Así es el protocolo de adaptación a un centro residencial, paso a paso

Después del preingreso y del ingreso en un centro residencial, el siguiente paso es un protocolo de adaptación para que el nuevo residente se encuentre agusto lo antes posible en su nuevo periodo vital. Ya hemos visto cómo son tanto los protocolos de ingreso como el de preingreso, por lo que ahora nos centraremos en el de adaptación.

 

Protocolo de adaptación
Protocolo de adaptación

 

El protocolo de adaptación a un centro residencial es el conjunto de actuaciones encaminadas a completar un periodo de ajuste convivencial (nuevo proyecto vital) entre la persona usuaria y sus familiares con el nuevo entorno de vida (el centro con sus características y funcionamiento y las y los profesionales que les van a atender durante su estancia en el mismo). Se inicia tras el ingreso y se extiende a los tres primeros meses de estancia en la residencia.

 

Objetivos:

  • Realizar la evaluación de necesidades, informando de los resultados a la persona usuaria o su representante legal.
  • Con los datos aportados por la evaluación de las necesidades, elaborar el Plan de Atención Individual (PAI), cubriendo las actividades y programas de la cartera de servicios y marcando los objetivos asistenciales.
  • Asegurar la continuidad del Plan de Cuidados Inicial ajustándolo para la fase de atención continuada.
  • Evaluar la adaptación de la persona usuaria al centro al finalizar el plazo de los tres meses posteriores a su ingreso.

 

Alcance:

El protocolo está dirigido a la persona usuaria o su representante legal y sus familiares, así como a las/os profesionales que intervienen en las actuaciones que se llevan a cabo durante la fase de adaptación en el centro.

 

Responsable:

La responsabilidad del protocolo recae en el equipo multidisciplinar de la residencia, representado por la persona responsable o coordinadora del mismo. Las actuaciones pertinentes en cada fase del proceso corresponden a las y los profesionales de las categorías implicadas en la ejecución de las mismas.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? Muy pronto será necesario estar en posesión de un título oficial y este curso te permite lograr el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales que te habilitará en tu carrera profesional.

 

(Infografía: fuente Diputación Foral de Vizcaya)