este caso nos fijaremos en aquellos productos de apoyo que simplifican acciones diarias como las de peinarse, cortarse las uñas o lavarse la cabeza.

cepillo
Peinarse

La realización de esta tarea requiere movilidad en la articulación del hombro, codo y capacidad de agarre en la mano.

  • Si existen limitaciones en la articulación del hombro, los peines o cepillos con mango largo curvado o angulado, permiten peinarse flexionando el codo pero sin elevar el hombro. En muchos casos es más fácil si se apoya el codo en una superficie que esté a una altura que no obligue a flexionar el tronco.
  • Si hay dificultades de agarre, conviene engrosar el mango.

 

Cortarse las uñas

Tarea que requiere buena coordinación de ambas manos, buena visión, y en el caso de las uñas de los pies, alcance suficiente.

  • Para dar mayor apoyo, sobre todo si existen temblores o falta de coordinación, se pueden utilizar cortaúñas fijados a la mesa (el antebrazo y mano de las uñas a cortar se apoyan en la mesa y con la otra mano se presiona la palanca del cortaúñas).
  • Si hay limitaciones visuales, existen cortaúñas que disponen de lupa y luz incorporada.
  • Para facilitar el alcance a los pies, la tarea debe hacerse sentado, colocando el pie en una superficie más alta y utilizar cortaúñas o, en algunos casos, tijeras de mango largo; éstas no deben utilizarse cuando no hay buena coordinación o buena visión, por el peligro de cortar la piel al hacerlo a mucha distancia.

 

Lavarse el pelo

Es una actividad que requiere buena movilidad de la articulación de los hombros, codos y manos.

  • Cuando hay limitaciones articulares, falta de fuerza o dolor en las articulaciones de los hombros, codo o muñeca, se pueden utilizar cepillos de mango largo especiales para frotar la cabeza. Es aconsejable realizar el lavado de cabeza sentado, aprovechando el momento de la ducha.
  • Si es necesaria la ayuda de otra persona, existen productos para utilizar en la cama o en la silla, que tienen una escotadura para el cuello y un canal de desagüe. Los que se apoyan en el respaldo de la silla, pueden desaguar en el lavabo. Otros disponen de una base similar a un trípode que apoya en el suelo.

 

¿Conoces nuestros cursos para conseguir el Certificado de profesionalidad? Con este título oficial podrás trabajar con personas mayores o dependientes a partir del 1 de enero.

ficheros

Así se hace un protocolo de lesiones por presión en un centro de atención sociosanitaria

Dentro de las directrices de los centros residenciales no pueden faltar los protocolos que rigen el día a día de sus mayores. Pueden ser de muchos tipos (atención de incontinencias, adaptación a un centro, etc.) o, como en este caso, un protocolo de lesiones por presión. 

ficheros

  1. Definición: protocolo de lesiones por presión.

 

  1. Objetivo:

– Prevenir la aparición de la lesión.

– Curar la lesión producida.

 

  1. Población a quién va dirigido:

– Residentes de riesgo.

– Residentes con lesiones.

 

  1. Profesionales implicados: especificar el personal de atención directa de los diferentes turnos, diplomados en enfermería, médico, auxiliares, cuidadores…

 

  1. A) Descripción de la actuación:
  1. Detectar el residente de riesgo: con alteraciones en su movilidad, incontinencias y alteraciones nutritivas.
  2. Medidas de prevención: cambios posturales o movilizaciones, correcta atención e higiene de las incontinencias, dietas hiperproteicas, higiene e hidratación de la piel. Ayudas técnicas para retrasar la aparición (colchón de aire, cojín antiescaras…).
  3. Detectar la lesión: revisar el estado de la piel del residente en el momento de la higiene y comunicar los cambios de coloración observados.
  4. Lesión por presión: tratamiento o actuación de los profesionales (mantener la herida limpia, evitar una infección, colocar cojines, rodillos, toallas, etc.).
  5. Hacer constar de forma explícita qué profesional ha de actuar en cada etapa del proceso, según el organigrama del centro.

 

  1. B) Registros: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo, especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas. Se recomienda un registro paralelo de las curas con identificación del personal que interviene.

 

  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de su funcionamiento y firma de las personas que los han elaborado.

 

  1. Fecha de revisión y firma: la revisión se llevará a cabo en la fecha prevista o antes si se estima conveniente. Tendrán que constar los profesionales que lo han revisado tanto si hay modificaciones como si no (si es posible, que sean los mismos que lo han elaborado), fecha y firma.

 

Registro de lesiones por presión

Según el artículo 18.10 del Decreto 284/96, modificado por el Decreto 176/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro de residentes con lesiones por presión, con indicación de la causa originaria, el tratamiento, la fecha de aparición y la fecha de curación.

Contenido mínimo:

  1. Identificación del residente.
  2. Causa de la lesión.
  3. El tratamiento (temporalidad de las curas a realizar y horario).
  4. Fecha de aparición.
  5. Identificación del profesional que efectúa la cura.
  6. Fecha de curación.
  7. Dibujo para localizar la lesión (o localización de la lesión).

 

Ya sabes que para poder trabajar en un centro de atención sanitaria a partir del 1 de enero de 2016 será obligatorio disponer de un título oficial. En Más Que Mayores te damos todas las facilidades para conseguir el Certificado de profesionalidad: infórmate cómo hacerlo.

residencia

Qué servicios tienen los centros residenciales para personas mayores y a quién benefician

Ya hemos hablado anteriormente sobre qué son y qué objetivos tienen los centros residenciales para personas mayores. Ahora profundizaremos en los servicios que ofrecen este tipo de instituciones y quiénes son las personas que se pueden beneficiar de ellos.

residencia

Las personas mayores pueden disfrutar de dos tipos de estancias en los centros residenciales:

  • Estancias permanentes: los beneficiarios residen de forma permanente e indefinida y reciben todos los servicios que ofrece cada centro.
  • Estancias temporales: tendrán una duración máxima de tres meses para las personas mayores dependientes que reciben todos los servicios del centro durante su estancia. Los residentes pueden beneficiarse de estas estancias por descanso del cuidador o familiar, convalecencia de una enfermedad…

 

Servicios:

  • Hoteleros: alojamiento, habitaciones personalizadas, comedores, dietas adecuadas…
  • Lavandería: limpieza de ropa personal.
  • Limpieza de las instalaciones.
  • Mantenimiento.
  • Servicio telefónico.
  • Custodia de propiedades personales.
  • Cafetería.
  • Transporte.
  • Cuidados personales y atención personalizada.
  • Valoración con plan de atención individualizado.
  • Actividades de la vida diaria: higiene personal, aseo y vestido; estética del usuario, servicio de peluquería; apoyo para la movilización; alimentación; administración de medicación; atención nocturna.
  • Manejo de trastornos de comportamiento.
  • Ayuda para actividades instrumentales: ayudas técnicas, gestiones personales…
  • Sanitarios: atención médica, enfermería 24 horas, fisioterapia…
  • Psicosociales: atención social, terapia ocupacional, voluntariado y atención psicológica.
  • Servicio de información / atención y participación al usuario y la familia.

 

Beneficiarios:

Podrán ser beneficiarios las personas que reúnan los requisitos siguientes, entre otros:

  • Haber alcanzado la edad de 60 años.
  • No padecer enfermedad infectocontagiosa o enfermedad clínica que requiera atención imprescindible en centro hospitalario.
  • No padecer trastornos mentales graves que puedan alterar la normal convivencia en el centro, ni demencia senil avanzada que requiera tratamiento en un centro psiquiátrico.
  • Haber obtenido, conforme al baremo en vigor, la puntuación exigida en cada momento para el ingreso en la residencia solicitada.

Podrán adquirir la condición de residente en el centro residencial el cónyuge o pareja del beneficiario, aunque éstos no hayan alcanzado la edad de 60 años.

 

Si te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes necesitas el Certificado de profesionalidad o un título oficial que te permite desarrollar tu carrera en este campo. Nosotros te ayudamos a conseguirlo con nuestros cursos online.