¿Cómo son los protocolos de atención de incontinencias?

La dirección de los centros residenciales está obligada a dibujar los protocolos que dirigen el día a día de sus mayores. Pueden ser de muchos tipos (preingreso, adaptación, higiene, caídas, etc.) o, como en este caso, un protocolo de atención de incontinencias. 

pañal

Protocolo de atención de incontinencias:

  1. Definición: protocolo de atención de incontinencias
  1. Objetivo:

– Establecer los pasos a seguir para que los usuarios del centro sean atendidos correctamente con actividades de prevención, detección y mejora de las incontinencias.

– Mantener al residente seco y limpio para evitar lesiones cutáneas, reconocer posibles incontinencias reversibles y tratar a cada residente con el método más idóneo.

  1. Población a quién va dirigido:

– El cien por cien de los residentes.

– Actividades de prevención para los continentes.

– Actividades para la mejora de los incontinentes.

 

  1. Profesionales implicados: el personal de atención directa de los diferentes turnos, diplomados en enfermería, técnicos de atención sociosanitaria.

 

  1. A) Descripción de la actuación:
  1. Respetar siempre la intimidad del residente: en el cambio del pañal y en su higiene.
  2. Valorar los hábitos de eliminación de cada residente.
  3. Mantener una higiene correcta de la zona.
  4. Utilizar adecuadamente el sistema adoptado: educación vesical, pañales, sondas vesicales…
  5. Hacer constar de manera explícita qué profesional es el responsable en cada etapa del proceso, según el organigrama del centro.

 

  1. B) Registros: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo, especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas.

 

  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de su funcionamiento y firma de quienes lo han elaborado.

 

  1. Fecha de revisión y firma: la revisión se llevará a cabo en la fecha prevista o antes si se estima conveniente. Tendrán que constar los profesionales que lo han revisado tanto si hay modificaciones como si no (si es posible, que sean los mismos que lo han elaborado), fecha y firma.

 

Registro de incontinencias

Según el artículo 18.10 del decreto 284/96, modificado por el Decreto 176/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro de residentes con incontinencia de esfínteres y la medida tomada o dispositivo idóneo para su correcta atención.

Contenido mínimo:

  1. Identificación del usuario.
  2. Calendario y horario.
  3. Identificación de quién efectúa el cambio del pañal, de la sonda vesical, del colector, etc., o de quién hace la educación vesical.

 

¿Conoces nuestras ofertas en cursos de formación? Puedes conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales por sólo 104 euros al mes.