¿Cómo se debe lavar la cabeza a un paciente que está encamado?

Después de ver cómo es el procedimiento para bañar a un paciente encamado, nos fijaremos ahora en el material que necesitamos y el procedimiento a seguir para lavar la cabeza a una persona que no puede levantarse de la cama.

pelo

Para llevar a cabo esta tarea, debemos tener a mano los siguientes utensilios que vamos a necesitar:

  • Un dispositivo lavador.
  • Toallas de baño.
  • Material de aseo.
  • Jarra con agua caliente a unos 40° C.
  • Champú.
  • Crema suavizante.
  • Peine o cepillo.
  • Algodón y gasas.
  • Secador de mano.
  • Termómetro de agua.

 

El procedimiento a seguir será el siguiente:

  • Antes de comenzar, se le explicará a la persona dependiente lo que se va a hacer; se le pedirá que colabore y se le debe ofrecer el orinal. Se aislará al paciente cerrando la puerta o poniendo un biombo o cortina.
  • Comprobar que las ventanas de la habitación están cerradas y que la temperatura es la adecuada. Asegurarse de que no existen corrientes de aire y apartar los timbres y las lámparas para evitar el riesgo de electrocución.
  • Se debe tener a mano la ropa del paciente y todo el material necesario.
  • Se pone la cama en posición horizontal y se elevará a una altura que sea cómoda para trabajar, evitando así lesiones de espalda. Se debe poner la barandilla de la cama en el lado contrario al que se trabaja.
  • El profesional debe lavarse las manos y ponerse los guantes.
  • Poner una silIa junto a la parte superior de la cama, previamente protegida por un hule de plástico, y sobre ella colocar el dispositivo lavador.
  • Se le pedirá a la persona que se coloque en el borde superior de la cama, se le ayudará si es necesario, elevándose ligeramente para no arrastrar las sábanas hacia arriba.
  • Se coloca la cama en posición de Trendelemburg, se elevará la cabeza del paciente con cuidado y se le quitará la almohada. Se colocará bajo su cabeza un hule de plástico que proteja también la zona de los hombros para no mojar el colchón. En caso de no poder poner la cama en posición de Trendelemburg, se puede poner la almohada bajo los hombros del paciente y así la cabeza quedará hacia atrás.
  • Se retirará la ropa que cubre la cama hasta la cintura y se pondrá una toalla de tocador bajo el cuello y otra cubriéndole el pecho.
  • Se preguntará a la persona dependiente si quiere que se utilice algodón o gasas para protegerle los ojos (hay pacientes que prefieren cerrar los ojos) y los oídos; si éste se niega, se debe tener especial cuidado en que no entre jabón en estas zonas. Se colocará la cabeza en el dispositivo lavador.
  • Se comprobará la temperatura del agua de la jarra y se le mojará el cabello, utilizando una pequeña cantidad de champú, para a continuación frotar y masajear suavemente con las puntas de los dedos, incluyendo la nuca. Se debe procurar que el masaje relaje a la persona y la tranquilice.
  • Se aclara el pelo y se vuelve a enjabonar, repitiendo hasta que el pelo quede totalmente limpio. Tras el último aclarado se aplicará un poco de crema suavizante y se volverá a aclarar hasta que no queden restos de crema.
  • Se retirará el dispositivo lavador, se secará el exceso de agua con una toalla y se envuelve la cabeza en ésta. A continuación se le retirará el hule de debajo de los hombros, y se colocará la almohada sobre la que se extenderá una toalla.
  • Se eleva a continuación el cabecero de la cama y se coloca sobre sus hombros una toalla de tocador, verificando que el pijama o camisón no se encuentran húmedos y asegurando de que el paciente se encuentra cómodo.
  • Con el secador de mano se secan bien los cabellos, y se peinan o cepillan.
  • Se anotará en la hoja de registros cualquier incidencia que se produzca o alguna alteración del cuero cabelludo que se detecte; si se ve necesario, se le comunicará a otros compañeros del equipo que atienden al residente.

 

Mira este curso online con el que podrás conseguir el Certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas dependientes en el Domicilio, el título oficial que muy pronto será necesario para trabajar con personas mayores y dependientes.

(Fuente: Manual de protocolos y procedimientos de Enfermería. Dirección de Enfermería. Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Servicio Andaluz de Salud. Junta de Andalucía.)