Prevención de las úlceras por presión: movilidad y colocación de almohadas

Ya hemos visto anteriormente qué son las úlceras por presión, su localización y clasificación, además de algunas características. Esta vez nos centraremos en la movilidad y la colocación de almohadas para prevenirlas.

almohada

Las actividades preventivas deberán tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Movilidad.
  • Higiene.
  • Incontinencia.
  • Nutrición.
  • Iatrogénica.
  • Protección de las zonas de riesgo.
  • Cuidados generales.


Movilidad:

  • Permanecer encamado el menor tiempo posible.
  • Animar a la deambulación y los interciclos de movilización, por lo menos dos veces al día.
  • Realizar cambios posturales cada 2-4 horas en pacientes encamados y cada hora en pacientes con silla de ruedas.
  • Evitar el roce de prominencias entre sí.
  • Aliviar la presión con almohadas, colchón neumático (agua o aire), cojines de gel de frotación, protector de talones y codos, piel de cordero y felpa.
  • Evitar levantar la cabeza de la cama más de 30 grados.
  • Intentar mantener en todo momento la alineación corporal.


Cambios posturales:

Las personas con cierto grado de movilidad deberán realizar movimientos y cambios de postura frecuentes. En personas con escasa movilidad, es recomendable que el cuidador familiar los realice cada 2 ó 3 horas, siguiendo una rotación cíclica; esto es, alternando posición boca arriba, lateral derecho, lateral izquierdo, boca abajo y sentado.

 


Colocación de almohadas:

Decúbito Supino:

  • Almohada en cabeza.
  • Almohada en gemelos, para facilitar el retorno venoso.
  • Almohada en piecero, para evitar el pie equino.
  • Almohada en trocánter, para evitar la rotación.


Decúbito Lateral:

  • Almohada debajo de la cabeza.
  • Almohada a lo largo de la espalda.
  • Almohada entre las rodillas, para evitar roces.
  • Almohada debajo del brazo.


Decúbito Prono:

  • Almohada debajo de la cabeza.
  • Almohada del abdomen, para evitar tensión muscular.
  • Almohada debajo de las piernas, para favorecer circulación de retorno.
  • Almohada debajo de los hombros, para bajar tensión muscular.


Posición sentado en la cama:

  • Elevar el cabecero 45 y 60 grados (semisentado).
  • Almohada en la región lumbar.
  • Almohada bajo los muslos.
  • Almohada bajo los tobillos.
  • Almohadas laterales para sujetar los brazos si el enfermo no tiene control voluntario.

 

Posición sentado en sillón:

  • Almohada detrás de la cabeza.
  • Almohada debajo del brazo.
  • Almohada debajo de los pies.

 

¿Te gustaría trabajar con personas mayores o dependientes? En Más Que Mayores te ayudamos a conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que será obligatorio a partir del próximo 1 de enero de 2016. Llama al número de teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.