Legal

ficheros

Así se hace un protocolo de lesiones por presión en un centro de atención sociosanitaria

Dentro de las directrices de los centros residenciales no pueden faltar los protocolos que rigen el día a día de sus mayores. Pueden ser de muchos tipos (atención de incontinencias, adaptación a un centro, etc.) o, como en este caso, un protocolo de lesiones por presión. 

ficheros

  1. Definición: protocolo de lesiones por presión.

 

  1. Objetivo:

– Prevenir la aparición de la lesión.

– Curar la lesión producida.

 

  1. Población a quién va dirigido:

– Residentes de riesgo.

– Residentes con lesiones.

 

  1. Profesionales implicados: especificar el personal de atención directa de los diferentes turnos, diplomados en enfermería, médico, auxiliares, cuidadores…

 

  1. A) Descripción de la actuación:
  1. Detectar el residente de riesgo: con alteraciones en su movilidad, incontinencias y alteraciones nutritivas.
  2. Medidas de prevención: cambios posturales o movilizaciones, correcta atención e higiene de las incontinencias, dietas hiperproteicas, higiene e hidratación de la piel. Ayudas técnicas para retrasar la aparición (colchón de aire, cojín antiescaras…).
  3. Detectar la lesión: revisar el estado de la piel del residente en el momento de la higiene y comunicar los cambios de coloración observados.
  4. Lesión por presión: tratamiento o actuación de los profesionales (mantener la herida limpia, evitar una infección, colocar cojines, rodillos, toallas, etc.).
  5. Hacer constar de forma explícita qué profesional ha de actuar en cada etapa del proceso, según el organigrama del centro.

 

  1. B) Registros: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo, especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas. Se recomienda un registro paralelo de las curas con identificación del personal que interviene.

 

  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de su funcionamiento y firma de las personas que los han elaborado.

 

  1. Fecha de revisión y firma: la revisión se llevará a cabo en la fecha prevista o antes si se estima conveniente. Tendrán que constar los profesionales que lo han revisado tanto si hay modificaciones como si no (si es posible, que sean los mismos que lo han elaborado), fecha y firma.

 

Registro de lesiones por presión

Según el artículo 18.10 del Decreto 284/96, modificado por el Decreto 176/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro de residentes con lesiones por presión, con indicación de la causa originaria, el tratamiento, la fecha de aparición y la fecha de curación.

Contenido mínimo:

  1. Identificación del residente.
  2. Causa de la lesión.
  3. El tratamiento (temporalidad de las curas a realizar y horario).
  4. Fecha de aparición.
  5. Identificación del profesional que efectúa la cura.
  6. Fecha de curación.
  7. Dibujo para localizar la lesión (o localización de la lesión).

 

Ya sabes que para poder trabajar en un centro de atención sanitaria a partir del 1 de enero de 2016 será obligatorio disponer de un título oficial. En Más Que Mayores te damos todas las facilidades para conseguir el Certificado de profesionalidad: infórmate cómo hacerlo.

terapia

Programas de atención a la dependencia: directos e indirectos

El objetivo de atención a la dependencia de toda institución en su organización es cubrir las necesidades de los usuarios con la mejor atención posible, proporcionando los tratamientos y terapias adecuadas, a través de los programas más eficaces. Se desarrollarán diferentes programas, que pueden ser directos (están dirigidos específicamente al usuario) o indirectos (en los que intervienen sobre factores relacionados con el usuario).

 terapia

Programas directos

Aquellos que intervienen directamente sobre la persona dependiente:

Objetivos de los programas directos:

  • Proporcionar una atención adecuada a las necesidades físicas, psicológicas y sociales del usuario.
  • Lograr la adaptación del usuario al medio residencial y potenciar su relación social dentro del centro.
  • Potenciar su nivel de autonomía.

 

Los programas directos pueden dividirse en 3 categorías:

  • Programas de atención directa: incluye todas las atenciones relacionadas con las actividades de la vida diaria (AVD) de los usuarios. Supervisar, ayudar y asistir para la realización de las AVD. Programas de alimentación, de higiene o de acompañamiento y supervisión.
  • Programas de atención sanitaria: incluye los programas de atención médica, de enfermería, de fisioterapia y de terapia ocupacional. Programas de educación para la salud, programas de rehabilitación, programa de cuidados paliativos, programa de sujeciones y contención física…
  • Programas de atención psicosocial: abarcan las atenciones de tipo psicológico, social y sociocultural y educativo. Programas de intervención clínica (usuarios con trastornos conductuales) y programas de prevención y promoción de la salud.

 

Programas indirectos:

Son los orientados a los familiares, a los profesionales, al entorno… Sus resultados repercutirán en el enfermo, aunque no se trabaje con él directamente.

  • Programas orientados a los familiares: buscan la implicación de los más allegados en la vida del centro y en los órganos de participación de la institución, implicándolos en la atención de los usuarios. Las intervenciones van desde las terapias grupales y de autoayuda hasta los servicios de información y asesoramientos, programas de formación para el cuidado del usuario o para el manejo del estrés, etc.
  • Programas orientados a los profesionales: persiguen conseguir la satisfacción laboral de los expertos, motivar, potenciar el trabajo en equipo y favorecer la formación permanente y continuada. Para ello proporciona recursos y potencia el intercambio de habilidades y conocimientos profesionales.
  • Programas orientados a la comunidad que buscan crear entornos sin barreras, así como conseguir la apertura a la gente que los rodea.

 

Este mes de diciembre comienzan los cursos que otorgarán el Certificado de profesionalidad, el título necesario para poder orientar tu carrera profesional hacia este campo. Infórmate en el teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

 

Tipos_Camas

¿Sabes qué tipos de camas hospitalarias existen y sus características?

Las camas hospitalarias tienen sus propias características, ya que deben servir a los pacientes que se encuentran en sus instalaciones: son metálicas y de color claro, fácilmente lavables y la mayoría poseen ruedas y sistemas de frenado. Además, tienen el somier articulado y dividido en 3 segmentos.

 

Tipos_Camas

En la actualidad son eléctricas y poseen un mando que permite colocarla en diferentes posiciones.

Emplazamiento:

  • Debe ser aquel que permita acceder por tres lados de la misma.
  • Distancia de 120 centímetros entre cama y cama.
  • Y de 112 centímetros a la pared (preferentemente la cabecera contra la pared).

El colchón: puede ser de una pieza o segmentado y debe estar protegido por una funda.

 

¿Te gustaría trabajar en un centro de atención sociosanitaria? Sabes que desde el 1 de enero, las empresas sólo contratarán a aquellas personas que dispongan de un título oficial. En Más Que Mayores te facilitamos que puedas acceder al Certificado de profesionalidad gracias a estos cursos.

medicinas

El profesional de atención sociosanitaria: competencias y responsabilidades en el área de la medicación

Hemos visto en el pasado cómo los profesionales de atención sociosanitaria tienen competencias y responsabilidades en campos tan dispares como el de la alimentación, la higiene y el aseo o la limpieza y el mantenimiento. Esta vez profundizaremos en todo aquello que tiene que ver con la medicación.

medicinas

El profesional de atención sociosanitaria ejecutará acciones de administración, control y seguimiento de la medicación farmacológica prescrita por los profesionales sanitarios y que correspondan a su nivel de formación y preparación técnicas.

Éstas son las funciones principales:

  • Vigilar que los usuarios tomen la medicación asignada adecuadamente; en caso de que esto no ocurriera, avisar al personal de enfermería.
  • Colaborar en el control y seguimiento del cumplimiento de los tratamientos.
  • Colaborar en la administración de medicamentos tanto por vía oral como por vía rectal, siempre bajo la supervisión y según las indicaciones del personal de enfermería.
  • Se excluye la colaboración cuando la administración se ejecuta por vía parenteral o si el procedimiento o material utilizado para la administración es delicado. El V Convenio colectivo marco de la promoción de la autonomía personal indica que el personal de atención directa podrá “utilizar la vía subcutánea para administrar insulina y heparina a los usuarios siempre que la dosis y el seguimiento del tratamiento se realice por el personal médico o de enfermería”.
  • Administrar oxigenoterapia a los residentes que lo necesiten a través de mascarillas o gafas y siguiendo las pautas establecidas por el personal médico del centro.

 

¿Te gustaría dedicarte a trabajar con personas mayores o dependientes? Sabes que muy pronto será necesario disponer de un título oficial para poder hacerlo y en Más Que Mayores tenemos los cursos necesarios para que lo consigas. El Certificado de profesionalidad es el título que te permite orientar tu carrera profesional hacia el mundo que siempre has deseado.

pañal

¿Cómo son los protocolos de atención de incontinencias?

La dirección de los centros residenciales está obligada a dibujar los protocolos que dirigen el día a día de sus mayores. Pueden ser de muchos tipos (preingreso, adaptación, higiene, caídas, etc.) o, como en este caso, un protocolo de atención de incontinencias. 

pañal

Protocolo de atención de incontinencias:

  1. Definición: protocolo de atención de incontinencias
  1. Objetivo:

– Establecer los pasos a seguir para que los usuarios del centro sean atendidos correctamente con actividades de prevención, detección y mejora de las incontinencias.

– Mantener al residente seco y limpio para evitar lesiones cutáneas, reconocer posibles incontinencias reversibles y tratar a cada residente con el método más idóneo.

  1. Población a quién va dirigido:

– El cien por cien de los residentes.

– Actividades de prevención para los continentes.

– Actividades para la mejora de los incontinentes.

 

  1. Profesionales implicados: el personal de atención directa de los diferentes turnos, diplomados en enfermería, técnicos de atención sociosanitaria.

 

  1. A) Descripción de la actuación:
  1. Respetar siempre la intimidad del residente: en el cambio del pañal y en su higiene.
  2. Valorar los hábitos de eliminación de cada residente.
  3. Mantener una higiene correcta de la zona.
  4. Utilizar adecuadamente el sistema adoptado: educación vesical, pañales, sondas vesicales…
  5. Hacer constar de manera explícita qué profesional es el responsable en cada etapa del proceso, según el organigrama del centro.

 

  1. B) Registros: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo, especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas.

 

  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de su funcionamiento y firma de quienes lo han elaborado.

 

  1. Fecha de revisión y firma: la revisión se llevará a cabo en la fecha prevista o antes si se estima conveniente. Tendrán que constar los profesionales que lo han revisado tanto si hay modificaciones como si no (si es posible, que sean los mismos que lo han elaborado), fecha y firma.

 

Registro de incontinencias

Según el artículo 18.10 del decreto 284/96, modificado por el Decreto 176/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro de residentes con incontinencia de esfínteres y la medida tomada o dispositivo idóneo para su correcta atención.

Contenido mínimo:

  1. Identificación del usuario.
  2. Calendario y horario.
  3. Identificación de quién efectúa el cambio del pañal, de la sonda vesical, del colector, etc., o de quién hace la educación vesical.

 

¿Conoces nuestras ofertas en cursos de formación? Puedes conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales por sólo 104 euros al mes.

cursosMQM

Si no consigues ya el Certificado de profesionalidad te puedes quedar en paro el 1 de enero

El Gobierno ya ha tomado una decisión sobre el futuro del personal de atención sociosanitaria. El titular es que se amplía el plazo para conseguir el reconocimiento oficial hasta el 31 de diciembre de 2017, pero ese dato tiene truco: desde el próximo 1 de enero sólo podrán seguir trabajando hasta entonces aquellas personas que estén inmersos en un proceso para lograr la acreditación profesional.

cursosMQM

Caso 1: ¿qué pasa si estoy trabajando en este momento?

El BOE, en su edición del lunes 16 de noviembre de 2015, asegura que “Hasta que finalice dicho plazo la falta de acreditación no tendrá efectos sobre los trabajadores que estén participando en estos procesos, o en un programa formativo que le habilite para el desempeño de estas categorías profesionales, ni sobre las empresas o entidades prestadoras de la atención, ni afectará a las Administraciones Públicas, hasta la finalización de los procedimientos de acreditación, garantizando de este modo la estabilidad en el sector”.

Esto significa que aquellas personas que aún no tengan el título reconocido pero que estén inscritas en alguno de los cursos que permiten conseguir el Certificado de profesionalidad no tendrán problemas para seguir trabajando en su empresa

 

Caso 2: ¿qué ocurre si estoy en paro?

Si no comienza a trabajar antes del 1 de enero de 2016 no podrá hacerlo ya hasta que consiga el Certificado de profesionalidad. Eso hace que la mejor opción sea apuntarse lo más rápido posible a alguno de los cursos que se ponen en marcha próximamente para lograr el título cuanto antes y poder volver a trabajar en el sector.

 

Caso 3: ¿qué sucede si tengo un contrato temporal?

En este caso lo más importante es apuntarse cuanto antes a algún proceso formativo que te permita lograr el Certificado de profesionalidad porque el problema llegará cuando se termine el contrato: no se le volverá a renovar hasta que consiga el título oficial.

 

Caso 4: los mayores de 55 años

El Gobierno ha hecho un guiño a las personas que hayan cumplido los 55 años cuando termine el año 2015. En estos casos, quienes “…acrediten una experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en esas categorías profesionales en los últimos 10 años, quedarán habilitadas de forma excepcional en la categoría que corresponda”.

 

Tenemos cursos para que consigas el título rápida y fácilmente

En Más Que Mayores estamos muy pendientes de toda esta problemática y trabajamos para que puedas conseguir cuanto antes el título correspondiente. Por eso, tenemos dos cursos preparados que van a comenzar muy pronto.

 

El 21 diciembre arranca el curso que permitirá conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio, un curso al que puedes apuntarte hasta el 4 de diciembre y que te permitirá conseguir el título necesario por sólo 136 euros al mes.

 

Por otra parte, el 28 de diciembre comienza el curso que otorgará el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales. Tienes hasta el 11 de diciembre para apuntarte y puedes hacerlo llamando al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

2
centro

¿Sabes en qué consisten los centros especiales de empleo?

Un Centro Especial de Empleo es una empresa que, mediante la realización de un trabajo productivo y la participación regular en las operaciones del mercado, tiene por finalidad el asegurar un empleo remunerado y la prestación de servicios de ajuste personal y social a sus trabajadores discapacitados, a la vez que han de constituir un medio de integración del mayor número de estos trabajadores al régimen de trabajo normal.

Objetivos

Los Centros Especiales de Empleo persiguen:

  • Asegurar un empleo remunerado a sus trabajadores discapacitados.
  • Prestar servicios de ajuste personal y social a dichos trabajadores.
  • Facilitar la integración de los mismos en el mercado ordinario de trabajo.

 

Características

Los Centros Especiales de Empleo pueden ser creados tanto por las administraciones públicas, bien directamente o en colaboración con otros organismos, como por entidades o por cualquier persona física o jurídica o comunidad, que tengan capacidad jurídica y de obrar para ser empresarios y, en consecuencia, puedan contratar a trabajadores conforme a la legislación laboral aplicada.

Para la creación de un centro especial de trabajo se requiere su inscripción en el registro de Centros Especiales de Empleo, dependiente de la Dirección General de Trabajo e Inmigración.

Al menos el 70 por 100 de su plantilla tiene que estar formada por trabajadores con un grado de discapacidad de un 33% igual o superior.

Son concebidos como un medio de integración para personas con discapacidad en el mercado laboral.

 

Beneficiarios o usuarios

Sus beneficiarios son trabajadores minusválidos físicos, psíquicos y sensoriales con posibilidad de integración real y capacidad de trabajo.

Los beneficiarios deben cumplir los siguientes requisitos/obligaciones:

  • Deberán tener una minusvalía igual o superior al 33 por 100 y una disminución de su capacidad de trabajo al menos igual o superior a dicho porcentaje.
  • Deberán de estar inscritos en la oficina de empleo correspondiente.
  • Antes de ser contratados, los equipos multiprofesionales comprobarán la adecuación al puesto de trabajo de los trabajadores minusválidos, a requerimiento de la oficina de empleo.
  • La edad mínima es de 16 años.

 

¿Sabes que para poder trabajar con personas dependientes muy pronto necesitarás un título oficial? Llámanos al 918270540 y te atenderemos personalmente, resolviendo todas tus dudas y ayudándote a conseguir el Certificado de profesionalidad, lo que te permitirá dedicarte a este mundo.

leypreguntaweb

Catorce preguntas que debes saber responder sobre la Ley de dependencia

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Ley 39/2006 de 14 de diciembre, supone un gran avance en el Estado del Bienestar, pues establece un nuevo derecho ciudadano al garantizar la atención y el cuidado de las personas en situación de dependencia de toda España, a través del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

leypreguntaweb

Estará constituido por una red de centros y servicios, públicos y privados, que garantizará a las personas en situación de dependencia y a sus familias, unas prestaciones básicas que les permitan mejorar su calidad de vida.

 

1.- ¿Quién podrá beneficiarse de esta ley?

Para poder ser considerado beneficiario de los derechos que otorgará esta ley será necesario:

  • Ser español.
  • Residir en territorio nacional.
  • Ser declarado “dependiente” por el órgano evaluador de la Comunidad Autónoma a la que se pertenezca.

 

2.- ¿Qué es “dependencia” según la Ley?

Dependencia es la situación permanente en la que se encuentran las personas que precisan ayudas importantes de otra u otras personas para realizar actividades básicas de la vida diaria. Para ser legalmente reconocido como una persona que se encuentra en situación de dependencia será necesario seguir un proceso fijado en la Ley.

 

3.- ¿Qué son las actividades básicas de la vida diaria?

Son las tareas más elementales de la persona, tales como:

  • El cuidado personal.
  • Las actividades domésticas básicas.
  • La movilidad esencial.
  • El reconocer personas y objetos.
  • Orientarse.
  • Entender y realizar tareas sencillas.

 

4.- ¿De qué tipo de prestaciones se podrán beneficiar las personas con dependencia?

 Las personas que sean declaradas dependientes, podrán recibir:

  • Directamente una serie de servicios, prestados a través de la red pública

de Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, mediante centros y

servicios públicos o privados concertados.

  • De no ser posible la atención mediante un servicio, se podrá recibir una

prestación económica de carácter periódico. Deberá estar vinculada a la

adquisición de un servicio.

  • Con carácter excepcional, se podrá recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales, como pueden ser los familiares de la persona dependiente.

 

5.- ¿De qué servicios se podrá beneficiar la persona con dependencia?

El Catálogo de servicios incluye:

  • Servicios de Prevención de las situaciones de dependencia.
  • Servicio de Teleasistencia.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio, entre lo que se incluye:

o Atención de las necesidades del hogar.

o Cuidados personales.

  • Servicio de Centro de Día y Noche, que puede ser:

o Centro de Día para mayores.

o Centro de Día para menores de 65 años.

o Centro de Día de atención especializada.

o Centro de Noche.

  • Servicio de Atención Residencial que comprende:

o Residencias de personas mayores en situación de dependencia.

o Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad.

 

6.- ¿ De qué prestaciones económicas se pueden beneficiar?

Fundamentalmente van a ser dos:

  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales excepcionalmente, siempre que se den las condiciones adecuadas y lo establezca su Programa Individual de Atención, lo recibirá el dependiente para ser atendido por cuidadores no profesionales.
  • Prestación económica vinculada al servicio, se otorgará únicamente cuando no sea posible el acceso a un servicio de atención y cuidado.

 

7.- ¿ Cómo se valorará el grado de dependencia de cada persona?

Las situaciones de dependencia se clasificarán en tres grados:

  • Grado I: dependencia moderada. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día.
  • Grado II: dependencia severa. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador.
  • Grado III: gran dependencia. Personas que necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona.

 

8.- ¿ Cómo se reconocerá la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones?

El procedimiento será :

  • Inicio: la propia persona que pueda ser declarada dependiente, o su representante, deberá solicitar el inicio del procedimiento.
  • El órgano competente en la Comunidad Autónoma realizará una valoración (teniendo en cuenta informes sobre su salud y entorno) y emitirá una resolución con el grado y nivel de dependencia, especificando los cuidados que la persona pueda requerir.
  • En ese momento se establecerá un Programa Individual de Atención para la persona dependiente.

 

9.- ¿ El grado o nivel de dependencia puede ser revisado?

, será revisable a petición del interesado o sus representante. También puede ser revisado a instancia de las Administraciones Públicas.

Las causas para realizar una revisión son:

  • Mejoría o empeoramiento de la situación de dependencia
  • Error de diagnóstico o en la aplicación del correspondiente baremo.

 

10.- ¿ Qué es el “Programa Individual de Atención”?

El Programa Individual de Atención, se realizará en el proceso de reconocimiento de la situación de dependencia y determinará que servicios y/o prestaciones son más adecuados a cada persona dependiente.

Tendrá en cuenta:

  • El grado y nivel de dependencia que la resolución establezca en relación a esa persona
  • La opinión del propio usuario, o en su caso de su familia o entidades tutelares, sobre las posibles alternativas de intervención.

 

11.- ¿ El Programa Individual de Atención puede ser revisado?

, podrá ser revisado por:

  • Petición del interesado o sus representantes
  • De oficio, en la forma que determine la Comunidad Autónoma
  • Cambio de residencia a otra Comunidad Autónoma

 

12.- Una vez concedidas, ¿pueden ser modificadas las prestaciones?

Sí, pueden modificarse o incluso extinguidas por varias causas:

  • Por que la situación personal del usuario ha variado
  • Por que los requisitos establecidos para su conocimiento han variado
  • Por incumplir las obligaciones de la Ley

 

13.- ¿Cómo se financiará el Sistema?

Todas las administraciones contribuirán a la financiación del Sistema, de la siguiente forma:

– Administración General del Estado: financiará el nivel mínimo de protección garantizado para cada uno de los beneficiarios y por otro lado, suscribirá Convenios anuales o plurianuales con cada Comunidad Autónoma determinando las obligaciones asumidas por cada una de las partes para la financiación de servicios y prestaciones del Sistema.

  • La aportación de Cada Comunidad Autónoma será cada año, al menos, deberá ser igual a la de la Administración General del Estado en su territorio.
  • Los beneficiarios de las prestaciones participarán en la financiación de las mismas.

 

14.- ¿Cómo participarán los usuarios en la financiación?

Los beneficiarios participarán en la financiación de las prestaciones según el tipo y coste del servicio y según su capacidad económica. Es lo que vulgarmente se ha dado en denominar “copago”.

 

Hay que recordar que la Ley establece que ningún ciudadano quedará fuera de la cobertura del Sistema por no disponer de recursos económicos.

 

No olvides que si quieres cuidar de personas mayores o dependientes, muy pronto necesitarás disponer de un título oficial. Con este curso en Atención y Apoyo Psicosocial Domiciliario estarás un poco más cerca de conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que te permita enfocar tu carrera profesional a este campo.

rehabilitacion

¿Qué requisitos deben tener las unidades residenciales en el área de rehabilitación y terapia ocupacional?

Ya hemos visto anteriormente que las unidades residenciales necesitan cumplir requisitos en todos los frentes: tanto en el área residencial asistida, en el área de enfermería y la unidad de estancia de día o incluso en cuanto a basuras, lavandería y unidad morturia, por lo que ahora nos centraremos en las necesidades que se presentan en el ámbito del área de rehabilitación y terapia ocupacional.

 rehabilitacion

Área de rehabilitación:

Es la destinada a facilitar al usuario el nivel más alto posible de eficacia funcional en cada caso.

Condiciones mínimas de planta física y medios:

  • Constará de un local exclusivo, cuando el equipamiento necesario así lo aconseje para el desempeño de esta función, y deberá contar con espacio suficiente en relación al número de usuarios de la misma, en ningún caso inferior a 16 metros cuadrados.
  • La dependencia contará con ventilación suficiente y estará equipada con los aparatos apropiados a su función rehabilitadora.
  • Cuando los usuarios no residan en el centro, esta unidad estará dotada de vestuarios y aseos adecuados y separados por sexos.

Condiciones mínimas de funcionamiento:

  • Los tratamientos de rehabilitación deben ser prescritos y controlados por un médico y realizados por personal cualificado.
  • Existirá una ficha de tratamiento y evolución firmada por el médico responsable, que será incorporada a la ficha social.

 

Área de terapia ocupacional:

Será la destinada a la creación de hábitos laborales, formativos o socio-culturales de los usuarios de un centro de servicios sociales.

Condiciones mínimas de planta física y medios:

  • Constará de una sala polivalente con un mínimo de 16 metros cuadrados y espacio suficiente para el número de usuarios y la función a desempeñar.
  • Deberá contar, asimismo, con un terapeuta ocupacional o educador por cada quince usuarios.

 

¿Te gustaría desarrollar tu carrera en este ámbito profesional? Sabes que muy pronto necesitarás un título oficial para poder hacerlo, pero con este curso lograrás el Certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, imprescindible para poder trabajar con personas mayores y dependientes.

suelo

¿Qué debe contener un protocolo de caídas de usuarios en un centro de atención sociosanitaria?

Hemos hablado en el pasado de los protocolos que deben existir en todo centro de atención sociosanitaria. Son muy importantes los que tienen que ver con la llegada al centro del nuevo usuario, como los protocolos de preingreso, ingreso y adaptación, pero no debemos olvidar los que marcan las directrices en el día a día de los mayores.

suelo

Así es el protocolo que todo centro de atención sociosanitaria debe tener ante la posibilidad de una caída de un usuario: 

  1. Definición: protocolo de caídas.
  1. Objetivo:

– Prevenir las caídas.

– Atender a los residentes que han caído.

  1. Población a quien va dirigido:

– Residentes de riesgo.

– Residentes que ya han sufrido alguna caída.

  1. Profesionales implicados: concretar los profesionales que actuarán con este protocolo.
  1. Descripción de la actuación:
  1. Detectar al residente de riesgo (defectos visuales, auditivos, de equilibrio, trastornos en el caminar, causas medicamentosas…) y valorarlo según la escala de riesgo de caídas.
  2. Detectar factores de riesgo externos al residente (poca iluminación, mobiliario inadecuado, desorden, suelo resbaladizo, ropa y calzado inadecuado…).
  3. Concretar la actuación del profesional que observa la caída.
  1. Registro: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas.
  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de su funcionamiento y firma de los que lo han elaborado.
  1. Fecha de revisión y firma: la revisión se llevará a cabo en la fecha prevista o antes si ello fuera conveniente. Será necesario que consten los profesionales que lo han revisado tanto si hay modificaciones como si no (a ser posible tendrían que efectuarlo los mismos profesionales que lo elaboraron), fecha y firma.

 

Registro de caídas

Según el artículo 18.10 del Decreto 284/96, modificado por el Decreto 76/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro actualizado de caídas de los residentes con indicación de las circunstancias y sistema de prevención de estas.

Contenido mínimo:

  1. Nombre del residente.
  2. Fecha y hora de la caída.
  3. Lugar.
  4. Circunstancias.
  5. Consecuencias.
  6. Profesional que observa la caída.
  7. Sistema de prevención para evitar nuevas caídas.

 

Te gustaría trabajar en un centro de atención sociosanitaria? Con este curso en Apoyo en la organización de intervenciones en el ámbito institucional estarás un poco más cerca de conseguir el Certificado de profesionalidad, el título oficial que te permitirá trabajar en este campo de ahora en adelante.

ayudas

Ley de dependencia: servicios y prestaciones

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Ley 39/2006 de 14 de diciembre, garantiza a las personas dependientes una serie de servicios y prestaciones para poder facilitarles su día a día. Contestamos a las preguntas que te haces al enfrentarte a esta situación.

 ayudas

¿De qué tipo de prestaciones se podrán beneficiar las personas con dependencia?

 Las personas que sean declaradas dependientes, podrán recibir:

  • Directamente una serie de servicios, prestados a través de la red pública de Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, mediante centros y servicios públicos o privados concertados.
  • De no ser posible la atención mediante un servicio, se podrá recibir una prestación económica, de carácter periódico. Deberá estar vinculada a la adquisición de un servicio.
  • Con carácter excepcional, se podrá recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales, como pueden ser los familiares de la persona dependiente.

 

¿De qué servicios se podrá beneficiar la persona con dependencia?

El Catálogo de servicios  incluye:

  • Servicios de Prevención de las situaciones de dependencia.
  • Servicio de Teleasistencia.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio, entre lo que se incluye:
    • Atención de las necesidades del hogar.
    • Cuidados personales.
  • Servicio de Centro de Día y Noche, que puede ser:
    • Centro de Día para mayores.
    • Centro de Día para menores de 65 años.
    • Centro de Día de atención especializada.
    • Centro de Noche.
  • Servicio de Atención Residencial que comprende:
    • Residencias de personas mayores en situación de dependencia.
    • Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad.

 

¿De qué prestaciones económicas se pueden beneficiar?

Fundamentalmente van a ser dos:

  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales excepcionalmente. Siempre que se den las condiciones adecuadas y lo establezca su Programa Individual de Atención, lo recibirá el dependiente para ser atendido por cuidadores no profesionales.
  • Prestación económica vinculada al servicio: se otorgará únicamente cuando no sea posible el acceso a un servicio de atención y cuidado.

 

Una vez concedidas, ¿pueden ser modificadas las prestaciones?

Sí, pueden modificarse o incluso extinguidas por varias causas:

  • La situación personal del usuario ha variado.
  • Los requisitos establecidos para su conocimiento han variado.
  • Por incumplir las obligaciones de la Ley.

 

Si quieres trabajar con personas mayores o dependientes en el futuro, recuerda que necesitarás un título oficial. Con este curso en Apoyo Domiciliario y Alimentación Familiar estarás un poco más cerca de conseguir el Certificado de profesionalidad que te permitirá desarrollar tu carrera en este campo.

andador

Requisitos de las unidades residenciales: el área residencial asistida

Una unidad residencial asistida es el conjunto de locales destinado a los usuarios de centros de Servicios Sociales con internamiento, que precisan de silla de ruedas, muletas o andadores para su desplazamiento.

andador

Condiciones mínimas de planta física:

  • Las habitaciones constituirán un espacio de uso exclusivo para dormitorio, no siendo en ningún caso paso obligado a otras dependencias.
  • La entrada a cada dormitorio ha de efectuarse desde un espacio de uso común del centro.
  • Las puertas de paso, en esos locales, tendrán una anchura libre mínima de 0,72 metros.
  • Cada habitación tendrá un máximo de seis camas.
  • La superficie mínima de cada habitación será la que permita la fácil circulación por la misma de los residentes, quedando un paso mínimo de 0,8 metros para acceder a todos los elementos existentes en ella y permitiendo el correcto funcionamiento y apertura completa de todos ellos.
  • La superficie y disposición de cada habitación serán las necesarias para permitir la circulación y giro completo de una silla de ruedas en su interior, así como el acceso de la misma a todos los elementos del local.
  • Las camas de esta unidad serán fijas, no pudiendo incorporar a la misma las de tipo plegable, abatible, nido, sofá-cama, o similares.
  • Los elementos de cada cama estarán en buen estado y serán adaptados a la topología del usuario.
  • El equipamiento mínimo de cada habitación lo constituirá una silla, una mesilla con cajón y un armario individual, de capacidad suficiente y con llave, por cada cama.
  • Cada habitación dispondrá de, al menos, una toma de corriente para los usuarios de la misma.
  • Los mecanismos de electricidad deberán estar situados a una altura no superior a 1,20 metros del suelo.
  • Los puntos de luz existentes en cada habitación contarán con luminarias o aparatos de luz, siendo accesible desde la cama el encendido de, al menos, uno de ellos.
  • La ventilación e iluminación será natural y directa con una superficie mínima de1/10 de la totalidad de la habitación, situada a una altura entre 0,80 y 1,80 metros y disponiendo de elementos que permitan impedir temporalmente la entrada de luz.
  • Existirá un sistema de llamadas de urgencia, accionado por un pulsador, desde cada cama hasta un cuadro de control general del centro, situado en zonas comunes o del personal, en el cual quede reflejada la procedencia de cada llamada, sin interrupción, hasta su control.
  • Cuando se alojen en esta unidad personas afectadas de minusvalía psíquica, este sistema podrá ser sustituido por la vigilancia nocturna del personal destinado a esta función.
  • El sistema de cierre de la puerta de cada habitación debe permitir la apertura desde el interior de la misma en todo momento.
  • Los parámetros y puertas de las habitaciones no deben poseer zonas transparentes o traslucidas a fin de preservar la intimidad de los ocupantes, salvo que los locales estuvieran destinados a disminuidos psíquicos.

 

Condiciones mínimas de funcionamiento:

  • Debe contar con un servicio propio o concertado de higiene que garantice el cambio de ropa de cama semanalmente (o con mayor frecuencia si fuera necesario) y la higiene personal de los usuarios de esta unidad.

 

Recuerda que, si quieres dedicarte a trabajar con personas mayores o dependientes, muy pronto necesitarás un título oficial para poder hacerlo. Con este curso conseguirás el Certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

silla

La Ley de dependencia: reconocimiento y niveles

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Ley 39/2006 de 14 de diciembre, establece varios grados de dependencia en cada persona, así como un protocolo a seguir para que el sujeto sea declarado ‘dependiente’ respondiendo a una serie de preguntas.

silla

¿Cómo se valorará el grado de dependencia de cada persona?

Las situaciones de dependencia se clasificarán en tres grados:

  • Grado I: dependencia moderada. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día.
  • Grado II: dependencia severa. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador.
  • Grado III: gran dependencia. Personas que necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona.

 

¿Cómo se reconocerá la situación de dependencia y el derecho a las prestaciones?

El procedimiento será el siguiente:

  • La propia persona que pueda ser declarada dependiente, o su representante legal, deberá solicitar el inicio del procedimiento.
  • El órgano competente en la Comunidad Autónoma realizará una valoración (teniendo en cuenta informes sobre su salud y entorno) y emitirá una resolución con el grado y nivel de dependencia, especificando los cuidados que la persona pueda requerir.
  • En ese momento se establecerá un Programa Individual de Atención para la persona dependiente.

 

¿El grado o nivel de dependencia puede ser revisado?

, será revisable a petición del interesado o su representante. También puede ser revisado a instancia de las Administraciones Públicas.

Las causas para realizar una revisión son:

  • Mejoría o empeoramiento de la situación de dependencia.
  • Error de diagnóstico o en la aplicación del correspondiente baremo.

 

¿Qué es el “Programa Individual de Atención”?

El Programa Individual de Atención se realizará en el proceso de reconocimiento de la situación de dependencia y determinará que servicios y/o prestaciones son más adecuados a cada persona dependiente.

Tendrá en cuenta:

  • El grado y nivel de dependencia que la resolución establezca en relación a esa persona.
  • La opinión del propio usuario, o en su caso de su familia o entidades tutelares, sobre las posibles alternativas de intervención.

 

¿Puede ser revisado el Programa Individual de Atención?

, podrá ser revisado por:

  • Petición del interesado o sus representantes.
  • De oficio, en la forma que determine la Comunidad Autónoma.
  • Por cambio de residencia a otra Comunidad Autónoma.

 

 

¿Cómo se financiará el sistema?

Todas las administraciones contribuirán a la financiación del Sistema de la siguiente forma:

  • Administración General del Estado: financiará el nivel mínimo de protección garantizado para cada uno de los beneficiarios y, por otro lado, suscribirá convenios anuales o plurianuales con cada comunidad autónoma determinando las obligaciones asumidas por cada una de las partes para la financiación de servicios y prestaciones del sistema.
  • La aportación anual de cada comunidad autónoma deberá ser, al menos, igual a la de la Administración General del Estado en su territorio
  • Los beneficiarios de las prestaciones participarán en la financiación de las mismas.

 

 

¿Cómo participarán los usuarios en la financiación?

Los beneficiarios participarán en la financiación de las prestaciones según el tipo y coste del servicio y según su capacidad económica. Es lo que comúnmente se denomina “copago”.

 

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? Recuerda que dentro de poco será necesario un título oficial para poder hacerlo y que con este curso en Apoyo Domiciliario y Alimentación Familiar te será más fácil conseguir el Certificado de profesionalidad.

derechos

¿Qué derechos deben garantizar los centros residenciales a sus usuarios?

Ya hemos visto tanto los tipos de residencias para personas mayores como sus objetivos, servicios y requisitos que han de cumplir, pero también hay que saber que estos centros deben garantizar varios derechos a las personas residentes.

derechos

Intimidad y privacidad:

  • Deberá garantizarse como mínimo que el residente:
    • Pueda utilizar, solo o con visitas, su habitación siempre que lo desee.
    • Pueda cerrar la puerta de su habitación por la noche, si lo desea.
    • Pueda elegir quien le baña en caso de existir auxiliares masculinos y femeninos.
    • Se respeten sus relaciones personales.
    • Pueda utilizar el teléfono en privado.
    • Tenga donde guardar bajo llave sus objetos personales.
    • Esté garantizada la privacidad de los expedientes personales.

 

Libertad de actuación y dignidad de trato:

  • Deberá garantizar, como mínimo, que:
    • Los residentes puedan expresar libremente sus opiniones e ideas así como gustos y preferencias.
    • Dispongan de suficiente tiempo para realizar por sí mismos su aseo y cuidados personales.
    • En los casos de personas con limitaciones en su capacidad, ésta esté declarada judicialmente.
    • Todas las personas con inmovilizaciones estén prescritas por médico y autorizadas por familiar, en su caso.
    • Los residentes presenten buena presencia física: vestido, aseo y peinado.
    • Que el residente haya optado libremente por el ingreso y permanencia en el centro.
    • Los trabajadores se dirijan a los usuarios por su nombre y de forma respetuosa.

 

Libre elección:

  • Deberá garantizar, como mínimo, que:
    • Puedan elegir libremente los lugares de permanencia en el centro.
    • Cuenten con espacio de tiempo amplios que les permitan elegir horarios de levantarse, desayunar, comer, volver al centro, dormir etc.
    • Exista un abanico de posibilidades que les permita elegir la ocupación de su tiempo libre.
    • Puedan elegir sus amistades.

 

Participación:

  • Deberá garantizar como mínimo que:
    • Participen en la planificación de las actividades del centro.
    • Existan representantes de los usuarios que forman parte de la junta del centro.
    • Colaboren con la dirección para la elaboración de normas de funcionamiento.
    • Exista un protocolo de actuación para facilitar la integración del residente en el centro.

 

Si te gusta trabajar con personas mayores o dependientes, recuerda que muy pronto necesitarás un título oficial para poder desarrollar tu carrera en este campo. Este curso en Intervención en la Atención Higienico-Alimentaria en Instituciones te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad necesario.

lavanderia

Requisitos de las unidades residenciales en basuras, lavandería, unidad mortuoria y otros ámbitos

Ya hemos visto en el pasado qué es una unidad residencial y cuáles son  los requisitos que deben cumplir tanto en el área residencial como en el área de enfermería y en la unidad de estancia de día. Ahora repasaremos los requisitos necesarios en la unidad de eliminación de basuras, servicios higiénicos, lavandería, almacenamiento y mantenimiento y unidad mortuoria.

 lavanderia

Unidad de eliminación de basuras:

Es el depósito desde el que se produce la salida de desechos y elementos inservibles del centro. Tendrá que adaptarse a la normativa sobre la materia, teniendo en cuenta también lo que establezca la misma en función de las características de los desechos.

 

Unidad de servicios higiénicos:

Es el conjunto de locales destinados a los cuidados higiénicos de los usuarios y personal de centros de servicios sociales.

 

Unidad de lavandería:

La destinada al control, limpieza, acondicionamiento y, en su caso, desinfección de los textiles utilizados en el centro. Deben cumplir unas condiciones mínimas de planta física, personal y medios:

– Deben ser locales adecuados, dotados del personal suficiente para garantizar el cambio de ropa de cama con la frecuencia necesaria y la del uso personal de los usuarios, siempre que las condiciones de higiene lo exijan.

– Se utilizarán contenedores diferenciados para la ropa limpia y la ropa sucia. Esta última se transportará siempre en contenedores cerrados.

– En cuanto al funcionamiento, será obligatoria la identificación clara y la esterilización previa al lavado en caso de existir ropa previsiblemente contaminada.

 

Unidad de almacenamiento de alimentos, cocina y comedor:

Son los locales destinados al almacenamiento, manipulación y consumo de alimentos. Esta unidad cumplirá las condiciones higiénico-sanitarias establecidas en la legislación vigente, existiendo un responsable del área y garantizándose el cumplimiento de las prescripciones medicas.

Siempre deberá existir un almacén adecuado para cada tipo de alimentos, con reserva de los mismos para atender las necesidades nutritivas de los usuarios al menos durante dos días.

Cuando el consumo de alimentos deba realizarse en la unidad residencial, su traslado se hará en condiciones higiénicas y térmicas adecuadas.

 

Unidad de mantenimiento:

Será la destinada a las labores de conservación en buen uso de las instalaciones y enseres del centro. Deberá disponer de espacio, equipamiento necesario y personal capacitado para la realización de estas funciones.

 

Unidad mortuoria:

La destinada al depósito de fallecidos. Esta unidad estará integrada en el centro en caso de que en la localidad donde se ubique o en sus proximidades no existan servicios funerarios (públicos o privados). En caso contrario, el servicio podrá ser concertado, garantizándose el mismo en todo momento.

Deben cumplir las siguientes condiciones mínimas de planta física:

  • Contar con vía de salida al exterior distinta de la principal del centro.
  • Disponer de una dependencia exclusiva, con ventilación y sin calefacción, para uso de velatorio y un local anexo, no necesariamente de uso exclusivo, para los familiares.

En cuanto a las condiciones mínimas de funcionamiento:

  • Serán conocidas por el personal encargado las normas higiénicas para la manipulación y traslado con cadáveres.
  • Existirá un protocolo escrito para fallecidos donde conste el diagnóstico, tratamiento y la causa de la muerte firmada por un médico y que será entregado a los familiares
Protocolo de adaptación

Así es el protocolo de adaptación a un centro residencial, paso a paso

Después del preingreso y del ingreso en un centro residencial, el siguiente paso es un protocolo de adaptación para que el nuevo residente se encuentre agusto lo antes posible en su nuevo periodo vital. Ya hemos visto cómo son tanto los protocolos de ingreso como el de preingreso, por lo que ahora nos centraremos en el de adaptación.

 

Protocolo de adaptación
Protocolo de adaptación

 

El protocolo de adaptación a un centro residencial es el conjunto de actuaciones encaminadas a completar un periodo de ajuste convivencial (nuevo proyecto vital) entre la persona usuaria y sus familiares con el nuevo entorno de vida (el centro con sus características y funcionamiento y las y los profesionales que les van a atender durante su estancia en el mismo). Se inicia tras el ingreso y se extiende a los tres primeros meses de estancia en la residencia.

 

Objetivos:

  • Realizar la evaluación de necesidades, informando de los resultados a la persona usuaria o su representante legal.
  • Con los datos aportados por la evaluación de las necesidades, elaborar el Plan de Atención Individual (PAI), cubriendo las actividades y programas de la cartera de servicios y marcando los objetivos asistenciales.
  • Asegurar la continuidad del Plan de Cuidados Inicial ajustándolo para la fase de atención continuada.
  • Evaluar la adaptación de la persona usuaria al centro al finalizar el plazo de los tres meses posteriores a su ingreso.

 

Alcance:

El protocolo está dirigido a la persona usuaria o su representante legal y sus familiares, así como a las/os profesionales que intervienen en las actuaciones que se llevan a cabo durante la fase de adaptación en el centro.

 

Responsable:

La responsabilidad del protocolo recae en el equipo multidisciplinar de la residencia, representado por la persona responsable o coordinadora del mismo. Las actuaciones pertinentes en cada fase del proceso corresponden a las y los profesionales de las categorías implicadas en la ejecución de las mismas.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? Muy pronto será necesario estar en posesión de un título oficial y este curso te permite lograr el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales que te habilitará en tu carrera profesional.

 

(Infografía: fuente Diputación Foral de Vizcaya)

ley

La Ley de dependencia: ¿quiénes son sus beneficiarios?

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Ley 39/2006 de 14 de diciembre, supone un gran avance en el Estado del Bienestar, pues establece un nuevo derecho ciudadano al garantizar la atención y el cuidado de las personas en situación de dependencia en toda España, a través del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

ley

La conocida como Ley de dependencia estará constituida por una red de centros y servicios, tanto públicos como privados, que garantizará a las personas en situación de dependencia y a sus familias, unas prestaciones básicas que les permitan mejorar su calidad de vida.

 

1.- ¿Quién podrá beneficiarse de esta ley?

Para poder ser considerado beneficiario de los derechos que otorgará la Ley 39/2006 de 14 de diciembre será necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser español.
  • Residir en territorio nacional.
  • Ser declarado “dependiente” por el órgano evaluador de la comunidad autónoma a la que se pertenezca.

 

2.- ¿Qué es “dependencia” según la Ley?

“Dependencia” es la situación permanente en la que se encuentran las personas que precisan ayudas importantes de otra u otras personas para realizar actividades básicas de la vida diaria. Para ser legalmente reconocido como una persona que se encuentra en situación de dependencia será necesario seguir un proceso fijado en la Ley.

 

3.- ¿Qué son las actividades básicas de la vida diaria?

Son las tareas más elementales de la persona, tales como:

  • El cuidado personal.
  • Las actividades domésticas básicas.
  • La movilidad esencial.
  • El reconocer personas y objetos.
  • Orientarse.
  • Entender y realizar tareas sencillas.

La Ley establece que ningún ciudadano quedará fuera de la cobertura del Sistema por no disponer de recursos económicos.

 

¿Te gustaría trabajar con mayores o personas dependientes? Muy pronto será necesario tener un título oficial para poder hacerlo. Con este curso conseguirás el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

enferme

¿Qué requisitos necesitan las unidades residenciales en el área de enfermería y área de unidad de estancia de día?

Ya hemos visto qué es una unidad residencial y cuáles son  los requisitos que deben cumplir tanto en el área residencial como en el de gestión. Esta vez, profundizaremos en otro aspecto importante de este tipo de centros: los áreas de enfermería y estancia de día.

         enferme                    

Área de enfermería:

Es la destinada a facilitar el aislamiento y tratamiento de los usuarios en caso de enfermedad.

Condiciones mínimas de planta física y medios:

  • Disponer de habitaciones individuales destinadas exclusivamente a esta función, a razón de una por cada veinte camas o fracción del total de plazas del centro, no incluyendo en este cómputo las habitaciones individuales.
  • Reunir las condiciones exigidas a la unidad residencial asistida, a excepción del armario que no será imprescindible, y de la cama, la cual será articulada.
  • En la proximidad de la habitación o habitaciones destinadas a enfermería, habrá un servicio higiénico completo, garantizando las operaciones higiénico-sanitarias especiales que se precisen para su correcto uso.

Condiciones mínimas de funcionamiento:

  • Se registrarán los tratamientos e incidencias, haciendo constar las medicaciones prescritas firmadas por el médico.

 

Área de unidad de estancia de día:

Es la destinada a actividades convivenciales, de encuentro y socio-recreativas.

Dispondrá de una superficie de 1,8 metros cuadrados por plaza, debiendo contar con un equipamiento adecuado para un uso prolongado durante el día.

Especialidades:

  • Cuando la unidad se utilice también como comedor, la superficie mínima por plaza alcanzara los 2,50 metros cuadrados, estando ambas zonas claramente diferenciadas.
  • Cuando todos los usuarios del centro presenten minusvalías físicas, la superficie mínima de la unidad deberá alcanzar los 3,60 metros cuadrados por plaza, permitiendo la circulación de una silla de ruedas por su interior y el acceso de la misma a todos los elementos de la dependencia.
  • Cuando algunos de los usuarios presenten minusvalías físicas, la superficie mínima de la unidad alcanzará los 2,50 metros cuadrados por plaza, permitiendo la circulación de una silla de ruedas por su interior y el acceso de la misma a todos los elementos de la dependencia.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? Dentro de poco será necesario disponer de un título oficial para poder hacerlo. Puedes conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales con este curso online.

Protocolo de preingreso en un centro de atención sociosanitaria

El protocolo de preingreso en un centro residencial contado a través de una infografía

El protocolo de preingreso en un centro residencial consiste en el conjunto de actuaciones que se realizan desde la residencia, mediante el contacto directo con la persona propuesta y/o representante, para favorecer el ingreso en condiciones óptimas.

 

Protocolo de preingreso en un centro de atención sociosanitaria
Protocolo de preingreso en un centro de atención sociosanitaria

 

Objetivos

  • Propiciar el conocimiento mutuo y el intercambio de documentación, además de ofrecer un canal de comunicación claro entre la residencia y la persona usuaria, su familia, referente o representante legal.
  • Informar sobre las características y funcionamiento de la residencia.
  • Facilitar la toma de decisión por parte de la persona usuaria o su representante legal.
  • Minimizar los efectos adversos del cambio de domicilio y entorno relacional.

 

Alcance

El protocolo está dirigido a la persona propuesta, su representante legal y familiares y/o referente, así como a las y los profesionales que intervienen en alguna de las actuaciones que se llevan a cabo durante la fase de preingreso.

 

Responsable

La responsabilidad del protocolo recae en la dirección de la residencia o persona en quien se delegue (la designación debe estar debidamente registrada), preferentemente del área de intervención psicosocial. Las actuaciones pertinentes en cada fase del proceso corresponden a las y los profesionales de las categorías implicadas en la ejecución de las mismas.

 

Te gustaría trabajar en un centro de atención sociosanitaria? Muy pronto necesitarás un título oficial para poder hacerlo y con este curso online conseguirás el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

(Fuente infografía: Diputación Foral de Vizcaya)

cepillo

¿Cuál es el procedimiento de aseo a seguir para la higiene bucal?

Cuando los mayores o dependientes que están a nuestro cargo no pueden hacer por sí mismos alguna de las actividades de la vida diaria, tenemos que encargarnos nosotros y para ello existe un procedimiento que hay que tener siempre en cuenta, al igual que es importante contar con todos lo necesario para llevar a cabo la tarea.

cepillo

Para llevar a cabo la higiene bucal, debemos tener a mano los siguientes utensilios que vamos a necesitar:

  • Vaso con agua.
  • Guantes de un solo uso no estériles.
  • Toalla.
  • Cepillo de dientes, dentífrico y colutorio.
  • Palangana.
  • Antiséptico bucal.
  • Depresor y gasas estériles.
  • Bálsamo labial hidratante.
  • Bolsa para residuos.
  • Registros de Enfermería.

 

Procedimiento:

  • Contemplar en todo momento las normas generales descritas.
  • Lavarse las manos y colocarse los guantes si es necesario.
  • Si el paciente está encamado, y no está contraindicado, elevar la cabecera de la cama hasta una posición de sentado o semi-incorporado (posición Fowler o semi-Fowler).
  • Si el paciente está consciente, pero no es capaz de realizar la higiene bucal por sí mismo:
    • Explicar al paciente el procedimiento que vamos a realizar y pedir su colaboración.
    • Cepillar los dientes realizando un movimiento de barrido para eliminar los residuos.
    • Limpiar la cara externa e interna, superior e inferior de los dientes y muelas de ambas mandíbulas, así como la lengua.
    • Facilitar un vaso de agua para el aclarado de la boca, que echará en la palangana, para luego repetir el proceso con el colutorio.
    • Aplicar bálsamo labial hidratante.
  • Si el paciente está inconsciente:
    • Colocar la cabeza del paciente ladeada.
    • Preparar una gasa enrollada en un depresor, empapada en antiséptico bucal.
    • Limpiar toda la boca, repitiendo el proceso con varias gasas.
    • Aclarar la boca con agua (jeringa 10cc) aspirando el contenido al mismo tiempo.
    • Aplicar bálsamo labial hidratante.
  • Si el paciente utiliza dentadura postiza:
    • Explicar al paciente el procedimiento que vamos a realizar y pedir su colaboración.
    • Retirar la dentadura con una gasa, moviendo con suavidad la placa superior.
    • Depositarla en una batea para su cepillado y aclarado posterior.
    • Limpiar la boca enjuagándola con antiséptico bucal o, si esto no es posible, con una gasa impregnada.
    • Limpiar la dentadura con cepillo de dientes y dentífrico y, a continuación, introducirla en un vaso con agua hasta ser recolocada.
  • Reinstalar al paciente en posición cómoda.
  • Recoger el equipo y ordenar el cuarto.
  • Anotar en la historia del paciente las observaciones si las hubiese. Retirar los guantes y lavar las manos.

 

Es importante que, si existe mucha salivación o secreciones bucales, se aspire antes de realizar la higiene bucal del paciente.