Procedimiento de administración de un medicamento por vía tópica: aerosol nasal y parche transdérmico

Un medicamento se puede administrar de tres maneras diferentes por vía tópica. Ya hemos visto anteriormente cómo hacerlo por vía cutánea y vía ótica y también el procedimiento para la vía oftálmica (pomada y colirio). Esta vez nos vamos a centrar en el aerosol nasal y el parche trasdérmico.

 

Procedimiento para la administración del aerosol nasal:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Pedirle al paciente que se suene la nariz y se siente con la cabeza un poco inclinada hacia delante.
  • Agitar el aerosol.
  • Introducir la punta del tubito en un orificio nasal.
  • Tapar el otro orificio nasal y la boca.
  • Pulverizar presionando sobre el frasco (envase) e inhalar suavemente.
  • Retirar el extremo del tubito de la nariz para que el paciente incline la cabeza enérgicamente hacia delante entre las rodillas.
  • Pedirle que se incorpore tras unos segundos, el líquido goteará en la faringe.
  • Pedirle que respire por la boca.
  • Repetir el proceso en el otro orificio nasal, si es preciso.
  • Limpiar el extremo del pulverizador con agua hervida.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

Procedimiento de administración de un parche transdérmico:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Respecto a la zona de aplicación del parche, leer las instrucciones incluidas en el medicamento.
  • No aplicar sobre piel magullada o dañada.
  • No aplicar sobre pliegues cutáneos ni debajo de prendas ajustadas y cambiar de sitio con regularidad.
  • Aplicarlo con las manos limpias y secas.
  • Limpiar y secar completamente el área de aplicación.
  • Retirar el parche del envase sin tocar el lado impregnado del fármaco.
  • Colocarlo sobre la piel y presionar con firmeza. Friccionar los márgenes para cerrar herméticamente.
  • Retirar y sustituirlo según las instrucciones.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

¿Sabes que muy pronto será necesario tener un título oficial para poder trabajar con personas mayores y dependientes? Gracias a este curso podrás conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio.