Complicaciones más frecuentes en la alimentación con sonda y posibles soluciones

Cuando algunas personas necesitan de ayuda tanto para poder alimentarse como para tomar medicamentos se les coloca una sonda nasogástrica o se les practica una gastrostomía, aunque de vez en cuando pueden producir problemas.

sonda2

Éstas son las complicaciones más frecuentes:

  • Si se irrita la nariz (sonda nasogástrica), debemos:
    • Cambiar la posición de la sonda para que no presione sobre el mismo punto.
    • Aplicar una solución desinfectante o lavar la zona con agua jabonosa.
    • Cambiar el esparadrapo o tirita cada día.
    • En caso de enrojecimiento o lesión, cambiar la sonda de fosa nasal.

 

  • Si se obstruye la sonda, lo mejor para desobstruirla son las bebidas de cola, agua tibia o aceite (con poca cantidad es suficiente). Si no lo consigue, avise a la enfermera.

 

  • Si la sonda se sale al exterior, no intente volver a colocarla. Avise urgentemente al médico o enfermera.

 

  • Si presenta náuseas o vómitos, debemos:
    • Colocar al paciente en posición incorporada de 30 a 45 grados y con la cabeza de lado.
    • Parar la administración de alimento.
    • Reiniciar la nutrición al cabo de 1 ó 2 horas y, si persisten los vómitos, avisar al médico.
    • Las posibles causas de los vómitos pueden ser la posición incorrecta del enfermo, la rápida administración del alimento, excesivo contenido gástrico (todavía no se ha terminado de digerir la toma anterior), o derivadas de la alimentación o medicación.
    • Parar la nutrición de 1 a 2 horas.
    • Pasado ese tiempo, reiniciar la nutrición, y si persiste la diarrea, avisar al médico.

 

  • Si se produce diarrea:

Las posibles causas de la diarrea pueden ser que el alimento pase demasiado rápido, o que esté demasiado frío, que el alimento esté en malas condiciones, que sea un producto inadecuado para nuestro enfermo o que las normas de higiene no se cumplan.

 

  • Si se produce tos intensa, cambio en la coloración de la cara, febrícula o fiebre, la respiración es más rápida y superficial de lo habitual, podemos sospechar una BRONCOASPIRACIÓN.

En este caso debemos:

  • Parar la administración de la alimentación.
  • Colocar al paciente en posición incorporada y de lado.
  • Avisar al médico ya que es la complicación más grave y quizás la más frecuente en los pacientes con sonda. 

 

¿Sabes que tenemos un curso especializado en Intervención en la Atención Higienico-Alimentaria en Instituciones? Pincha aquí y descubre cómo hacerte con él.

(Fuente: Consejería de igualdad, salud y políticas sociales de la Junta de Andalucía. Servicio andaluz de salud)