Productos de apoyo relacionados con la ingesta: así es más fácil comer

Hemos visto cómo unas sencillas recomendaciones para comer y beber pueden facilitar la vida a los mayores a la hora de mejorar la ingesta de alimentos. Ahora podemos profundizar en aquellos productos o utensilios que sirven en el día a día de las personas dependientes.

cubiertos

Cortar o partir la comida en trozos:

Es una actividad que requiere el trabajo coordinado de las dos manos, fuerza, agarre y movilidad en los brazos.

  • Si se dispone de una sola mano funcional, se pueden utilizar cubiertos que tengan la función de cortar y pinchar (cuchillo basculante, tenedor con cuchillo, tenedor y hoja circular cortante). Únicamente son útiles para alimentos blandos.

Existen también tenedores en los que uno de sus bordes está afilado.

En todos los casos se debe tener precaución para no cortarse los labios.

  • Si además hay falta de fuerza, los cuchillos en forma de balancín, con el mango perpendicular a la hoja, permiten el agarre en puño evitando posturas forzadas de muñeca y dedos
  • Productos facilitadores: manteles antideslizantes bajo el plato para evitar que se desplace

 plato

Usar cubiertos para llevar la comida a la boca:

Actividad que requiere el movimiento coordinado de cada una de las articulaciones de los miembros superiores, además de agarre y coordinación mano-boca.

En función de que el alimento sea sólido o líquido y se coja con la mano o con la cuchara, requerirá mayor o menor precisión en la ejecución de la tarea. En cualquier caso, la estabilización de la muñeca es esencial para conseguir el objetivo.

Las limitaciones articulares, las deformidades en manos y dedos, la fuerza o la coordinación condicionan el modo de agarre. Por ello, debe elegirse el cubierto adecuado o adaptado a cada situación.

  • Existen cubiertos con mangos de diferente grosor, peso, forma, angulación, longitud, para diestros o zurdos, antideslizantes y cubiertos a los que se pueden acoplar diferentes mangos.
  • En caso de hipersensibilidad a materiales duros o fríos o reflejo de mordida, existen cucharas blandas, de plástico o de silicona, o metálicas recubiertas de material blando. Si hay reflejo de mordida hay que asegurarse de que este material sea irrompible
  • Si no hay posibilidad de agarre, se puede utilizar una sujeción palmar donde se introduce el mango del cubierto o una sujeción al muñón del antebrazo si se trata de una persona con amputación de mano.
  • Si existe dificultad para coger el alimento, cuando se tiene una sola mano funcional o problemas visuales, se puede adaptar al plato un reborde que impida salir al alimento, o utilizar platos con el fondo inclinado o con bordes verticales. También existen “calzaplatos” para colocarlos bajo el plato e inclinarlo.
  • Productos facilitadores:
    • Tapetes antideslizantes bajo los platos.
    • Platos hondos que contienen mejor los alimentos.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? Muy pronto será necesario un título oficial y este curso online en Intervención en la Atención Higienico-Alimentaria en Instituciones te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad necesario.

Fuente: Catálogo de Productos de Apoyo del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas “CEAPAT”, del IMSERSO (Ministerio de Sanidad, Política Social, e Igualdad)