Alimentación y nutrición: factores y dietas más frecuentes

Una vez que hemos analizado las diferencias entre alimentación y nutrición, demos un paso más en este campo, conociendo las dietas más frecuentes y los factores que condicionan lo que comemos a diario.

dieta

Entre las características de las personas con dependencia, existen factores que influyen en la nutrición y que debemos tener en cuenta:

  • Tienen menos sensibilidad en los órganos de los sentidos (vista, gusto, olfato).
  • Dificultad en la masticación, salivación y deglución.
  • Digestiones más pesadas.
  • Estreñimiento frecuente.
  • Menor sensación de sed.
  • Ignorancia y hábitos dietéticos deficientes.
  • Mayor frecuencia de enfermedades e ingesta de medicamentos.
  • Soledad e institucionalización.
  • Dificultades físicas y económicas para conseguir alimentos.
  • Enfermedades (el médico nos indicará qué tipo de dieta es la más adecuada en nuestro caso).

 

Los tipos de dietas más frecuentes que nos podemos encontrar son:

  • Dieta hipocalórica: indicada en el sobrepeso y la obesidad.
  • Dieta para diabéticos: indicada para prevenir la hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre), la hipoglucemia (disminución de glucosa en sangre) y para obtener el peso corporal ideal, manteniendo las cifras de colesterol y triglicéridos a niveles normales.
  • Dieta pobre en sal: indicada en la hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, cardiopatías, edemas, cirrosis hepática e insuficiencia renal. No debemos olvidar que los alimentos contienen sal y que el concepto de dieta hiposódica es evitar los alimentos con alto contenido de sal y, sobre todo, no añadir ésta a los mismos.
  • Dieta pobre en grasas: indicada para disminuir y controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, así como para protección biliar.
  • Dieta para reducir ácido úrico: indicada en el tratamiento de la gota o hiperuricemia.
  • Dieta de protección gástrica: indicada para gastritis, úlceras gástricas, úlceras duodenales…
  • Dieta progresiva: indicada después de un proceso diarreico o de vómitos, introduciendo poco a poco los alimentos.
  • Dieta astringente: indicada en el tratamiento de la diarrea.
  • Dieta laxante: indicada en enfermos con tratamiento ocasional o crónico.
  • Dieta indicada para trastornos de la deglución.

 

¿Te gustaría trabajar cuidando a personas dependientes en su casa? Para ello, necesitas el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio y con éste curso podrás conseguir el título oficial.

(Fuente: Consejería de igualdad, salud y políticas sociales de la Junta de Andalucía. Servicio Andaluz de Salud)