Noticias

espalda

Las patologías más frecuentes del aparato locomotor: patologías óseas

Los huesos necesitan cuidados especiales, sobre todo con el paso de los años, ya que pueden verse afectados por diversos problemas, ya sean enfermedades, fracturas, etc. Éstas son las patologías óseas más frecuentes.

espalda

Fracturas óseas

  • Definición: las fracturas de huesos consisten en la pérdida de continuidad del hueso debido a un traumatismo, a una caída, a golpes con objetos contundentes o, en el caso de las personas mayores, debidas al propio desgaste de los huesos, que sin necesidad de un traumatismo se fracturan.
  • Tipos: las fracturas pueden ser abiertas o cerradas, dependiendo de si el hueso es visible al exterior (fractura abierta) o si no es visible (cerrada).
  • Síntomas: las características principales de una fractura son dolor, pérdida funcional y también puede aparecer inflamación de la zona y hematomas, ya que con la fractura del hueso se producen roturas de vasos sanguíneos.
  • Tratamiento: el tratamiento principal para las fracturas óseas es la inmovilización con férulas o yesos, pero en algunos casos es necesario el tratamiento quirúrgico, ya sea para alinear la fractura o para la colocación de una prótesis.

 

Osteoporosis

  • Definición: la osteoporosis consiste en un desgaste o, mejor dicho, desmineralización (pérdida de sustancias minerales que forman el hueso), que produce cavidades y disminución de la densidad del hueso.
  • Síntomas: se trata de una enfermedad indolora que se produce más en mujeres que en hombres (sobre todo después de la menopausia), debido a la pérdida de estrógenos y otras carencias hormonales.
  • Tratamiento: la principal medida consiste en prevenirla, por lo que se recomienda una dieta rica en calcio, ejercicio moderado y realizarse estudios de detección periódicos al llegar a la menopausia. Una vez instaurada la enfermedad, todos nuestros esfuerzos deben ir dirigidos a la protección de los huesos y evitar fracturas.

 

Hernia discal

  • Definición: las vértebras están separadas unas de otras por discos intervertebrales cuya función es la de almohadillar cada cuerpo vertebral. Cuando estos discos, debido a un traumatismo o al desgaste, se desplazan o se rompen, decimos que se produce una hernia discal.
  • Síntomas: al desplazarse o romperse el disco intervertebral se produce un estrechamiento del canal medular, lo que conlleva a una compresión o pinzamiento de las raíces nerviosas.
  • Síntomas: esto puede producir diversos síntomas, dependiendo de la altura en la que se produce la lesión y la localización de la misma. Algunos de ellos son pérdida de fuerza en los brazos o piernas, perdida de sensibilidad, dolor, parestesias (hormigueos), etc.
  • Tratamiento: es posible que algunas hernias discales necesiten, para ser tratadas, de intervención quirúrgica.

 

Lumbalgia

  • Definición: la lumbalgia o lumbago consiste en un dolor agudo, temporal o crónico (de larga duración o repetitivo en el tiempo) de la espalda.
  • Tratamiento: su tratamiento consiste en reposo para aliviar el espasmo muscular, calor seco, analgésicos para aliviar el dolor y, en algunos casos y bajo prescripción médica, antiinflamatorios.

 

¿Te gustaría trabajar en un centro de atención sociosanitaria? Muy pronto será necesario poseer el certificado de profesionalidad que te permita desempeñar tu carrera en este campo, un título que puedes conseguir con este curso.

dietas

Tipos de dietas: dieta hipocalórica y dieta para diabéticos

Tanto en los centros de atención residencial como en los propios domicilios, los mayores deben tener muchar atención a su dieta. Por eso, es muy habitual que, atendiendo a sus patologías o a sus carencias, deban seguir algún tipo de restricción alimentaria. Aquí explicaremos en qué consisten dos de estas dietas: la hipocalórica y la específica para diabéticos.

dietas

Dieta hipocalórica

Es aquel régimen dietético que fundamenta su aplicación en la restricción calórica diaria o la reducción en la ingesta de alimentos (que aportan calorías). Es la más habitual de las dietas que aplican y diagnostican los médicos en los casos de sobrepeso y obesidad.

Sus características son:

  • Las calorías que se consuman serán inferiores a las que se gasten.
  • Se reducen de la dieta las grasas y los hidratos de carbono.
  • Se mantienen las proteínas, minerales, vitaminas y agua.
  • Se reparten en 4 ó 5 tomas la cantidad de alimentos a ingerir en el día.
  • Será el médico quien indicará las calorías que debe aportar la dieta.
  • Es aconsejable hacer ejercicio y beber agua en cantidad.


Dieta para diabéticos

Tener diabetes aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, neuropatía y enfermedad renal crónica. Comprender y seguir una dieta para diabéticos es el primer paso para controlar el nivel de azúcar en sangre.

La dieta está indicada para prevenir la hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre), la hipoglucemia (disminución de glucosa en sangre) y para obtener el peso corporal ideal, manteniendo las cifras de colesterol y triglicéridos a niveles normales.

Sus características son:

  • La disminución del número de calorías de la dieta para llegar al peso ideal.
  • La ingesta de alimentos debe ser regular, repartiendo la ingesta en 5 ó 6 comidas (desayuno, a media mañana, almuerzo, merienda, cena y antes de acostarse).
  • Alimentos prohibidos: azúcar y dulces.
  • Alimentos restringidos: grasas animales, cereales y derivados y legumbres.
  • Alimentos recomendados: edulcorantes, frutas y verduras, carne de ternera, pollo y conejo, pescados y aceites vegetales (en pequeñas cantidades). Daremos el 45% de las calorías totales en forma de hidratos de carbono complejos (pan, patatas o pastas).
  • Los alimentos pueden cocinarse de cualquier forma, excepto frituras, y condimentar con poca sal.
  • Es aconsejable beber abundante agua y no tomar bebidas alcohólicas ni con gas.
  • Se debe realizar ejercicio físico según las posibilidades y el estado físico del individuo.

 

¿Conoces nuestro curso destinado a personas interesadas en desarrollar su carrera profesional en la atención sociosanitaria de mayores y dependientes, especializándose en aspectos relacionados el apoyo domiciliario y la alimentación familiar?

esponja

¿Qué necesitamos y cómo procederemos para bañar a un paciente encamado?

Cuando un paciente, ya sea en un centro residencial o en un domicilio, se encuentra encamado y no puede acudir a la ducha o bañera, los auxiliares deben proceder con el baño en la propia cama, para lo que necesitan seguir un procedimiento predeterminado y tener a mano todo el material que necesitarán a lo largo del proceso.

esponja

Material de aseo y ropa necesarios:

  • Esponjilla jabonosa o gel y esponja o manopla.
  • Una palangana con agua caliente de 46 a 48 grados, ya que se enfría muy rápido.
  • Una jarra con agua caliente.
  • Termómetro de baño.
  • Equipo de aseo bucal.
  • Tijeras de punta roma para las uñas.
  • Cepillo de uñas.
  • Dos cuñas.
  • Loción o crema para masaje.
  • Guantes desechables.
  • Champú.
  • Secador para pelo (si es necesario).
  • Dos toallas grandes y una pequeña.
  • Pijama o camisón limpios.
  • Ropa para cambiar la cama.
  • Bolsa para la ropa sucia.
  • Compresas estériles.
  • Gasas estériles.
  • Guantes estériles.
  • Pinzas portagasas.
  • Riñonera o bandeja.
  • Suero fisiológico.
  • Solución antiséptica.

 

El procedimiento que se lleva a cabo es el siguiente:

  • Se explicará al paciente el procedimiento a realizar y se le pedirá que colabore en la medida que le sea posible.
  • Se aislará a la persona con un biombo o cortina o se invitará a salir a los convivientes.
  • Antes de comenzar se le ofrecerá el orinal (cuña o botella).
  • Se preparará la habitación para realizar el baño cerrando las ventanas y regulando la temperatura de la habitación entre 22 y 25 grados. Si la temperatura ambiental es la adecuada sólo se tendrá que asegurar de que no existan corrientes de aire. No se debe olvidar apartar los timbres o lámparas para evitar riesgos de electrocución.
  • Se colocará la ropa y el equipo necesario junto a la cama y al alcance para, seguidamente, comprobar que la temperatura del agua es la adecuada.
  • Se colocará la cama a la altura adecuada para trabajar evitando lesiones de espalda y se pondrá el freno si ésta es móvil. Si al usuario lo va a asear un solo profesional se dejará levantada la barandilla del otro lado de la cama, para evitar posibles caídas del paciente.
  • A continuación, habrá que lavarse las manos y ponerse los guantes.
  • Se retirará hacia los pies la ropa de cama que cubre al usuario y se colocará sobre su cuerpo una toalla de baño, sin dejar a la persona al descubierto en ningún momento.
  • Es aconsejable poner una toalla bajo el cuerpo del paciente para proteger la cama.
  • Se desnudará al paciente y se meterá la ropa sucia en una bolsa que se tendrá preparada junto a la cama.
  • Se comprobará la temperatura del agua, que debe estar entre 46° C y 48° C.
  • Se colocará al paciente en decúbito supino, si no hay contraindicaciones, y se destapará la parte del cuerpo que se va a lavar, preservando su intimidad, dejando el resto del cuerpo cubierto con la toalla de baño.

 

¿Te gustaría trabajar atendiendo a personas dependientes en su domicilio? Con este curso conseguirás el título que muy pronto será imprescindible para poder hacerlo.

trabasocial

¿Por qué es tan decisiva la labor del trabajador social en un centro de atención sociosanitaria?

El trabajador social es el profesional que efectúa la valoración de la situación personal, familiar y social de las personas usuarias y realiza los informes sociales correspondientes, facilitando información sobre los recursos propios y ajenos del usuario y ejecutando trámites administrativos de su competencia.

trabasocial

Se encarga de planificar y organizar el trabajo social del centro mediante una adecuada programación de objetivos y racionalización del trabajo, realizando estudios para investigar las circunstancias sociales de los usuarios.

Además, este profesional programa y desarrolla tratamientos sociales a todas las personas atendidas en el centro sociosanitario (mediante el servicio social de cada caso y grupo) y realiza las gestiones necesarias para la resolución de problemas sociales que afecten a los usuarios, principalmente con las entidades e instituciones locales.

El trabajador social coordina los grupos de trabajo y actividades de animación sociocultural y fomenta la integración y participación de los usuarios en la vida del centro y de su entorno, colaborando en la realización de visitas a los residentes enfermos.

Forma parte del equipo interdisciplinar y participa en la preparación y puesta en marcha de programas de adaptación de los usuarios a la institución y en la elaboración, junto con el departamento médico, de las orientaciones sobre la atención de las necesidades que éstos tengan.

El trabajador social participa también en la asignación y cambio de habitaciones y mesas del comedor junto con el departamento de enfermería y la dirección del centro.

 

En general, desarrolla las siguientes funciones:

  • Evaluar las solicitudes de ingreso, en función de las necesidades y del cumplimiento de los requisitos del usuario potencial.
  • Recoger información personal del usuario relativa a su área y puesta en común con los profesionales implicados.
  • Atender de forma individual a las personas usuarias o interesadas en el servicio desempeñado por la institución.
  • Realizar los informes sociales requeridos por la administración pública, los familiares y otras instituciones.
  • Apoyar en las gestiones “necesarias” del usuario sin capacidad o proporcionar los recursos de apoyo necesarios.
  • Elaborar, en colaboración con la dirección, un sistema de gestión de las sugerencias y de las reclamaciones para, posteriormente, realizar las actuaciones necesarias para mejorar la calidad del centro.
  • Establecer relaciones con otros servicios de la comunidad y con otras entidades privadas.
  • Coordinar al voluntariado, en caso de existir esta opción.
  • Evaluar la satisfacción de los beneficiarios y sus familias y analizar las reclamaciones con el fin de optimizar la calidad.
  • Controlar las visitas y las llamadas telefónicas de familiares y amigos para tener un conocimiento exacto de las redes de apoyo con las que cuenta el usuario.
  • Comunicar al resto del equipo aquellos aspectos que deban ser tenidos en cuenta en el trato diario con el usuario.

 

Programas en los que participa:

  • Programa de preparación para el ingreso: lo hace para el usuario y su familia durante su preingreso.
  • Programa de actividades de animación sociocultural para el uso lúdico del ocio y tiempo libre de los usuarios.
  • Programa de facilitación de la adaptación del usuario a la vida del centro.
  • Programa de actividades de puertas abiertas para facilitar las relaciones de los usuarios con otras personas de la comunidad local.
  • Programa de fomento de las relaciones sociales de convivencia entre usuarios y con el personal.
  • Programa de atención y participación de las familias de usuarios en sus actividades en el centro.
  • Programa de promoción y participación del voluntariado en las actividades del centro.

 

¿Te gustaría orientar tu carrera hacia el mundo de la atención sociosanitaria? Con nuestros cursos podrás conseguir la titulación oficial que muy pronto será imprescindible para trabajar tanto en centros como en domicilios.

terapeuta

La importante figura del Terapeuta Ocupacional en un centro de atención sociosanitaria

El terapeuta ocupacional, como profesional especializado que es, participa desarrollando servicios propios ofrecidos en el plan general de actividades del propio centro. Entre éstas se encuentran actividades auxiliares de psicomotricidad, lenguaje, dinámicas o actividades de grupo y rehabilitación personal y social de las personas en la institución social.

terapeuta

También participa en las áreas de ocio y tiempo libre de los usuarios del centro, colaborando en el seguimiento o la evaluación del proceso recuperador o asistencial y en las materias de su competencia, de los programas que se realicen de formación e información a las familias de los usuarios o a instituciones externas.
Las funciones del terapeuta ocupacional dentro de una institución sociosanitaria serían:

  • Valorar individualmente las AVD (actividades de la vida diaria) de cada usuario y el tipo de ayuda que necesita para cada una.
  • Seguir y evaluar los programas de intervención.
  • Intervenir terapéuticamente, de forma individual y/o colectiva, para mantener o recuperar la autonomía del usuario.
  • Explicar el tipo de ayuda necesaria para cada individuo y el modo correcto de realizarla, a fin de mantener al sujeto activo, motivado e independiente el mayor tiempo posible.
  • Prevenir las posibles dolencias que afecten a la autonomía de los usuarios.
  • Supervisar y controlar las ayudas técnicas, según las necesidades del centro.

 

Programas en los que participa:

  • Programa de desarrollo de actividades instrumentales de la vida diaria del usuario que permitan a la persona adaptarse a su entorno y mantener una independencia en la comunidad.
  • Programa de adecuación de instrumentos de ayuda para la marcha (caminar).
  • Programa de actividades de ergoterapia o adaptación del entorno al usuario.
  • Programa de valoración y aplicación de adaptaciones y ayudas técnicas para usuarios.
  • Programa de actividades de rehabilitación psicológica a través de la musicoterapia (terapia musical).
  • Programa de actividades de rehabilitación de la psicomotricidad o expresión corporal del movimiento.
  • Programa de actividades de rehabilitación a través de manualidades o laborterapia.
  • Programa de estimulación de la capacidad sensorial del usuario.

 

¿Conoces nuestro curso destinado a personas interesadas en desarrollar su carrera en la atención sociosanitaria de mayores y dependientes especializándose en el apoyo psicosocial y la atención relacional y comunicativa?

Infografia

¿Qué perfiles profesionales se necesitan en centros de día y residencias?

Todo cuanto sucede en un centro de atención sociosanitaria está debidamente repartido en tareas para los distintos perfiles profesionales. Desde la figura del director de una residencia hasta la del celador tienen especificadas sus áreas de atención y las personas que estarán a su cargo.

 

Infografia_centros

 

Recuerda que muy pronto será necesario disponer del certificado de profesionalidad en la atención sociosanitaria para poder trabajar en estos centros. ¿Sabes lo que es? Aquí te lo explicamos y también te ofrecemos el curso para que puedas conseguir el título.

PAS

¿Qué hacer ante una emergencia? La conducta P.A.S. y otras recomendaciones

En los casos de emergencia en los que se necesitan atenciones de primeros auxilios es necesario actuar rápidamente, por lo que conviene tener presentes ciertas reglas de asociación mental que permitan recordar fácilmente el orden en que se debe actuar.

PAS

Nuestros curso para obtener el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio también dedica una parte a los primeros auxilios y las emergencias.

El mejor ejemplo de acción es la llamada conducta P. A. S.:

  • Proteger al accidentado, a uno mismo y a los demás.
  • AVISAR a los servicios de atención sanitaria.
  • SOCORRER al accidentado. Mantenerlo con vida y dejar el resto de las acciones a los profesionales.

PROTEGER el lugar de los hechos, tanto para cuidar de nuestra seguridad y la de los accidentados, como para evitar que se produzca un nuevo accidente.

Consejos:

  • Después de cada accidente puede persistir el peligro que lo originó.
  • Necesitamos hacer seguro el lugar, tanto para el accidentado como para nosotros.
  • Si hubiera algún peligro, aléjelo de usted y del accidentado.
  • De no ser posible, aleje al accidentado del peligro.


AVISAR a los servicios de socorro (número de de teléfono 112), indicando:

  • Lugar exacto, dirección o situación del accidente.
  • Tipo de accidente o incidente.
  • Número aproximado de heridos.
  • Circunstancias que pueden agravar la situación.
  • Identificación de la persona que llama y no abandonar la comunicación hasta que se indique.
  • Si estamos solos, lo primero es socorrer a la víctima y después avisar.
  • No colgar el teléfono sin estar seguros que el mensaje se ha recibido

 


SOCORRER
a las víctimas, poniendo en práctica las medidas de auxilio imprescindibles para mantener con vida a la persona y dejar el resto de acciones a los profesionales.

Consejos:

  • Mantener la calma y tranquilizar a la víctima.
  • No mover al accidentado.
  • Exploración primaria de los signos vitales.
  • Exploración secundaria de los síntomas.

 

Cuando hayamos protegido y avisado, pasamos a evaluar el estado del lesionado/a.

Seguiremos las siguientes recomendaciones hasta la llegada de personal especializado o de una ambulancia:

  • No atender al primer accidentado que nos encontremos o al que más grite, sino siguiendo un orden de prioridades.
  • Alejar a los curiosos.
  • Conservar la calma y tranquilizar al herido.
  • Extremar las medidas de precaución en el manejo del accidentado, ya que aún no sabemos lo que tiene; es decir, no mover al lesionado a no ser que sea absolutamente necesario.
  • Si es necesario mover a un accidentado se hará en “bloque” o en “tabla” ante la posibilidad de una fractura vertebral y el riesgo de daño medular.
  • Desatar la ropa ajustada (cuello, botones, cinturón…).
  • Las partes o miembros lesionados se mantendrán en posición anatómica fisiológica. En caso de fractura o luxación las inmovilizaremos con férulas. Si el accidentado vomita, se le pondrá la cabeza de lado, con el fin de evitar una broncoaspiración.
  • Si el lesionado está inconsciente no se darán líquidos.
  • Si presenta heridas, se cubrirán con gasas o paños limpios. Si está el cuerpo extraño encajado, no hay que intentar extraerlo.
  • La posición adecuada para mantener al enfermo y trasladarlo será el decúbito.
  • Abrigarlo muy bien.
  • No se deben administrar sólidos, líquidos, ni medicamentos.

duelo3

El concepto del duelo: lo que SÍ es y lo que NO es

En nuestra sociedad no es común hablar de duelo, ni de dolor ni de muerte. Vivimos de espaldas a esta realidad mientras podemos y sólo nos enfrentamos a ella cuando ya es inevitable. El desconocimiento hace que reaccionemos ante el duelo de una forma intuitiva que, la mayoría de las veces, no es la más sana.

duelo3

Si queremos ayudar a las personas que lo están atravesando es fundamental conocer las peculiaridades de este proceso; no sólo para distinguir las reacciones normales de las patológicas, sino también porque los dolientes necesitan conocer y comprender una teoría que les ayude a explicar de manera sencilla lo que les sucede. Eso en sí mismo ya es terapéutico.

El duelo SÍ es:

Una definición sobre la que existe cierto nivel de consenso es la que establece que el duelo es un proceso normal que sigue a cualquier pérdida.

Por lo tanto, el duelo es:

  • Un proceso. Esto implica dos cosas: tiempo y decisión. Requiere paciencia, no se puede acelerar. No existe un tiempo exacto, cada doliente necesita su tiempo.
  • Normal: esto quiere decir que, cuando se ha vivido una pérdida, es normal sentir dolor y lo anormal es no sentirlo de alguna manera, no importa cuál.
  • Lo que sigue a la pérdida… a cualquier tipo de pérdida, ya sea de una relación, de un trabajo o de un ser querido que ha muerto.

El duelo NO es:

  • Una enfermedad: la persona en duelo no está enferma, aunque tenga determinados síntomas.
  • Una depresión, aunque comparte casi todos los síntomas con ésta. Freud decía que la diferencia fundamental entre un duelo y una depresión es que en la depresión hay pérdida de autoestima, mientras en el duelo, no… Fuera de esta diferenciación puntual, no resulta sencillo discriminar la una de la otra.

 

Para ayudar a personas mayores y dependientes, tenemos un curso especial denominado Psicosocial, atención relacional y Comunicativa en Instituciones, que te ayudará a conseguir el título oficial necesario para trabajar en este campo.

 

(Fuente: Gala León F.J., Lupiani Jimenez M, Raja Hernández R, Guillén Gestoso C., González Infante J.M., Villaverde Gutierrez M.C:, Alba Sánchez I. Actitudes psicológicas ante la muerte y el duelo. Una revisión conceptual: Cuadernos de Medicina Forense (30): 39-50. Octubre 2002)

Las constantes vitales: valores normales y alteraciones

Las constantes vitales son los indicadores que nos informan sobre el estado de salud de un paciente. Son cinco los principales signos que se miden: Temperatura, Frecuencia Cardiaca, Frecuencia Respiratoria, Tensión Arterial y Presión Arterial.

 

Temperatura, Frecuencia Cardiaca, Frecuencia Respiratoria, Tensión Arterial y Presión Arterial
Temperatura, Frecuencia Cardiaca, Frecuencia Respiratoria, Tensión Arterial y Presión Arterial

alzheimer2

¿Qué fases pasa un enfermo de Alzheimer desde que es diagnosticado?

Las necesidades del enfermo de Alzheimer van cambiando a medida que avanza la enfermedad y cada fase de ella requiere de una respuesta determinada. La evolución de la enfermedad es variable y heterogénea en cada paciente. En general, se establecen tres estadios o fases: leve, moderada y grave.

alzheimer2

Fase leve

Los pacientes todavía pueden seguir realizando muchas cosas, unas sin ayuda y otras con supervisión. Cobran relevancia en este estadio los aspectos psicológicos, siendo necesaria la intervención profesional. Esta fase se caracteriza por los síntomas siguientes:

  • Presentar desorientación temporal y espacial, lo que puede hacer que el enfermo se pierda.
  • El enfermo olvida nombres de personas conocidas y que ve habitualmente.
  • Sufre un empobrecimiento de la riqueza expresiva, así como lentitud en las respuestas y dificultad para llamar a las cosas por su nombre (aparecen las disnomias y anomias).
  • Falta de iniciativa, depresión acompañada de ansiedad ante los déficits que empieza a experimentar en su vida cotidiana.
  • Dificultad importante para el manejo del dinero o la realización de gestiones.
  • Pequeños cambios en el estado de ánimo y personalidad.

 

Fase moderada

Aparece inquietud psicomotora; los déficits iniciales se agudizan y el enfermo, limitado por el avance de la enfermedad, ya no puede realizar muchas de las actividades de su vida cotidiana.

Presenta además:

  • Dificultad para reconocer personas, objetos y lugares. Se incrementan notablemente la pérdida de la memoria y la confusión, por lo que los pacientes tienen dificultad para reconocer a sus familiares y amigos.
  • Acentuación del empobrecimiento expresivo con lenguaje más perseverante y repetitivo; la repetición de palabras se hace frecuente.
  • En esta fase suele aparecer la tríada de afasia, agnosia y apraxia de carácter moderado. La apraxia provoca que los enfermos no puedan vestirse solos.
  • Déficit importante en la comprensión y razonamiento, tanto en material simple como complejo.
  • Alteraciones del comportamiento: por ejemplo, pueden aparecer altibajos emocionales, agresividad, vagabundeo por la casa, impulsividad, delirio y paranoia.

 

Fase avanzada

La demencia alcanza un grado de severidad significativo por degeneración en áreas de asociación de los dos hemisferios.

  • Cuadros de afasia global y mutismo, que provocan que ya no se pueda comunicar.
  • Rigidez muscular, provocando la inmovilidad parcial o total.
  • Alteraciones de la deglución que les producen múltiples problemas nutricionales y respiratorios.
  • Necesidad de asistencia familiar y profesional.

 

Si te gusta trabajar con personas mayores o dependientes, ponemos a tu alcance todos los medios necesarios para que consigas el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, el título oficial que será obligatorio dentro de pocos meses. Puedes conseguirlo siguiendo este curso.

Procedimiento de administración de un medicamento por vía tópica: vía cutánea y vía ótica

La vía tópica utiliza la piel y las mucosas para la administración del fármaco. Así pues, esto incluye la mucosa conjuntival, oral y urogenital. La característica de esta vía es que se busca fundamentalmente el efecto a nivel local, no interesando la absorción de los principios activos.

Aun cuando la vía tópica está pensada para el uso local del fármaco, la piel permite (por su naturaleza) el paso de algunas sustancias hasta llegar a los capilares dérmicos y desde ahí llegará a la circulación general.

Esta posibilidad puede favorecerse mediante la utilización de STT (Sistemas Terapéuticos Transdérmicos) ideados para conseguir el aporte percutáneo de principios activos a una velocidad programada, o durante un período establecido. A esta vía también se la conoce como vía percutánea.

Por vía tópica administramos: baños, lociones, pomadas o ungüentos, geles, champús, colirios, gotas óticas y nasales, apósitos, parches transdérmicos, etc.

 

Procedimiento de administración de un medicamento por vía cutánea:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Colocar al paciente en posición cómoda.
  • Descubrir la zona de aplicación, retirando accesorios, ropa y apósitos si existiesen.
  • Si es necesario, limpiar la zona previamente.
  • Aplicar el medicamento, ayudándonos si fuese preciso de gasas o algodón.
  • Colocar apósito si fuese necesario.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

Procedimiento de administración de un medicamento por vía ótica:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Sus gotas óticas pueden verse turbias. Si es así, agite suavemente el frasco antes de usarlas.
  • Caliente las gotas sosteniendo el frasco en sus manos durante unos minutos. Esto evitará el mareo producido al usar las gotas frías.
  • Si las gotas vienen con un gotero, sostenga la punta del gotero hacia abajo todo el tiempo. Esto evita que las gotas se devuelvan hacia la perilla (bulbo) donde pueden existir gérmenes que puedan entrar en el medicamento.
  • Las gotas óticas deben mantenerse limpias. Evite que el gotero toque el oído o cualquier otra cosa.
  • Si se va a aplicar las gotas usted mismo, acuéstese de lado o incline la cabeza hacia un lado. Si va a aplicar las gotas a otra persona, haga que ella se acueste de lado o que incline la cabeza hacia el lado.
  • En adultos, el lóbulo de la oreja debe hallarse hacia arriba y hacia atrás. En los niños debe halarse hacia abajo y hacia atrás.
  • Aplique el número exacto de gotas en el oído. Si va a aplicarle las gotas a otra persona, sostenga el oído con una mano y aplique las gotas con la otra. No apriete con mucha fuerza la perilla del gotero.
  • Coloque de nuevo e inmediatamente la tapa o el gotero en el frasco. No enjuague ni limpie el gotero.
  • Presione la oreja y mantenga la cabeza inclinada varios minutos para dar tiempo a que el medicamento recubra su oído. Si va a aplicar las gotas a otra persona, haga que la persona haga lo mismo.
  • Lávese las manos.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

¿Te gusta trabajar con personas mayores o dependientes? Dentro de los cursos disponibles en atención sociosanitaria, te recomendamos este módulo: Higiene y atención Sociosanitaria Domiciliaria.

 

Todo lo que necesitas saber sobre la alimentación por sonda

La nutrición por sonda es un método sencillo, seguro y eficaz que te ayudará a conseguir y mantener un correcto estado nutricional. Es una manera de tomar alimentos a través de una sonda colocada por personal sanitario cualificado. La forma de administrar el alimento será indicada por el médico o la enfermera.

 

Hay dos tipos de sondas:

Sonda nasogástrica: es un tubo especial que se introduce por la nariz y llega hasta el estómago.

Gastrostomía: es un tubo o sonda de alimentación que se implanta directamente en el estómago con anestesia local. Esta técnica se realiza exclusivamente en el ámbito hospitalario.

 

Normas generales para la correcta alimentación:

  1. Colocación del paciente:
  • Paciente sentado en una silla o en la cama (con ayuda de almohadones). Esta posición debe mantenerse durante la comida y hasta una hora después de terminar la alimentación, para evitar el reflujo de la comida y posibles broncoaspiraciones.
  1. Preparación del alimento:
  • Lavarse las manos antes de cualquier manipulación.
  • Comprobar la fecha de caducidad del bote de alimento.
  • Se debe administrar a temperatura ambiente, ya que si está demasiado frío puede provocar diarrea.
  • Agítelo bien antes de usarlo.
  • Si no utiliza todo el producto, debe guardarlo en la nevera y puede volver a usarlo hasta 24 horas después como máximo.
  • Tener preparada una jeringa para alimentación por sonda y agua mineral embotellada.
  1. Administración del alimento:
  • Comprobar la posición correcta de la sonda antes de cada toma (graduación en centímetros).
  • Vierta la cantidad de dieta necesaria en un recipiente limpio y graduado en milímetros.
  • Abra el tapón de la sonda.
  • Aspire el contenido del recipiente con la jeringa. No debe tener burbujas.
  • Introducir la jeringa en la sonda.
  • Iniciar la alimentación de forma lenta para facilitar tolerancia y evitar complicaciones.
  • Para finalizar introduciremos unos 50 ml de agua para eliminar de la sonda restos de alimento.
  • Se deben administrar a lo largo del día varias tomas de agua para mantener una adecuada hidratación del enfermo (en torno a 1 litro diario).
  • Debemos lavar la jeringa con agua jabonosa y aclararla bien una vez finalizada la alimentación.
  1. Administración de medicamentos:
  • Los medicamentos deben triturarse por completo, hasta que queden en un polvo fino.
  • Se disuelven en 20 o 30ml de agua y se administran con la jeringa.
  • Debemos pasar agua a través de la sonda después de administrar la medicación para evitar que se obstruya.
  • El horario de la toma de medicación se lo indicará su médico.

 

En otros posts ya te hemos hablado de los cuidados que necesita un paciente con sonda nasogástrica o gastrostomía. Recuerda que si quieres trabajar en este campo, muy pronto necesitarás el Certificado de profesionalidad, un título oficial que puedes conseguir con este curso.

 

(Fuente: Consejería de igualdad, salud y políticas sociales de la Junta de Andalucía. Servicio andaluz de salud)

higiene

¿Cómo son y cómo se llevan a cabo los protocolos y registros de higiene personal?

Ya hemos analizado anteriormente qué son y cómo se regulan los protocolos y registros en un centro de atención sociosanitaria. Ahora, daremos un paso más y explicaremos cómo se llevan a cabo en materia de higiene personal.

higiene 

 

  1. Definición: protocolo de higiene personal.

 

  1. Objetivo: mantener una buena higiene del residente.

 

  1. Población a quien va dirigido: al cien por cien de los residentes.

 

  1. Profesionales implicados: concretar los profesionales que actuarán con estos protocolos (el personal asistencial de atención directa, de enfermería, técnicos en atención sociosanitaria…)

 

  1. A) Descripción de la actuación:
  1. Respetar las costumbres y la intimidad del residente.
  2. Potenciar la autonomía del residente y ayudarlo cuando sea necesario.
  3. Higiene diaria (lavado, peinado, afeitado…).
  4. Ducha asistida y lavado de cabello (concretar periodicidad).
  5. Secar la piel con especial atención en los pliegues de la misma e hidratarla después.
  6. Pedicura, manicura, depilación…
  7. Poner colonia siguiendo las costumbres del residente.
  8. Vestirlo con ropa limpia.

 

  1. B. Registros: indicar en qué registros se anotarán las actividades llevadas a cabo, especificando qué se registrará, cómo y las incidencias producidas.

 

  1. Elaboración y vigencia: se hará constar la fecha de realización, profesionales que lo han elaborado, vigencia del protocolo, fecha prevista de valoración de funcionamiento y firma de los autores.

 

  1. Fecha de revisión y firma: la revisión de llevará a cabo en la fecha prevista o antes si se cree conveniente. Será necesario que figuren los profesionales que lo han revisado, tanto si ha habido modificaciones como si no (a ser posible sería conveniente que fuesen los mismos profesionales que lo han elaborado), fecha y firma.

 

 

Registro de higiene personal

Según el artículo 18.10 del Decreto 284/1996, modificado por el Decreto 176/2000, los centros residenciales han de disponer de un registro actualizado de las actividades dirigidas al mantenimiento de la higiene personal de los residentes.

Contenido mínimo:

  1. Identificación del usuario.
  2. Concretar las actividades (higiene diaria, ducha, pedicura, depilación, hidratación…).
  3. Calendario de estas actividades.
  4. Identificación de quien efectúa las actividades dirigidas al mantenimiento de la higiene personal del residente.

 

¿Ya tienes el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales? Recuerda que muy pronto este título será obligatorio para las personas que quieran trabajar en este campo y que puedes conseguirlo con este curso.

pictografico

¿Cómo se clasifican y evalúan los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación?

Cuando hablamos de los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación (SAACs) es importante saber de qué estamos tratando y también cómo se evalúan y clasifican estos sistemas.

pictografico

Evaluación y toma de decisiones sobre los SAACs:

1. Valoración del usuario y de su entorno:

Se analizarán varios aspectos: las habilidades cognitivas, sociales, lingüísticas y comunicativas del candidato; las necesidades comunicativas que plantea y la disposición y características del entorno familiar, escolar (o laboral, si es el caso) y social.

2. Análisis de los SAAC disponibles:

Se estudiarán los diferentes sistemas de comunicación de que se pueda disponer en cada caso y se compararán las posibilidades que aporta cada sistema con relación a las necesidades del usuario.

3. Análisis para la selección de una o varias ayudas técnicas:

Se deberán analizar las características de las ayudas técnicas disponibles para seleccionar la que mejor se ajuste a nuestra demanda.

4. Valoración del sistema y las ayudas técnicas para un usuario concreto sobre la base de las características que se están examinando:

Se intentará que el posible usuario del sistema pruebe en realidad la estrategia conjunta que se le propone y, en función de la idoneidad de los resultados, se tomará la decisión de utilizar el sistema y la ayuda técnica elegidos o, si esta combinación no fuera adecuada, se propondrá otra elección.

5. Selección final de uno o varios sistemas y ayudas técnicas:

Después de analizar todos los condicionantes, se tomará la decisión final del sistema a utilizar para una persona en concreto.

 

Clasificación:

Los sistemas de símbolos para los SAAC se dividen en gestuales y gráficos:

  • Símbolos gestuales: abarca desde el uso de mímica y gestos de uso común hasta el uso de signos manuales, generalmente en el orden correspondiente al lenguaje hablado; es lo que se denomina lenguaje signado o bimodal.

Las lenguas de signos utilizadas por las personas no oyentes no se consideran SAAC, ya que constituyen idiomas que se han desarrollado y se adquieren de forma natural, al igual que ocurre con el lenguaje hablado.

El uso de signos manuales requiere disponer de habilidades motrices suficientes, como puede ser el caso de personas con discapacidad intelectual o TEA.

  • Símbolos gráficos: abarcan desde sistemas muy sencillos basados en dibujos o fotografías hasta sistemas progresivamente más complejos como los sistemas pictográficos o la ortografía tradicional (letras, palabras y frases).

Gracias a los productos de apoyo para la comunicación y los diversos recursos para el acceso, los sistemas gráficos pueden ser usados por personas con movilidad reducida, incluso en casos de extrema gravedad.

Por ello, además de ser usados, como en el caso anterior, por personas con discapacidad intelectual o TEA, los usan también personas con discapacidades motoras (PC, ELA, EM, etc.).

  • Sistemas pictográficos: se aplican a personas que no están alfabetizadas a causa de la edad o la discapacidad.

Tienen la ventaja de permitir desde un nivel de comunicación muy básico, que se adapta a personas con niveles cognitivos bajos o en etapas muy iniciales, hasta un nivel de comunicación muy rico y avanzado, aunque nunca tan completo y flexible como el que se puede alcanzar con el uso de la lengua escrita.

Los sistemas pictográficos más usados en los diversos territorios del estado español son el sistema SPC (Sistema Pictográfico de Comunicación) y el sistema ARASAAC, desarrollado por el Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa y que es de libre disposición con licencia Creative Commons.

 

¿Te has planteado alguna vez trabajar en la atención a personas mayores o dependientes? Aquí tienes un curso en Psicosocial, atención relacional y Comunicativa en Instituciones que te ayudará a conseguirlo.

 

(Fuente: ARASAAC: Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa (Gobierno de Aragón).

 

demencia2

¿Conoces otras demencias como el Parkinson, Creutzfeldt-Jakob (ECJ), Sida (VIH) o neurosida e Hidrocefalia?

Las demencias son, a grandes rasgos, enfermedades del cerebro al producirse un déficit de funciones corticales superiores que repercuten en la actividad cotidiana del enfermo. Algunas de las más conocidas son el Parkinson, el Sida o la Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

 demencia2

Demencia en la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por una degeneración del sistema que segrega dopamina. Su etiología es desconocida, aunque tiene un posible origen genético. El inicio se sitúa entre los 40 y 70 años, de los cuales entre un 20 y un 30% de los enfermos desarrollan una demencia que aparece en las formas más graves que se conoce.

Se han propuesto algunos factores que pueden influir como la edad de inicio de la enfermedad, el tiempo de evolución, el sexo, la raza, una predisposición genética, la exposición a tóxicos, las infecciones, el estrés, la vitamina E, el tabaco, etc.

La afectación neurológica se caracteriza por las dificultades en la concentración y la tendencia a la distracción, trastornos visoespaciales, enlentecimiento del pensamiento, alteraciones de tipo frontal como la reducción en la capacidad para realizar secuencias, problemas para ordenar temporalmente un hecho autobiográfico y dificultad en las tareas que requieren cambios o alteraciones.

 

Demencia en la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

Es una demencia progresiva con multitud de síntomas y signos neurológicos, debidas a alteraciones neuropatológicas específicas (encefalopatía espongiforme subaguda), cuya supuesta etiología es un agente transmisible.

El inicio tiene lugar normalmente hacia la mitad o el final de la vida (alrededor de los 50 años, aunque puede presentarse en cualquier momento). El curso es subagudo y lleva a la muerte en uno o dos años. Debe sospecharse de este tipo de enfermedad en los casos de demencia de evolución rápida, acompañada por múltiples síntomas neurológicos.

Suele presentar una parálisis espástica progresiva de los miembros, acompañada de síntomas extrapiramidales tales como temblor, rigidez y movimientos coreo-atetoides.

En la actualidad existe una “nueva variante” de ECJ que se considera consecuencia del paso de priones de la enfermedad de las “vacas locas” (Enfermedad Espongiforme Bovina) y que se ha adaptado a la especie humana.

 

Demencia en la infección por Sida (VIH) o neurosida

Se caracteriza por déficits cognoscitivos, sin otros hallazgos clínicos que no sea la infección por VIH. La incidencia de la demencia en estos casos se estima en un 7,3% de los casos de Sida en los pacientes entre 20 y 59 años, subiendo hasta el 19% en los mayores de 75 años. La demencia suele ser un cuadro de aparición tardía y cuando el paciente está ya muy inmunodeprimido.

Los pacientes se quejan de fallos de memoria, tiempos de reacción lentos, disforia, desconexión social y apatía, problemas de relación y de desinterés sexual, déficits de concentración y dificultades para la lectura y la resolución de problemas.

Este tipo de demencia suele evolucionar casi siempre de forma rápida en el plazo de semanas o meses hacia una demencia global grave, estado de mutismo y muerte.

Se observan distintos cuadros clínicos en función de la afectación del SNC como son demencia, encefalitis subaguda, encefalopatía VIH, trastorno cognitivo/motor asociado a VIH, mielopatía vascular, neuropatía periférica, miopatía.

 

Hidrocefalia

Se caracteriza por la instauración progresiva de la triada típica de:

  • Deterioro demencial de tipo subcortical.
  • Incontinencia urinaria.
  • Trastornos de la marcha.

Pueden aparecer también signos piramidales. Asimismo se encuentra una importante dilatación de los ventrículos cerebrales, con una presión del líquido cefalorraquídeo normal o mínimamente incrementada.

La etiología de este trastorno no está clara. En determinadas ocasiones puede encontrarse una historia previa de hemorragia subaracnoidea, traumatismo craneal o meningitis, aunque en otras la etiología es desconocida. El tratamiento es quirúrgico.

 

Descubre este curso en Higiene y atención Sociosanitaria Domiciliaria. Te ayudará a trabajar en el mundo de la atención sociosanitaria.

dieta

Alimentación y nutrición: factores y dietas más frecuentes

Una vez que hemos analizado las diferencias entre alimentación y nutrición, demos un paso más en este campo, conociendo las dietas más frecuentes y los factores que condicionan lo que comemos a diario.

dieta

Entre las características de las personas con dependencia, existen factores que influyen en la nutrición y que debemos tener en cuenta:

  • Tienen menos sensibilidad en los órganos de los sentidos (vista, gusto, olfato).
  • Dificultad en la masticación, salivación y deglución.
  • Digestiones más pesadas.
  • Estreñimiento frecuente.
  • Menor sensación de sed.
  • Ignorancia y hábitos dietéticos deficientes.
  • Mayor frecuencia de enfermedades e ingesta de medicamentos.
  • Soledad e institucionalización.
  • Dificultades físicas y económicas para conseguir alimentos.
  • Enfermedades (el médico nos indicará qué tipo de dieta es la más adecuada en nuestro caso).

 

Los tipos de dietas más frecuentes que nos podemos encontrar son:

  • Dieta hipocalórica: indicada en el sobrepeso y la obesidad.
  • Dieta para diabéticos: indicada para prevenir la hiperglucemia (exceso de azúcar en sangre), la hipoglucemia (disminución de glucosa en sangre) y para obtener el peso corporal ideal, manteniendo las cifras de colesterol y triglicéridos a niveles normales.
  • Dieta pobre en sal: indicada en la hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, cardiopatías, edemas, cirrosis hepática e insuficiencia renal. No debemos olvidar que los alimentos contienen sal y que el concepto de dieta hiposódica es evitar los alimentos con alto contenido de sal y, sobre todo, no añadir ésta a los mismos.
  • Dieta pobre en grasas: indicada para disminuir y controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, así como para protección biliar.
  • Dieta para reducir ácido úrico: indicada en el tratamiento de la gota o hiperuricemia.
  • Dieta de protección gástrica: indicada para gastritis, úlceras gástricas, úlceras duodenales…
  • Dieta progresiva: indicada después de un proceso diarreico o de vómitos, introduciendo poco a poco los alimentos.
  • Dieta astringente: indicada en el tratamiento de la diarrea.
  • Dieta laxante: indicada en enfermos con tratamiento ocasional o crónico.
  • Dieta indicada para trastornos de la deglución.

 

¿Te gustaría trabajar cuidando a personas dependientes en su casa? Para ello, necesitas el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio y con éste curso podrás conseguir el título oficial.

(Fuente: Consejería de igualdad, salud y políticas sociales de la Junta de Andalucía. Servicio Andaluz de Salud)

bañera

Procedimientos del aseo: ¿cómo debe llevarse a cabo un baño en la bañera?

El aseo en la bañera no sólo representa otro modo más de realizar la higiene corporal, sino que además contribuye a favorecer la relajación (sobre todo en los mayores), estimula la circulación y ayuda a las personas con limitación muscular a mover y ejercitar las zonas afectadas.

bañera

 

Es recomendable que se utilice jabón neutro o aquéllos que contengan avena o almendra, debido a que poseen ciertos lubricantes apropiados para la piel y evitan que ésta se reseque. Asímismo, es conveniente que se utilice una esponja suave.

El procedimiento que se lleva a cabo en el baño en la bañera es el siguiente:

  • Lavarse las manos y preparar el equipo necesario para el aseo de la persona; así se evitará el ir y venir.
  • Se saludará a la persona y se le explicará el procedimiento. También se le pedirá que colabore en todo lo que le sea posible. Se mantendrá la temperatura ambiente adecuada, siendo ésta entre 22 y 25 grados.
  • Se evitarán las corrientes de aire.
  • Se debe comprobar que la bañera esté llena de agua al nivel adecuado.
  • Se introducirá el termómetro de agua, comprobando que la temperatura esté entre 37 y 40 grados.
  • Se ayudará a la persona a desnudarse, si es necesario, y a introducirse en la bañera.
  • Se comprobará que el equipo necesario para el aseo se encuentra a su alcance.
  • Si el paciente no necesita más ayuda, se le dejará sólo para preservar su intimidad.
  • Se debe permanecer cerca del cuarto de baño, durante el aseo del paciente, y se le recordará que no debe cerrar la puerta por dentro, con objeto de poder ayudarle cuando lo necesite.
  • No debe permanecer más de quince minutos en la bañera, por lo que transcurrido este tiempo se deberá entrar de nuevo en el cuarto de baño.
  • Si la persona necesita ayuda para realizar el baño, una vez enjabonada, el último aclarado se debe hacer con el agua un poco más fría para tonificar y cerrar los poros de la piel.
  • Se ayudará al paciente a salir de la bañera, si es preciso.
  • A continuación, se debe secar perfectamente toda la superficie del cuerpo por presión, nunca por frotamiento. Se hará especial hincapié en el secado de pliegues como son: pliegues de las mamas, abdomen, ingles, ombligo, pliegue del prepucio y espacios entre los dedos (espacios interdigitales). Con todo esto se evitará la aparición de maceraciones (reblandecimiento de la piel).
  • Se aplicará, si es necesario, un poco de colonia de baño y crema hidratante, aprovechando este momento para dar un buen masaje, ya que ayuda a reactivar la circulación.
  • Se ayudará, si es necesario, al usuario a vestirse, cortarse las uñas, peinarse, etc.
  • Se debe anotar en la hoja de registros cualquier incidencia que se produzca.
  • Una vez que la persona haya salido del cuarto de baño se debe enjuagar la bañera, recoger el equipo del cuarto de baño y dejarlo todo perfectamente ordenado.

 

Recuerda que, para poder trabajar en un centro de atención sociosanitaria, muy pronto será necesario estar en posesión del Certificado de profesionalidad correspondiente. Aquí te ofrecemos el curso para poder sacarte el título.

instalaciones

¿Conoces los requisitos que debe reunir un centro de atención sociosanitaria en accesos, escaleras e instalaciones?

Nada puede quedar al azar cuando se trata de la salud y la seguridad de las personas mayores. Por eso, existen unos requisitos generales que se deben cumplir en los centros de atención sociosanitaria, y los que se refieren al acceso al centro, a las escaleras y a las instalaciones son de gran importancia.

instalaciones

Accesos y recorridos interiores:

  • Los accesos deberán estar pavimentados y permitir el paso de vehículos a sus proximidades.
  • En ningún caso, el acceso a un establecimiento social se realizará a través de locales de uso distinto, ni aquél constituirá paso obligado para acceder a otro tipo de locales.
  • La circulación entre las dependencias del centro se realizará siempre por el interior del mismo.
  • El pavimento será el adecuado a las características de los usuarios.
  • Debe disponer de ascensor en caso de que para acceder al centro, o entre las dependencias del mismo, sea preciso salvar más de una planta y el grado de movilidad de los usuarios así lo requiera.

 

Escaleras:

  • Deberán tener una anchura entre 90 y 120 centímetros entre apoyos.
  • Las dimensiones de la huella de los peldaños estarán entre 28 y 36 centímetros, descontando la parte correspondiente a la proyección de la grada superior.
  • La altura de la contrahuella será de entre 13 y 18,50 centímetros.
  • El pavimento de la huella será antideslizante.
  • No deben existir resaltes ni discontinuidad entre huella y contrahuella.
  • El número de peldaños por tramo estará comprendido entre 3 y 16.
  • Los desniveles superiores a 60 centímetros deberán estar provistos de barandillas de apoyo.

 

Instalaciones:

  • Necesitan disponer de elementos de calefacción en todas las dependencias susceptibles de ser utilizadas por los usuarios, que deberán funcionar siempre que la temperatura ambiente lo requiera a fin de conseguir un mínimo de 20 grados.
  • Los elementos de calefacción que así lo requieran dispondrán de protectores para evitar quemaduras por contacto directo o prolongado.
  • Las calderas con potencia superior a 50 kW se instalarán en locales de uso exclusivo a este fin, constituyendo un sector anti-incendios independiente, no comunicado directamente con dependencias principales y con cumplimiento de la normativa vigente en la materia.
  • Las calderas de calefacción estarán en locales con ventilación adecuada, no pudiendo en ningún caso ubicarlas en dependencias utilizables por los usuarios.
  • El combustible destinado a su funcionamiento se almacenará adecuadamente.
  • Deben disponer de agua caliente sanitaria en todos los puntos de consumo.
  • Deberán disponer de teléfono de uso público en número suficiente para garantizar este servicio.

etica

Principios éticos de la intervención: así es el código deontológico del profesional de atención sociosanitaria

El profesional, siempre y ante cualquier circunstancia, debe tener presente la deontología profesional y establecer de forma muy clara cuáles son los límites de la actuación del profesional de atención sociosanitaria.

etica

Deontología profesional

El término deontología puede definirse como parte de la moral que se ocupa de los deberes y obligaciones de cada profesión. Va más allá de las normas legales, puesto que se sitúan, con una perspectiva amplia y abierta, en el terreno de lo que se “debe” exigir a un profesional en el ejercicio de su trabajo

La deontología ocupa una posición intermedia entre los ámbitos del Derecho y la Ética:

Derecho:

  • Se orienta hacia el deber (lo que se tiene que hacer)
  • Trasciende los límites estrictamente jurídicos y examina las obligaciones en un marco más general

Ética:

  • Se encarga de la dimensión moral de las acciones realizadas (prácticas buenas o malas)
  • Se mantiene en una pequeña parcela del mundo de las prescripciones morales: las reglas profesionales.

 

La deontología profesional se refiere al cumplimiento de las normas de actuación establecidas en cada profesión a través de los códigos deontológicos.

Los códigos deontológicos son los instrumentos de autorregulación corporativa para las personas que pertenecen a una determinada profesión y están constituidos por los principios, las normas y los criterios que caracteriza la realización correcta de sus tareas y cometidos.

 

Ética profesional

La ética profesional recoge los principios, métodos y las prácticas vinculadas con el desempeño adecuado de un rol profesional (funciones, actitudes, actividades, procedimientos y técnicas).

Conlleva un compromiso permanente con las funciones y las tareas que se desarrollan, insistiendo en el análisis y la aplicación de alternativas que mejoren la calidad de las intervenciones efectuadas y el nivel de satisfacción de las personas a las que se dirigen.

 

Diferencias entre la deontología y la ética profesional

La deontología y la ética profesional no deben confundirse, ya que ambos términos están separados por las siguientes diferencias:

La deontología profesional:

  • Se centra en el “deber”.
  • Se basa en reglamentaciones y códigos deontológicos.
  • Tiene un carácter colectivo.
  • Se orienta hacia el cumplimiento de unos “mínimos” establecidos.
  • Tiene unos límites tangibles (lo que se debe hacer).

 

La ética profesional:

  • Se centra en desarrollar el bien.
  • No se basa en normas formales.
  • Pertenece a la conciencia profesional e individual.
  • Se impone el desarrollo de resultados “máximos”.
  • Tiene unos límites difíciles de precisar (lo que debe y podría ser).

 

Principios básicos del código deontológico del profesional de la atención sociosanitaria. El técnico en atención sociosanitaria deberá:

  1. Cumplir con las responsabilidades.
  2. Mostrar empatía, actuar de forma responsable, sensible y tolerante.
  3. Mantener un estado de salud que no comprometa su trabajo.
  4. Asegurarse de que los usuarios reciban la información necesaria.
  5. Mantener una relación profesional con el resto de los trabajadores.
  6. Apoyar medidas de sostenibilidad medioambiental y responsabilidad social.
  7. Intervenir en los tipos de cuidados: preventivos, curativos, rehabilitadores y paliativos.
  8. Mantener óptimos los niveles de competencia y calidad en el trabajo.
  9. Respetar la confidencialidad de la información y la discreción personal.
  10. Asegurarse de que la utilización de los avances científicos y tecnológicos sean compatibles con los derechos del usuario.