Pautas para el cuidador de enfermos de Alzheimer: trastornos de sueño, alimentación y sexualidad

Al hablar de las pautas para el cuidador de enfermos de Alzheimer, en el pasado hemos visto lo referente a trastornos perceptivos, así como las recomendaciones para enfrentarse a trastornos afectivos. Esta vez haremos hincapié en los trastornos del sueño, la alimentación, la sexualidad y otros.

Despertado

Trastornos del sueño:

Conseguir que la persona con demencia vaya a la cama y, además, duerma y no se mueva es tarea muy difícil. Es frecuente presentar síntomas de lo que se conoce como “inversión de la pauta del sueño”: están despiertos la mayor parte de la noche y duermen durante el día.

  • Síntomas:
    • Insomnio.
    • Agitación nocturna.
    • Somnolencia diurna.

 

  • Pautas a seguir:
    • Mantenga una actitud calmada, no se intranquilice con su familiar.
    • Organícele una actividad física durante el día.
    • Evite cabezadas diurnas o que dure más de 30 minutos.
    • Haga que siempre se vaya a la cama a la misma hora.
    • Prepare cena ligeras y evite el exceso de líquidos antes de ir a la cama, ya que podría aumentar su excitación.
    • El dormitorio debe ser silencioso y con luces tenues.
    • Evitar preocupaciones.

 

Trastornos de conducta alimentaria:

  • Síntomas:
    • Aumento o disminución del apetito.
    • Pérdida de peso y deterioración física.
    • Negación a comer.

 

  • Pautas a seguir:
    • Establecer horarios y simplificar el acto de comer.
    • Controlar el peso de la persona con demencia.
    • Esconder alimentos no permitidos.
    • Consultar con el médico.

 

Trastornos de la sexualidad:

  • Síntomas:
    • Disminución del interés sexual. Impotencia.
    • Desinhibición sexual. Exhibicionismo.

 

  • Pasos a seguir:
    • Mantener la calma.
    • Distracción.
    • Razonar.
    • Fomentar actividades sociales.
    • Uso de prendas de vestir que eviten ciertas conductas.
    • Dentro de lo posible, respetar el deseo sexual.
    • Consultar con el médico.

 

Otras conductas:

Comportamientos ruidosos:

  • Síntomas: llantos, gritos…
  • Pasos a seguir: actuar con calma, distracción. Relajación.

 

Conductas automáticas:

  • Síntomas: repetición de palabras y acciones.
  • Pautas a seguir: distracción.

 

Acusaciones falsas:

  • Síntomas: acusaciones falsas.
  • Pautas a seguir: verificar la acusación. No culpar a la persona con demencia.

 

Demandas excesivas:

  • Síntomas: exigencias elevadas.
  • Pautas a seguir: actuar con calma. Ignorar la exigencia.

 

Persecución:

  • Síntomas: seguir a la persona cuidadora a todas partes.
  • Pautas a seguir: ocuparlo en otras tareas. Adaptarlo a que la persona cuidadora no está siempre presente.

 

Comportamiento repetitivo: son actos involuntarios sin motivación aparente por parte del enfermo, consecuencia de un estado de intranquilidad o excitación (repiten preguntas, se frotan las manos, abren grifos, hacen ruidos sin finalidad aparente…).

  • Síntomas: acciones repetitivas sin finalidad.
  • Pautas a seguir:
    • Acérquese a su familiar con calma y háblele en tono pausado.
    • Presione la parte del cuerpo donde se manifiesta la agitación.
    • Intente distraerle, no le regañe, y algunas veces sólo funciona el que usted lo ignore.
    • Si el gesto que se repite es con las manos, aprovéchelo para doblar ropa, contar pinzas, utilizar un simple monedero.
    • Procure no dejarle solo, se debe supervisar la distancia.

 

No te olvides que, a partir del 1 de enero de 2016, será necesario disponer de un título oficial para poder trabajar con personas mayores y dependientes. Llámanos al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas para que puedas conseguir el Certificado de profesionalidad.