Noticias

¿Realmente merece la pena dejar de fumar después de los 65 años?

Fumar es perjudicial para la salud, ya pocos lo ponen en duda, pero ¿merece la pena dejar el tabaco después de los 65 años? La respuesta es clara: sí. Los efectos positivos de decir adiós a los cigarrillos se notan ya 24 horas después. Si eres fumador o estás al cuidado de una persona que lo es desde masquemayores.com te aconsejamos como dejar este hábito. ¿Difícil? Sí, pero no imposible. En la vida has hecho cosas mucho más complicadas.

¿Te imaginas que cada día se estrellase un avión en España y no sobreviviese ninguno de sus ocupantes? Sería preocupante, ¿verdad? Pues estas muertes ya se producen; cada año fallecen 50.000 españoles por enfermedades relacionadas con el tabaco, lo que supone casi 137 casos al día, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

¿Cómo despedirse del tabaco después de toda una vida fumando?

1-Primer paso: analiza tu caso. Los motivos por los que uno fuma son variables: por relajación, estrés, automatismo, adicción…. Es importante tenerlos presentes para poder buscar alternativas.

2-“Total, el daño ya está hecho”. Si crees que no merece la pena dejar el tabaco porque “llevas toda la vida fumando” te estás equivocando. Abandonar los cigarros a partir de los 65 años aumenta la esperanza de vida entre 1,4 y 4 años. Te ayudará a vivir más tiempo y mejorar la calidad de vida. A los 5 años de dejarlo el riesgo de morir de una enfermedad cardíaca es igual a la de no fumadores.

3-“No tengo fuerza de voluntad”. Posiblemente eso no es cierto. Seguro que has sido capaz de sacar adelante a la familia, de cumplir en el trabajo, de superar momentos complicados. ¿Por qué esto va a ser diferente?

4-“Me calma y tranquiliza”. Existen otras opciones y hay que aprender a relajarse sin un cigarro. Las respiraciones profundas, técnicas de relajación o una simple siesta pueden ayudarte.

5-Miedo al síndrome de abstinencia. A las 2-4 semanas suele desaparecer (aunque depende de los casos). Los parches o chicles suelen ser un buen apoyo.

6-“Único placer que me queda”. Piensa en los beneficios: recuperarás los sentidos del gusto y olfato, mejorarás en salud, estarás menos días enfermo, con más energía…

7-¿Cuánto me voy a ahorrar? Mucho. Tomando como precio medio de una cajetilla 4,60 euros, si fumas 10 cigarros al día son casi 70 euros al mes. ¿Eres consciente de lo que has gastado en los últimos años? Haz cuentas y te sorprenderás.

8-Apoyo familiar y médico. Es fundamental; abandonar el tabaquismo solo es muy complicado, sobre todo en los momentos de recaída.

9-Un reto. Dejar el tabaco no debe plantearse como un problema, sino como un reto, una situación que hay que aprender a superar.

10-¿”No es mejor morir antes pero vivir tranquilo?”. El tabaco produce muchas enfermedades, por lo que es bueno dejar el tabaco no sólo para vivir más, sino también para vivir mejor.

El tabaquismo es la causa reconocida de 29 enfermedades, entre ellas 10 tipos distintos de cáncer. Dejar este hábito siempre es bueno, no tardes en hacerlo.

 

¿Eres celíaco? Estos síntomas pueden ayudarte a saberlo

Mareos, vómitos, comidas indigestas, fatiga…..Si tienes estos síntomas de forma reiterada la explicación puede estar en el gluten. Aunque ser celíaco se asocie a la infancia la intolerancia también puede presentarse por primera vez después de los 65. De hecho, uno de cada cinco nuevos casos se diagnostica en mayores de 60 años, según la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD). Desde masquemayores.com te damos algunas claves para detectar si eres celíaco.

La Federación de Asociaciones de Celíacos (FACE) recuerda que hasta un 75% de las personas con intolerancia al gluten están sin diagnosticar debido, principalmente, a que la enfermedad celíaca (EC) durante años se relacionó exclusivamente con su forma de presentación clásica cuando, en realidad, los síntomas son muy variables. Así, se estima que sólo un 10% de los celíacos presenta un cuadro clínico clásico. Los síntomas varían respecto a la infancia y la adolescencia.

En el caso de adultos podemos sospechar que somos celíacos si tenemos:

  1. Diarrea malabsortiva.
  2. Depresión, apatía: a la sensación de agobio se añade que después de comer algo con gluten tienes sensación de cansancio, fatiga, falta de energía.
  3. Pérdida de peso sin ningún tipo de dieta. 
  4. Falta de apetito.
  5. Anemia ferropénica. 
  6. Dermatitis herpetiforme: erupción cutánea que normalmente aparece en codos, rodillas, espalda y glúteos durante un tiempo prolongado. 
  7. Osteoporosis, fracturas, artritis: si tienes dolor, hinchazón o inflamación en articulaciones como dedos o rodillas. 
  8. Problemas digestivos: colon irritable, estreñimiento, gases, hinchazón… especialmente tras ingerir alimentos con gluten. 
  9. Yagas o úlceras en la boca de forma reiterada.
  10.  Epilepsia, ataxia, neuropatías periféricas, cefaleas.

Muchos de estos síntomas son compatibles con el síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa y otras patologías digestivas. Por eso, es aconsejable acudir al médico para realizar las pruebas pertinentes para determinar si es intolerancia al gluten o no. Para ello hay que hacer un análisis clínico y una analítica de sangre. Para el diagnóstico certero es imprescindible una biopsia intestinal.

fotoapp

Wappa Senior: la primera App para informar a los familiares del día a día en las residencias de mayores

Los familiares de mayores que viven en residencias lo tienen más fácil para saber cómo se encuentran, si han comido bien, participado en actividades… Y todo sin moverse de casa. La aplicación Wappa Senior es la primera App para acercar a familias y residentes en geriátricos.

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) es la creadora de Wappa Senior, un nuevo canal de comunicación entre los centros de mayores y las familias de sus residentes. Se trata de una herramienta que permitirá consultar desde el teléfono móvil o tablet información diaria sobre un usuario, como el menú del comedor, cuidados que recibe, incidencias

Esta App, presentada en el 56 Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y el 20 Congreso de la Societat Catalana de Geriatria i Gerontología (SCGG), fue creada por geriatras del grupo de trabajo de Asistencia Sanitaria de Residencias de Ancianos de la SEGG, en colaboración con la empresa Tudeloo Ibérica S.L. Es gratuita y ya está disponible en Google Play y App Store.

Con esta aplicación se pretende mejorar la comunicación entre los centros de mayores y las familias de las personas que residen en ellos. Con ella también se quiere dar a conocer el trabajo de los diferentes profesionales de las residencias y cerciorarse de la asistencia y cuidados que prestan.

¿Qué es lo que se puede consultar desde Wappa Senior? La aplicación ofrece un control diario de las actividades del centro, los menús, si el familiar ha comido bien, las actividades que se organizan, las visitas y las salidas. Además, permite añadir comentarios sobre el plan de atención personalizado y dispone de un apartado de mensajería para que los familiares y el personal de la residencia puedan interactuar de forma directa.

Mejorar la calidad de los centros que la adquieran es otro de los objetivos de esta herramienta, así como acercar  la tecnología a más sectores de la población.

Vaccin sur une personne âgée

¿Qué vacunas deben ponerse a partir de los 65 años?

Las vacunas se asocian a los bebés y niños pero también son cosa de mayores. Hay que tener en cuenta que el calendario de vacunación actual no se instauró hasta la década de los 60, por lo que los nacidos antes de esa fecha no fueron vacunados de forma reglada. Desde masquemayores.com te explicamos cuáles son las vacunas recomendadas a partir de los 65 años.

A la hora de plantearse la vacunación de una persona mayor lo primero es saber cuáles le fueron administradas durante su infancia o adolescencia. No se trata de ponerle todas las que se incluyen en la actualidad en el calendario de vacunación infantil, pero sí de tenerlo presente en caso de determinadas enfermedades, como neumonía. Además, desde la Asociación Española de Vacunología nos recuerdan que algunas vacunas, como la del tétanos, necesitan dosis de recuerdo.

¿Cuáles son las vacunas recomendadas a partir de los 65 años?

Gripe: Anual. En algunas comunidades autónomas se pone a partir de los 60 años.

Neumococo: Una dosis a partir de los 65. En algunas comunidades también se administra a los 60.

Tétanos-difteria: Para las personas que no fueron vacunadas se recomiendan cinco dosis: una primera cuanto antes, una segunda 4 semanas después y una tercera a los seis meses. Se completará con 2 dosis de recuerdo cada 10 años.  A los que fueron vacunados en la infancia de forma correcta se les pondrá una de recuerdo y a los que las recibieron ya de adultos (3 dosis) se administrarán otras 2 con un intervalo de 10 años. En ningún caso se debe reiniciar la vacunación, es decir, hay que seguir la máxima de “dosis puesta, dosis que cuenta”.

Vacunas especiales: En pacientes con enfermedades crónicas pueden ser necesarias otras vacunas, como la de hepatitis A o hepatitis B. Tanto la edad como alguna situación de mala salud (patologías relacionadas con el hígado, corazón o riñones, por ejemplo) debilitan el sistema de defensas, por lo que con estas vacunas se refuerza la protección ante ciertas infecciones.

Viajes: En caso de tener previsto viajar a determinados países es recomendable administrar algunas, como la de fiebre amarilla o tifoidea, en función del lugar que se visite.

Las vacunas evitan enfermedades, protegen contra virus y salvan vidas. Si estás al cuidado de un mayor infórmate sobre las vacunas que recibió de niño. El médico te asesorará sobre las que se le deben poner ahora.

melena

10 Mitos sobre las canas…. que no son blancas ni grises

Para algunos son signo de madurez, sabiduría y estatus; para otros de envejecimiento, dejadez o decadencia. Pintar canas es un proceso natural que no todos asimilamos bien. Lo que está claro es que el pelo canoso se lleva la palma en mitos y falsas creencias. Desde masquemayores.com te aclaramos algunos de ellos. Para empezar, las canas no son blancas. 

  1. -¿Las canas son un signo de envejecimiento? No, hay personas con 25 años con el pelo canoso. La cana es un cabello que pierde color por la disminución de melanina. Este proceso puede ser por la vejez (lo más habitual), pero también por otros factores, como los genes.
  2. -¿Si te arrancas una te salen dos? Falso; no salen dos ni tres ni ocho. Se trata de un efecto óptico ya que normalmente las canas aparecen en grupo (ya lo harían aunque no las arrancásemos).
  3. -¿De qué color son? Seguro que respondes blancas o grises pero, en realidad, se acercan más al amarillo. En realidad lo que sucede con los cabellos canosos es que han perdido su tonalidad, que no tienen color. Debido a la refracción de la luz los percibimos como blancos.
  4. -¿Si tienes canas no te cae el pelo? El refrán de que “el que canea no calvea” no tiene base científica. Lo que ocurre es que los pelos canosos son más gruesos y fuertes.
  5. -¿La cana que cae se repite? Sí, es decir, aunque caiga de forma natural el pelo que crecerá en su lugar será del mismo tono. Es un proceso irreversible.
  6. -¿Salen más por el estrés? No existen pruebas concluyentes pero sí que los nervios y ansiedad provocan la caída del cabello, que al nacer puede hacerlo ya de forma canosa.
  7. -¿Importan los genes? Sí, el ADN es determinante.
  8. -¿El tabaco influye? Diversos estudios así lo demuestran.
  9. -¿Qué pasa con la alimentación? Un nivel bajo de vitamina B12 provoca la despigmentación en el pelo. Así que el hígado, el cordero, la pechuga de pollo, los huevos, el salmón y los lácteos son unos grandes aliados para conservar el color de nuestra melena.
  10. -¿La etnia afecta? Sí, los caucásicos tienen a quedarse canosos antes que los negros y asiáticos.

Optar por teñirse el pelo para disimular las canas es una opción pero hay que informarse sobre el tipo de producto que apliquemos ya que algunos contienen agua oxigenada y amoniaco, lo que  puede provocar que no te quedes canoso… pero sí calvo.

 

 

afeitar

Cómo afeitar a una persona que no puede hacerlo por sí misma

Debemos fomentar la autoestima de los mayores y una buena forma de hacerlo es animarlos a que se arreglen y aseen diariamente. En el caso de los hombres el afeitado es un gran aliado. Desde masquemayores.com te damos unos consejos de cómo hacerlo si no pueden ellos solos.

Antes de nada hay que tener en cuenta que hay hombres que tienen barba y que desean seguir con ella porque se sienten más a gusto. Para el resto de casos (cuando no estén capacitados para afeitarse a sí mismos) lo primero es tomar una serie de precauciones, como valorar el estado de la persona, comprobar si toma medicamentos anticoagulantes, (como los del Sintrón) o lleva marcapasos; en el primer caso es mejor la maquinilla eléctrica y en el segundo cuchillas desechables. Cuando la cara está inflamada o con erupciones es aconsejable posponerlo para otro momento. Sin son personas que viven en residencias consultarlo con el personal médico.

Proceso: 

  • Informar a la persona.
  • Colocarla en  posición adecuada y cómoda (hay que tener en cuenta las posibles limitaciones físicas).
  • Si el afeitado es con cuchilla la cara tiene que estar húmeda (el agua caliente abre los poros). Los geles y espumas ayudan a que la piel no se irrite.
  • Rasurar con delicadeza, sin prisas. Hay que tener especial cuidado en las zonas de pliegues y arrugas de la piel. Debe hacerse en el “sentido de la barba” y esto depende de cada persona ya que el crecimiento del pelo no es uniforme.
  • Lavar con agua fría para cerrar los poros.
  • Secar la cara con una toalla o pañuelos de papel, sin presionar.
  • Si se produce algún corte frenaremos la hemorragia inmediatamente haciendo presión con una gasa limpia o con un trozo de papel higiénico, desinfectamos y colocamos una tirita.
  • Aplicar loción para el afeitado.

Al finalizar el afeitado es importante recoger, ordenar y limpiar el material usado. Las maquinillas eléctricas deben limpiarse después de cada uso, desmontando y cepillando el cabezal y el eje.

 

 

 

¿Tienes la tensión alta? Descubre cómo seguir comiendo con sabor

¿Sólo dos gramos al día?, ¿ni una pizca de sal?, ¿mejor el jamón york que el serrano? Ser hipertenso puede crear un auténtico quebradero de cabeza a la hora de cocinar. Sin embargo, no tiene por qué ser sinónimo de renunciar al sabor. En el Día Internacional de la Hipertensión desde masquemayores.com te damos unos consejos para preparar tus comidas con poca sal pero sin que queden insípidas y sobre los alimentos de los que es mejor prescindir.

La hipertensión es una de las enfermedades crónicas más habituales entre los mayores. De hecho, se estima que entre el 70 y 85% de la población española mayor de 65 años la padece.

¿Cuánta sal puedo tomar? La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para la población adulta 5 gramos al día. En el caso de hipertensos se reduce a 2 (una cucharilla de té).

¿Cómo puedo potenciar el sabor de las comidas? Con pimienta, azafrán y otras especias, hierbas aromáticas (tomillo, laurel, romero…), semillas aromáticas (anís, mostaza, sésamo), ajo fresco o zumo de limón.

¿Cuándo añadir la sal? Mejor cuando el plato esté finalizado y no durante el cocinado. Así se evita echar varias veces.

Mezclar sabores: Combinar sabores dulces y salados ayuda a potenciar el sabor. ¿Has probado la carne al horno con calabaza o manzana?

Miel: Otro gran aliado del gusto.

Aceite: Elige con sabor, como el de oliva.

La “sal” oculta: Contrariamente a lo que se cree, sólo el 10% de la sal diaria que se consume se agrega al cocinar o en la mesa. El 80% está “oculto” en alimentos procesados y preparados, como las conservas o embutidos. Por eso es importante leer las etiquetas. El 10% restante corresponde al sodio natural de los alimentos y medicamentos.

Alimentos dulces: Erróneamente se piensa que galletas, pasteles o pastas no llevan sal. Insistimos en la importancia de mirar el etiquetado para comprobarlo.

¿Jamón serrano o york? La cantidad de sal dependerá del producto. En algunos casos el york tienen tanta sal como el serrano.

Alimentos frescos: Siempre mucho mejor que los procesados. No te olvides de las frutas y verduras. Los quesos curados, las sopas de sobre y mayonesas tendremos que borrarlos de nuestra dieta.

Además de una dieta baja en sal, el ejercicio físico y  hábitos saludables (como no fumar) son básicos para poder controlar una enfermedad que va en aumento. De hecho, la Sociedad Internacional de Hipertensión calcula que el envejecimiento, la obesidad y el sedentarismo pueden provocar que el número de hipertensos a nivel mundial crezca hasta los 588 millones en 2025. 

Rotura de cadera: una fractura que afecta a más de 100 españoles al día

En España se producen cada día más de 100 roturas de cadera. En el caso de los mayores, uno de cada cuatro que la sufre muere a lo largo del primer año tras la fractura, según datos del VII Congreso de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología que se celebró conjuntamente con el XIII Congreso de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología (Zahartzaroa).

La fractura de cadera es una lesión habitual entre los mayores, hasta el punto de que algunos especialistas llegan a hablar de “epidemia ortopédica”. Los datos así lo constatan; en España se contabilizan cada año unas 210.000 fracturas, de las que 40.000 son de cadera. Esto supone más de 100 casos al día.  Las previsiones apuntan a que en 2025, en paralelo con el envejecimiento de la población, el número de fracturas anuales aumentará hasta las 286.000, de las que 60.000 serán de cadera (164 diarias).

En el caso de los mayores, el 24% de los que sufren una rotura de cadera mueren en el año siguiente a la fractura y el 20% de los que eran autónomos para caminar necesitan ingresar en una residencia. Así lo explicó el doctor Vincenzo Malafarina, médico geriatra del Hospital San Juan de Dios de Pamplona, durante su participación en Bilbao en el VII Congreso de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología celebrado conjuntamente con el XIII Congreso de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología.

Las causas principales de la fractura de cadera son la osteoporosis y las caídas. Hay que tener en cuenta que la osteoporosis es la enfermedad ósea metabólica más frecuente ligada al envejecimiento. De hecho, debido a ella, aproximadamente la mitad de las mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura de cadera, muñeca o vértebras. Por eso, es aconsejable seguir una serie de hábitos como ejercicio físico, dieta rica en calcio y vitamina D, no fumar y no consumir alcohol.

Como el riesgo de caerse se duplica en aquellas personas que ya tuvieron una caída anterior es importante reforzar la prevención para que no se repita. Tenlo en cuenta si estás al cuidado de un mayor que ha pasado por esta situación. Desde masquemayores.com te recordamos que pequeños gestos, como retirar las alfombras o asegurar los muebles, ayudan a evitar caídas.

También puede interesarte:
Cómo conseguir un hogar seguro para los mayores

10 Consejos de alimentación para pacientes con fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad reumática caracterizada por un dolor constante e intenso. Actualmente no tiene cura y tampoco existe un tratamiento totalmente eficaz. Sin embargo, seguir una serie de pautas, como una alimentación adecuada, ayudan en el día a día de estos pacientes. ¿Qué es lo más recomendable y qué no se debería consumir? Desde masquemayores.com te lo explicamos en 10 puntos. 

  1. Calcio y magnesio: los enfermos con fibromialgia sufren escasez de los dos. Por eso es importante tomar alimentos que los contengan como (además de lácteos) espinacas, sardinas, higos, almendras, naranjas o garbanzos.
  2. Omega 3: tiene un efecto antiinflamatorio y también mejora los estados de depresión. Lo encontramos en el pescado azul, marisco, yema de huevo, lechuga, soja o  brócoli. Descartar las grasas y embutidos. 
  3. Vegetales crudos: aumenta el aporte de vitaminas antioxidantes. Aconsejable comerlos diariamente, al igual que la fruta. 
  4. Aceite de oliva crudo: también diariamente. 
  5. Frutos secos: se recomienda su consumo diario por sus minerales basificantes y ácidos grasos saludables. 
  6. ¿Carne o pescado? aunque la primera no está prohibida mejor decantarse por el segundo. Tener en cuenta que siempre son preferibles las proteínas de origen vegetal que animal. 
  7. Cereales y legumbres: de 3 a 6 raciones diarias (arroz, pan, pasta…) 
  8. Alcohol y cafeína: su consumo debe evitarse. 
  9. Productos azucarados y dulces: tomarlos muy ocasionalmente. 
  10. Brote agudo de dolor: en estos casos es mejor optar por una dieta blanda y comer muy a menudo en pequeñas cantidades.

Además de una buena alimentación desde masquemayores.com te recordamos que, en caso de fibromialgia, es fundamental el ejercicio físico suave y el apoyo médico y psicológico.

También puede interesarte:
¿Qué debo comer después de los 65? 

10 Preguntas sobre el lupus, una enfermedad “invisible”

El doctor House consiguió que se conociese un poco más. Sin embargo, es tal la desinformación que existía y sigue existiendo sobre el lupus que algunos pensaron que era una invención del cascarrabias doctor. La realidad es que el lupus continúa siendo una enfermedad “invisible”. Por eso, desde la Federación Española de Lupus (FELUPUS), en colaboración con GSK, han elaborado “17 visiones del lupus. Análisis cualitativo y cuantitativo sobre la realidad del paciente con lupus en España”, una hoja de ruta del paciente con lupus en España. Te desvelamos los aspectos más destacables de este documento y las claves de esta enfermedad. 

  1. ¿Qué es el lupus? Es un trastorno autoinmune y crónico que consiste en que el sistema inmunológico del organismo considera erróneamente que células, tejidos y órganos sanos son cuerpos extraños (como si fuesen virus o bacterias). Como resultado crea anticuerpos que atacan y destruyen a esos elementos sanos, lo que causa inflamación, dolor y lesiones en la sangre, los riñones, el sistema nervioso y el corazón.
  2. ¿De dónde viene el nombre? El término lupus (lobo el latín) se atribuye al médico Rogerius del siglo XIII, que lo utilizaba para describir las lesiones faciales que le recordaban a la mordedura del lobo.
  3. ¿A cuántas personas afecta? En España la padecen 40.000 personas, de las que el 90% son mujeres. Se estima que a nivel mundial la cifra es de 5 millones.
  4. ¿Tiene cura? Actualmente no.
  5. ¿Cuáles son los síntomas? Son muy variables y no suelen presentarse todos a la vez. Los más frecuentes son: articulaciones doloridas e inflamadas, fiebre persistente por encima de los 38 grados, fatiga extrema prolongada, erupciones cutáneas, dolor en el pecho al respirar, anemia, exceso de proteína en la orina, sensibilidad al sol o la luz ultravioleta, pérdida del cabello, problemas en la coagulación de la sangre,  coloración blanca o azul en los dedos con el frío, convulsiones y úlceras bucales o nasales duraderas.
  6. ¿Hay factores desencadenantes? Según FELUPUS hay factores que pueden desencadenar su aparición o causar un brote: luz ultravioleta, algunos medicamentos, infecciones, estrés acentuado, algunos antibióticos y hormonas.
  7. ¿Es una enfermedad rara? No, pero se puede decir que sí “invisible”, tanto por la desinformación que existe entre la población sobre esta patología como la incomprensión que viven muchos de los afectados.
  8. ¿Cuáles son las principales reivindicaciones de estos enfermos? En “17 visiones del lupus. Análisis cualitativo y cuantitativo sobre la realidad del paciente con lupus en España” reclaman una mayor divulgación, más apoyo social e institucional, recursos humanos, materiales y económicos y un abordaje multidisciplinar.
  9. ¿Se considera una discapacidad? No; es otra de las reclamaciones de los afectados.
  10. ¿Por qué necesitan estos enfermos protecciones solares? El sol es uno de los principales inductores de la enfermedad, por eso los enfermos de lupus deben usar fotoprotectores todo el año. Reclaman que se incluyan en la financiación pública del Sistema Nacional de Salud ya que para ellos son medicamentos.

Diagnosticar el lupus puede ser complicado. Por eso la información y asesoramiento son básicos ya que se trata de una enfermedad con secuelas graves.

Reírse: el método más divertido para ejercitar la memoria en la tercera edad

¿Un método eficaz para ejercitar la memoria? Reírse. Es gratis, desestresante y, además, muy saludable. Un nuevo estudio de la Universidad Loma Linda de California concluye que la risa y el humor pueden reducir el daño cerebral causado por la hormona cortisol, conocida como la “hormona del estrés” (responsable de la pérdida de memoria). La risa es realmente una medicina y, además, no hay ningún peligro si superamos la dosis recomendada.

La risoterapia, es decir, terapia para mejorar el estado físico y psicológico a través de la risa, es algo más que una moda. Reírse es saludable y también eficaz contra la pérdida de memoria. Una investigación de la Universidad Loma Linda de California (Estados Unidos) concluye que el humor puede reducir el daño cerebral causado por la hormona cortisol, conocida como la “hormona del estrés”. Esta hormona puede provocar importantes pérdidas de memoria al dañar la conexión entre células cerebrales. Su incidencia es mayor a medida que cumplimos años.

Para comprobar cómo la risa puede reducir el daño provocado por el cortisol los investigadores realizaron un sencillo experimento; mostraron un vídeo humorístico de 20 minutos a dos grupos de voluntarios: uno de mayores sanos y otro de mayores con diabetes. A un tercer grupo de control no se le enseñó ningún vídeo. ¿Los resultados? Los dos grupos que visionaron las imágenes experimentaron una disminución significativa en los niveles de la hormona cortisol y mejoras en las pruebas de memoria a las que fueron sometidos, en comparación con el grupo que no vio el vídeo.

Este nuevo estudio viene a demostrar que la creencia popular de que reír es la mejor medicina es más que cierta.

La risa, sea espontánea o “dirigida”, tiene muchos beneficios:  

  • Reduce la presión arterial.
  • Aumenta el flujo sanguíneo.
  • Reduce las hormonas nocivas del estrés.
  • Calma el asma y migrañas.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Tiene efecto analgésico.

Un antiguo proverbio chino dice que “para estar sano hay que reírse al menos 30 veces al día”. Por eso, si estás al cuidado de un mayor, te animamos a que no lo pienses dos veces y os riais juntos… seguro que os sentís mucho mejor y, además, ejercitáis la memoria.

También puede interesarte:
¿Ejercicios de memoria? Juega al tute o al bingo

Pollen Allergy

Diez claves y mitos sobre el asma

El asma afecta ya a más de 300 millones de personas, una cifra que va en aumento. Es la enfermedad crónica más común entre los niños. Sin embargo, y contrariamente a la creencia popular, también puede presentarse por primera vez después de los 65 años.

El primer martes de mayo se celebra el Día Mundial del Asma, una fecha para concienciar a la población sobre esta enfermedad, cómo pode tratarla y reducir los factores de riesgo. Desde masquemayores.com te aclaramos en 10 puntos algunas claves sobre el asma, falsos mitos y cómo abordarla en caso de pacientes mayores.

  1. Enfermedad global: el asma está presente en todo el mundo, independientemente del grado de desarrollo de los países. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la padece el 5% de la población mundial. 
  2. Edades: aunque es una patología frecuente en niños afecta a  todas las edades. De hecho, puede aparecer por primera vez después de los 65 años. 
  3. Síntomas: a veces son confusos. Los más frecuentes son respiración con pitos en el pecho, tos prolongada que puede ir acompañada de expulsión de moco, dificultad para respirar, sensación de ahogo y opresión en el pecho. Los síntomas no cambian con la edad. Se presentan varias  veces al día o a la semana. En algunos pacientes empeoran con la actividad física o por la noche. 
  4. Incurable: el asma es una enfermedad crónica. Por eso es básico un diagnóstico y tratamiento adecuado. 
  5. Detección en mayores: es más complicado al confundirla con otras enfermedades respiratorias, como bronquitis o enfisema pulmonar. 
  6. Mortal: el asma puede ser una enfermedad mortal si no se toman las medidas de prevención adecuadas o medicación. 
  7. Factores de riesgo: está la exposición a alérgenos como los ácaros del polvo y el polen. Sin embargo, los expertos apuntan al tabaco y  la contaminación (especialmente la generada por el tráfico) como los principales factores de riesgo.
  8. Tratamiento: el más habitual son los corticosteroides inhalados. En el caso de los mayores, el consumo de otros medicamentos para otras patologías, como el control de la presión arterial, pueden afectar negativamente al asmático.
  9. El día a día: conocer bien la enfermedad para ser diagnosticada es básico. De hecho, en España se calcula que sólo uno de cada cuatro pacientes está bien controlado.
  10. El futuro: las previsiones apuntan a que en los próximos 15 años el número de afectados aumentará en unos 100 millones.

“Puedes controlar tu asma”. Este es el lema que siempre se usa para esta efeméride. Con él desde la OMS y las asociaciones médicas quieren incidir en la importancia de prevenirla y conocer sus síntomas. Si estás al cuidado de un mayor con asma tenlo presente y asesórate e infórmate adecuadamente.

¿Cómo limpiar y cuidar las prótesis auditivas?

Poder oír es poder comunicarse. La pérdida de audición es habitual entre los mayores. De hecho, se calcula que el 30% de los adultos entre 65 y 74 años tiene algún problema auditivo. El porcentaje aumenta hasta el 47% a partir de los 75. Desde masquemayores.com te damos unos consejos básicos de cómo limpiar los audífonos para que no se deterioren.

La falta de higiene de una prótesis auditiva favorece el deterioro de la misma y la aparición de infecciones en la piel. Por eso es importante seguir una serie de pautas para su cuidado y limpieza. Si estás al cuidado de una persona que usa audífono debes enseñarle cómo hacerlo (siempre que sus capacidades físicas y psicológicas se lo permitan). En caso contrario deberás hacerlo tú mismo.

Es aconsejable: 

  • Utilizar paños, cepillos, agujas y productos de limpieza y desinfección específicos.
  • Usar deshumificadores para eliminar la humedad que se acumula en la prótesis como consecuencia del sudor y las condiciones ambientales.
  • Limpiar y desinfectar el molde de la siguiente forma:
  1. Separar el audífono del molde.
  2. Introducir el molde en agua y desinfectante específico  y dejar actuar toda la noche.
  3. Enjuagar con agua.
  4. Secar bien.
  5. Eliminar la humedad del molde con un soplador.

Recuerda que es importante evitar el uso de laca para el pelo u otros productos capilares cuando lleves puesto un audífono. Si quieres usarlos desde masquemayores.com te aconsejamos que lo hagas antes de colocarlo. Si vas a someterte a un tratamiento de ultrasonidos, rayos X o similar hay que retirarlo.

 

También puede interesarte:

Prótesis dentales: ¿Cómo debo limpiarlas?

¿Cómo desengancharse de las pastillas para dormir? Con información

“No consigo dormir si no es con pastillas”. Esta frase es habitual entre muchas personas de la tercera edad. Sin embargo, un sencillo estudio universitario en Canadá ha demostrado que los mayores son capaces de dejar los somníferos con más facilidad si están bien informados sobre sus beneficios y riesgos.

Los somníferos ayudan a conciliar el sueño pero tienen muchos efectos secundarios, como pérdida de memoria, deterioro cognitivo, muerte prematura o adicción. Con la edad, es frecuente que sea más difícil quedarse dormido o despertarse varias veces por la noche (algo que entra dentro de la normalidad), lo que provoca el mayor uso de pastillas para dormir. Un estudio del Instituto Universitario de Hériatrie de Montreal (Canadá), publicado en la revista “JAMA Internal Medicine” demuestra que los mayores son capaces de dejar este tipo de medicamentos si disponen de la información adecuada.

Para llevar a cabo el estudio se analizaron 303 pacientes que acudían regularmente a las farmacias, tomaban más de 10 pastillas diarias para diferentes patologías y llevaban 10 años consumiendo somníferos. El experimento fue sencillo: a la mitad de ellos se les ofreció información (en las propias farmacias) sobre los beneficios y riesgos de los medicamentos para dormir. Pasados seis meses, el 27% de las personas que participaron en la investigación abandonó los somníferos y el 11% estaba en proceso de dejarlo.  Los resultados fueron similares en hombres y mujeres, pese a que ellas son más propensas a tomar pastillas para dormir.

Los responsables de la investigación sacaron una conclusión clara: a las personas mayores no se les da suficiente autonomía para poder tomar decisiones sobre el cuidado de su salud y uso de medicamentos. Además, la falta de información también influye en el consumo de somníferos por desconocer sus efectos secundarios.

Si te encargas del cuidado de un mayor presta una especial atención si consume somníferos, especialmente si es durante un período prolongado. Hábitos como el ejercicio físico, evitar las comidas pesadas o acostarse siempre a la misma hora pueden ayudar a conciliar el sueño.

misa2

Ir a misa también ayuda a recordar

¿Es bueno que una persona mayor vaya a misa? Si es creyente y ya lo hacía antes la respuesta es “sí”.  Le ayudará a salir de casa, relacionarse y estimular la memoria al tener que recordar las oraciones. Desde masquemayores.com te explicamos los beneficios de esta actividad más allá de las creencias religiosas.

Si estás al cuidado de una persona mayor o dependiente debes tener en cuenta que es fundamental respetar sus creencias religiosas. Si sus condiciones físicas y psíquicas lo permiten es aconsejable asistir a oficios religiosos siempre que sea de forma voluntaria.

Dejando al margen el lado espiritual,  ir a misa tiene otro efectos positivos:

  • Desarrolla lazos sociales con el vecindario.
  • Fomenta la autoestima y el cuidado personal ya que normalmente se arreglan y visten de un modo especial.
  • Ejercicio físico: tanto el desplazamiento hasta el lugar de culto como la propia liturgia de la misa (levantarse, sentarse, arrodillarse).
  • Estimulación de la memoria: al recordar oraciones y canciones.

En el caso de personas con demencia o Alzhéimer y que no puedan salir de casa las actividades religiosas también les aportan una serie de beneficios:

  • Les ayuda a recordar actos del pasado: puedes enseñarle fotos de fechas muy señaladas, como su boda o bautizo de los hijos. Otra opción es usar objetos (en caso de que los tuviera) con un significado especial para él, como su rosario o misal.
  • Estimulación de la memoria: a través de los rezos o canciones.
  • Crea una rutina: fijar esta actividad para un momento determinado del día es muy positivo en caso de personas con demencia. También es aconsejable recitar las mismas oraciones todos los días y en el mismo orden. En caso de que no recuerde algunos párrafos ayúdale a hacerlo.
  • Mejora la relación con el cuidador.

Cuando se está al cuidado de un mayor es importante aprovechar los actos cotidianos para estimular la memoria y el recuerdo. Una simple oración o una canción pueden ayudar a no olvidar.

Ideas para organizar tu nevera

 ¿Dónde es mejor guardar los huevos?, ¿y el embutido? Una nevera en orden no solo te ayudará a la hora de preparar la comida sino también a evitar intoxicaciones o que los alimentos se estropeen. Desde masquemayores.com te ofrecemos unos consejos para organizar el frigorífico. 

Algunas de las bacterias causantes de intoxicaciones alimentarias pueden multiplicarse a temperatura ambiente en muy poco tiempo. Una de las mejores maneras de evitarlo es refrigerar los alimentos correctamente.  La temperatura ideal de la nevera oscila entre 0 y 5ºC. Por eso, hay que procurar no dejar abierta la puerta durante mucho tiempo.

La capacidad del frigorífico debe ser adecuada al número de personas a las que presta servicio. No se debe sobrecargar y es importante separar los alimentos entre sí para facilitar la circulación del aire.

Para evitar que unos alimentos contaminen a otros es conveniente colocar correctamente los alimentos según sus necesidades de conservación. Así, debes separar los alimentos crudos de los cocinados.

Te damos una idea de cómo organizar la nevera:

  • En el estante superior: alimentos cocinados (sobras de comida, conservas a medias…).
  • Estante del centro: huevos, productos lácteos y embutidos.
  • Estante inferior: alimentos crudos (como carne o pescado) siempre envasados y separados adecuadamente.
  • En la puerta: bebidas o alimentos con un consumo frecuente: leche, refrescos, zumos…
  • En el verdulero: frutas y verduras.

Te aconsejamos usar envases y tapas para evitar que los alimentos crudos “contaminen” los cocinados o listos para el consumo. Además, limpia con frecuencia el interior de la nevera y siempre que se produzcan derrames o goteos.

Los alimentos que se quieran descongelar deben colocarse en envases tapados y colocarlos en el estante inferior para evitar goteos en otros alimentos.

Una nevera en orden y limpia te evitará muchos quebraderos de cabeza. En la medida de lo posible hay que cumplir con la máxima: “First in, first out”; lo “primero que entra es lo primero que sale”. De esta manera consumiremos primero aquellos productos con una fecha de caducidad más próxima.

Diez libros protagonizados por mayores

Desde el pescador cubano de Hemingway hasta el jubilado de banca que padece Alzhéimer en “Arrugas”. En el Día del Libro os recomendamos 10 obras protagonizadas por mayores.

1-“El amor en los tiempos del cólera” (1985). Gabriel García Márquez. Un libro sobre el amor en la tercera edad, el paso del tiempo, la muerte y la amistad. Sus protagonistas son dos ancianos a los que la vida da una segunda oportunidad. 

libro1

2-“El abuelo que saltó por la ventana y se largó” (2012). Jonas Jonasson. Su protagonista decide fugarse de la residencia de mayores en la que vive justo el día que cumple 100 años. Casi sin quererlo se ve inmerso en una aventura que pone al país patas arriba. Todo un éxito de ventas.

libro2

3-“El viejo y el mar” (1952). Ernest Hemingway. El último libro de ficción publicado por Hemingway está protagonizado por un pescador anciano en decadencia. Su perseverancia le permite pescar un gran pez después de intentarlo durante 84 días.

libro3

4-“El curioso caso de Benjamin Button” (1922). Francis Scott Key Fitzgerald. Un hombre que nace viejo y, a medida que pasan los años, recupera la juventud, lo que le permite ver la sociedad y la gente que lo rodea desde un punto de vista diferente. Se publicó por primera vez en 1922. En 2008 se adaptó al cine.

libro4

5-“Arrugas” (2007) Paco Roca. Un cómic en el que se aborda el Alzhéimer y la demencia. El protagonista es Emilio, un antiguo ejecutivo de banca que padece Alzhéimer. El autor se documentó durante un año (visitando residencias y recopilando anécdotas reales) para elaborar su historia.

libro5

6-“El  insólito peregrinaje de Harold  Fry” (2012). Rachel Joyce. Un hombre de 65 años, tras jubilarse, sale de casa a echar una carta. Decide seguir andando hasta la otra punta de Inglaterra para dar ánimos a una enferma de cáncer. Sus heridas personales le acompañarán en el periplo.

libro6

7-“El abuelo” (1897). Benito Pérez Galdós. Novela dialogada protagonizada por el conde de Albrit, que regresa de América tras la muerte de su hijo para intentar averiguar cuál de sus dos nietas es la legítima. La obra fue adaptada al teatro y el cine.

libro7

8-“Dime quién soy” (2010). Julia Navarro. Una periodista recibe una propuesta para investigar la vida de su bisabuela, de la que sólo sabe que huyó de España abandonando a su familia un poco antes de estallar la Guerra Civil.

libro8

9- “El sentido de un final” (2012). Julian Barnes. Reflexión sobre el sentido de la vida, el remordimiento y la memoria. Su protagonista es un jubilado que rememora como conoció a uno de sus mejores amigos y como su novia lo deja por él.

libro9

 

10-“Los viejos no deben enamorarse” (1941). Alfonso Rodríguez Castelao. Obra de teatro que combina farsa y humor para tratar un tema universal: el amor entre mayores y jóvenes.

libro10

manos mayores

Cómo hacer más llevadero el ingreso en un centro

Para cualquier persona cambiar de domicilio y de las personas que lo cuidan es un cambio muy importante. Por eso, cuando se decide ingresar a un mayor en una residencia es fundamental fomentar una buena adaptación a la institución. Desde masquemayores.com te ofrecemos estrategias de intervención para facilitar este proceso.

La adaptación de un dependiente a un centro institucional es fundamental. A menudo se cae en el error de prestar más atención a otros factores (atención médica, cuidados higiénicos, actividades de ocio, instalaciones…) y se olvida que el período de adaptación es básico para que el usuario se sienta cómodo y a gusto en el centro.

Factores que favorecen la adaptación:

  • Voluntariedad: el futuro residente es parte activa de la decisión.
  • Elección del centro: según las preferencias del usuario.
  • Características personales: buen estado de salud, autonomía, capacidades físicas y psíquicas bien conservadas, carácter abierto y flexible.
  • Características del centro: que sea pequeño, cercano al domicilio, con posibilidad de salir al exterior, abierto a la comunidad y que permita mantener los contactos sociales preexistentes del usuario.

Estrategias de intervención:

  • Antes del ingreso: se realizará una recogida de información sobre el futuro residente (estado de salud, forma de vida, nivel de autonomía…), entrevistas personales y con la familia y se usarán las escalas de valoración.
  • Es importante mantener la comunicación entre la familia y el usuario para arropar a la persona, explicar y razonar con ella los motivos del traslado y resolver sus dudas. El objetivo es minimizar el sentimiento de abandono “por ser un estorbo”. La actitud debe ser abierta y paciente mostrándole afecto y subrayando siempre las ventajas del ingreso.
  • Puede realizarse una visita previa al centro para ir familiarizándose con las instalaciones, los servicios, el personal y otros residentes.
  • En el momento del ingreso se realizará la acogida del usuario y se le asignará una persona de referencia para acompañarla los primeros días. Es importante que los cuidadores permanezcan atentos a su estado de ánimo.
  • Durante la estancia: el tiempo medio de adaptación está entre los 3 y 6 meses, aunque puede ser mayor. Es importante una observación personalizada y facilitar el proceso con horarios flexibles, permiso para personalizar su habitación, implicación en la elección de actividades y fomentar el mantenimiento del contacto con la familia.

 

La autonomía e intimidad son las principales pérdidas a las que se enfrenta un nuevo usuario de una residencia o centro de mayores. Desde masquemayores.com te recordamos que el ingreso será mucho más fácil si conserva sus relaciones familiares y amistades.

En caso de quemaduras, ¿agua fría o pinchar las ampollas?

Las quemaduras en el hogar suelen producirse, generalmente, por contacto con líquidos (agua, café, aceite…), con el fuego (cocinas, estufas, calentadores…) o con objetos con temperaturas elevadas (planchas, hornos, sartenes…). Por eso, si eres el cuidador de un dependiente debes prestar una especial atención si está en alguna de estas situaciones, especialmente si tiene algún tipo de problema de movilidad o demencia.

¿Qué hacer ante una quemadura leve?

  • Enfríala rápidamente en el chorro con agua fría.
  • Cubre la zona con apósitos estériles.

¿Qué hacer ante una quemadura grave?

  • Neutraliza la fuente de calor (si es posible).
  • Valora la víctima y la quemadura.
  • Vigila las constantes vitales.
  • Enfría la quemadura con agua fría durante al menos 15 minutos, sin aplicar el chorro directamente sobre la quemadura.
  • Quita la ropa del accidentando, exceptuando la adherida a la piel.
  • No pinches las ampollas.
  • Cubre la zona quemada con apósitos estériles.
  • Mantén elevadas las extremidades (si se trata de brazos o piernas) quemadas.
  • Si está consciente y no vomita se le puede dar agua con sal o bicarbonato.
  • Traslado a un centro hospitalario.

Las quemaduras de tercer grado (las que afectan a la epidermis, músculos, nervios y vasos sanguíneos) pueden tener consecuencias muy graves. Por eso, es importante seguir el protocolo de actuación y no perder la calma. Desde masquemayores.com te recordamos algunas cuestiones que no se deben hacer nunca ante una urgencia de este tipo: una persona con llamas nunca debe correr; hay que intentar cubrirla con una manta. No se deben administrar antisépticos clorados ni vendar dos superficies quemadas juntas.

Prótesis dentales: ¿Cómo debo limpiarlas?

Las prótesis dentales son un aparato muy utilizado por las personas mayores. No sólo permiten seguir comiendo de forma normal sino también ayudan a sentirse mejor al solucionar el problema estético de estar sin dientes. Una dentadura postiza en mal estado puede afectar a la autoestima de quien la lleva. Por eso, su cuidado y limpieza son fundamentales. Desde masquemayores.com te ofrecemos unos consejos básicos de cómo hacerlo.

El cuidado y limpieza de dientes y encías es primordial. Con las prótesis dentales ocurre lo mismo. Tenlo presente si estás al cuidado de una persona mayor que utiliza dentadura postiza. Si se trata de alguien en buen estado físico y psíquico deberás enseñarle cómo mantenerlas en óptimas condiciones; si no es así deberás ocuparte tú mismo de ello.

La deficiente higiene de una dentadura artificial puede producir:

  • Incremento de la placa bacteriana.
  • Inflamación de la mucosa bucal.

Para la limpieza de la prótesis es recomendable:

  • Limpiar la prótesis después de cada comida con un cepillo dental.
  • Introducir la prótesis en un vaso con agua y productos específicos para su limpieza rápida y profunda tras el cepillado.
  • No se trata de limpiar mucho, sino de limpiar bien la dentadura artificial.
  • Cuando las dentaduras postizas no estén en la cavidad oral deben permanecer sumergidas en agua para evitar que se deformen.

Para conservar la prótesis hay que evitar:

  • El cepillado vigororo.
  • El empleo diario de polvos abrasivos.
  • La utilización de cepillos demasiados duros.

Aunque es habitual, desde masquemayores.com te recordamos que las dentaduras postizas no se deben poner en agua hirviendo ni sumergirse en blanqueadores de hipoclorito sódico, cloro -o en productos que  los contengan- durante más de 10 minutos, pues podrían estropearse.