Metodo

baños

¿Cómo podemos ayudar a los mayores? Productos de apoyo para micción y defecación (I)

Las tareas personales relacionadas con la micción y la defecación incluyen varios apartados. Por un lado, los mayores deberán indicar la necesidad que tienen, en caso de necesitar ayuda; además, tendrán que adoptar la postura adecuada, elegir y acudir a un lugar idóneo para orinar/defecar y tendrán que manipular la ropa antes y después, así como limpiarse.

baños

Acudir al lugar adecuado:

Si la persona tiene dificultad para identificar la estancia, es conveniente señalizar la puerta con un pictograma que haga alusión a la actividad.

 

Manipular la ropa:

  • Es una actividad que requiere mantener el equilibrio de pie, buen control de tronco, destreza en las manos y movilidad en hombros y codos para bajar y subir la ropa, sujetarla, colocarla y abrochar o desabrochar cremalleras y botones.
  • Para subir los pantalones se pueden utilizar tirantes convencionales o coser anillas de tela en la cinturilla para facilitar el agarre de la prenda. Algunas pinzas de mango largo también son útiles tirando de las presillas del pantalón.
  • Las cremalleras y botones se pueden sustituir por velcro.
  • En el caso de la ropa interior (tanto bragas como calzoncillos), se pueden utilizar prendas adaptadas que no requieran retirarlas del todo sino solo despegar la parte delantera sujeta con velcro. También se puede unir con velcro la ropa interior a la parte interna del pantalón, para que la tarea de bajar y subir la ropa se reduzca a la mitad.
  • Productos facilitadores: los pantalones con cintura elástica eliminan el inconveniente de botones y cremalleras y facilitan principalmente el acto de desvestirse.

 

Adoptar o abandonar la postura adecuada:

Esta actividad requiere buena potencia en la musculatura de los miembros inferiores y equilibrio de tronco.

  • Para personas con dificultad para agacharse o incorporarse de la superficie del inodoro, es conveniente elevar su altura con diversos dispositivos. Nunca hay que apoyarse en lugares como el lavabo, los grifos o los toalleros. Existen diferentes tipos de alzas:
    • Alzas que se colocan sobre el aro del inodoro y que se pueden encontrar en diferentes alturas (a veces es difícil que se ajusten perfectamente a la forma de todos los inodoros). Algunas de estas alzas tienen reposabrazos incorporados.
    • Alzas con reposabrazos para apoyarse y con patas regulables en altura apoyadas en el suelo. Se pueden adaptar a cualquier forma de inodoro.
    • Asientos elevadores que al hacer el ademán de incorporarse levantan la parte posterior ayudando a ponerse de pie.
  • Productos facilitadores: asideros o barras a los lados del inodoro para apoyarse, tanto al sentarse como al levantarse.

 

¿Te gusta trabajar con personas mayores o dependientes? Muy pronto necesitarás un título oficial para poder hacerlo. Con este curso conseguirás el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio.

pelo

¿Cómo se debe lavar la cabeza a un paciente que está encamado?

Después de ver cómo es el procedimiento para bañar a un paciente encamado, nos fijaremos ahora en el material que necesitamos y el procedimiento a seguir para lavar la cabeza a una persona que no puede levantarse de la cama.

pelo

Para llevar a cabo esta tarea, debemos tener a mano los siguientes utensilios que vamos a necesitar:

  • Un dispositivo lavador.
  • Toallas de baño.
  • Material de aseo.
  • Jarra con agua caliente a unos 40° C.
  • Champú.
  • Crema suavizante.
  • Peine o cepillo.
  • Algodón y gasas.
  • Secador de mano.
  • Termómetro de agua.

 

El procedimiento a seguir será el siguiente:

  • Antes de comenzar, se le explicará a la persona dependiente lo que se va a hacer; se le pedirá que colabore y se le debe ofrecer el orinal. Se aislará al paciente cerrando la puerta o poniendo un biombo o cortina.
  • Comprobar que las ventanas de la habitación están cerradas y que la temperatura es la adecuada. Asegurarse de que no existen corrientes de aire y apartar los timbres y las lámparas para evitar el riesgo de electrocución.
  • Se debe tener a mano la ropa del paciente y todo el material necesario.
  • Se pone la cama en posición horizontal y se elevará a una altura que sea cómoda para trabajar, evitando así lesiones de espalda. Se debe poner la barandilla de la cama en el lado contrario al que se trabaja.
  • El profesional debe lavarse las manos y ponerse los guantes.
  • Poner una silIa junto a la parte superior de la cama, previamente protegida por un hule de plástico, y sobre ella colocar el dispositivo lavador.
  • Se le pedirá a la persona que se coloque en el borde superior de la cama, se le ayudará si es necesario, elevándose ligeramente para no arrastrar las sábanas hacia arriba.
  • Se coloca la cama en posición de Trendelemburg, se elevará la cabeza del paciente con cuidado y se le quitará la almohada. Se colocará bajo su cabeza un hule de plástico que proteja también la zona de los hombros para no mojar el colchón. En caso de no poder poner la cama en posición de Trendelemburg, se puede poner la almohada bajo los hombros del paciente y así la cabeza quedará hacia atrás.
  • Se retirará la ropa que cubre la cama hasta la cintura y se pondrá una toalla de tocador bajo el cuello y otra cubriéndole el pecho.
  • Se preguntará a la persona dependiente si quiere que se utilice algodón o gasas para protegerle los ojos (hay pacientes que prefieren cerrar los ojos) y los oídos; si éste se niega, se debe tener especial cuidado en que no entre jabón en estas zonas. Se colocará la cabeza en el dispositivo lavador.
  • Se comprobará la temperatura del agua de la jarra y se le mojará el cabello, utilizando una pequeña cantidad de champú, para a continuación frotar y masajear suavemente con las puntas de los dedos, incluyendo la nuca. Se debe procurar que el masaje relaje a la persona y la tranquilice.
  • Se aclara el pelo y se vuelve a enjabonar, repitiendo hasta que el pelo quede totalmente limpio. Tras el último aclarado se aplicará un poco de crema suavizante y se volverá a aclarar hasta que no queden restos de crema.
  • Se retirará el dispositivo lavador, se secará el exceso de agua con una toalla y se envuelve la cabeza en ésta. A continuación se le retirará el hule de debajo de los hombros, y se colocará la almohada sobre la que se extenderá una toalla.
  • Se eleva a continuación el cabecero de la cama y se coloca sobre sus hombros una toalla de tocador, verificando que el pijama o camisón no se encuentran húmedos y asegurando de que el paciente se encuentra cómodo.
  • Con el secador de mano se secan bien los cabellos, y se peinan o cepillan.
  • Se anotará en la hoja de registros cualquier incidencia que se produzca o alguna alteración del cuero cabelludo que se detecte; si se ve necesario, se le comunicará a otros compañeros del equipo que atienden al residente.

 

Mira este curso online con el que podrás conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio, el título oficial que muy pronto será necesario para trabajar con personas mayores y dependientes.

(Fuente: Manual de protocolos y procedimientos de Enfermería. Dirección de Enfermería. Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Servicio Andaluz de Salud. Junta de Andalucía.)

aerosol

Procedimiento de administración de un medicamento por vía tópica: aerosol nasal y parche transdérmico

Un medicamento se puede administrar de tres maneras diferentes por vía tópica. Ya hemos visto anteriormente cómo hacerlo por vía cutánea y vía ótica y también el procedimiento para la vía oftálmica (pomada y colirio). Esta vez nos vamos a centrar en el aerosol nasal y el parche trasdérmico.

 

Procedimiento para la administración del aerosol nasal:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Pedirle al paciente que se suene la nariz y se siente con la cabeza un poco inclinada hacia delante.
  • Agitar el aerosol.
  • Introducir la punta del tubito en un orificio nasal.
  • Tapar el otro orificio nasal y la boca.
  • Pulverizar presionando sobre el frasco (envase) e inhalar suavemente.
  • Retirar el extremo del tubito de la nariz para que el paciente incline la cabeza enérgicamente hacia delante entre las rodillas.
  • Pedirle que se incorpore tras unos segundos, el líquido goteará en la faringe.
  • Pedirle que respire por la boca.
  • Repetir el proceso en el otro orificio nasal, si es preciso.
  • Limpiar el extremo del pulverizador con agua hervida.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

Procedimiento de administración de un parche transdérmico:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Respecto a la zona de aplicación del parche, leer las instrucciones incluidas en el medicamento.
  • No aplicar sobre piel magullada o dañada.
  • No aplicar sobre pliegues cutáneos ni debajo de prendas ajustadas y cambiar de sitio con regularidad.
  • Aplicarlo con las manos limpias y secas.
  • Limpiar y secar completamente el área de aplicación.
  • Retirar el parche del envase sin tocar el lado impregnado del fármaco.
  • Colocarlo sobre la piel y presionar con firmeza. Friccionar los márgenes para cerrar herméticamente.
  • Retirar y sustituirlo según las instrucciones.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

¿Sabes que muy pronto será necesario tener un título oficial para poder trabajar con personas mayores y dependientes? Gracias a este curso podrás conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio.