Procedimiento de administración de aerosoles: cartuchos presurizados de dosis controlada

Los cartuchos presurizados de dosis controlada o MDI son sistemas que dependen de la fuerza de un gas comprimido o licuado para expulsar el contenido del envase y se componen de carcasa, boquilla y válvula dosificadora.

 

 

Al agitar el cartucho, se mezclan los componentes por lo que se forma una suspensión que se libera  de manera uniforme pero de forma rápida por lo que es importante sobre todo en la edad pediátrica utilizar una cámara espaciadora para que el impacto en faringe sea mínimo y los efectos secundarios de irritación local y locales como afonía o candidiasis no se produzcan.

La utilización de este dispositivo sin cámara requiere una perfecta sintonización entre la activación de la válvula y la inspiración siendo mayor el depósito pulmonar cuando el MDI se mantiene a 4 centímetros de la boca, por lo que conlleva más inconvenientes que ventajas, consiguiendo un depósito bronquial entre  el 10 y el 15 por ciento, ya que el resto impacta en orofaringe.

 

Ventajas:

  • Pequeño tamaño para trasportarlo.
  • No necesita fuente de energía.
  • Fácil de conservar y limpieza.
  • Contiene multidosis y son baratos.
  • Administra la dosis exacta del fármaco.
  • No flujos inspiratorios altos.

 

Inconvenientes:

  • No conocer la técnica adecuada.
  • Disparar el cartucho antes o al final de la inspiración.
  • Efecto Freón-frío: interrupción de inspiración al impactar las partículas en la pared posterior de la faringe.
  • Facilita el abuso.
  • Los gases pueden producir irritación.
  • No disponer de contador de dosis.
  • No es adecuada en niños.

 

Técnica de inhalación con MDI:

  • Agitar el MDI y destapar.
  • Mantenerlo entre el índice y el pulgar de la mano.
  • Adaptar los labios a la boquilla de la cámara y espirar lentamente.
  • Inspirar lentamente y accionar el pulsador.
  • Retirar el cartucho y realizar apnea postinspiratoria de unos 10 segundos.
  • Espirar el aire lentamente.

 

¿Trabajas en un centro de atención sociosanitaria y aún no tienes el título oficial? Nosotros te ayudamos a conseguir el Certificado de profesionalidad, que será imprescindible a partir del 1 de enero de 2016. Aquí te contamos cómo.