Procedimiento de administración de un medicamento por vía tópica: vía cutánea y vía ótica

La vía tópica utiliza la piel y las mucosas para la administración del fármaco. Así pues, esto incluye la mucosa conjuntival, oral y urogenital. La característica de esta vía es que se busca fundamentalmente el efecto a nivel local, no interesando la absorción de los principios activos.

Aun cuando la vía tópica está pensada para el uso local del fármaco, la piel permite (por su naturaleza) el paso de algunas sustancias hasta llegar a los capilares dérmicos y desde ahí llegará a la circulación general.

Esta posibilidad puede favorecerse mediante la utilización de STT (Sistemas Terapéuticos Transdérmicos) ideados para conseguir el aporte percutáneo de principios activos a una velocidad programada, o durante un período establecido. A esta vía también se la conoce como vía percutánea.

Por vía tópica administramos: baños, lociones, pomadas o ungüentos, geles, champús, colirios, gotas óticas y nasales, apósitos, parches transdérmicos, etc.

 

Procedimiento de administración de un medicamento por vía cutánea:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Colocar al paciente en posición cómoda.
  • Descubrir la zona de aplicación, retirando accesorios, ropa y apósitos si existiesen.
  • Si es necesario, limpiar la zona previamente.
  • Aplicar el medicamento, ayudándonos si fuese preciso de gasas o algodón.
  • Colocar apósito si fuese necesario.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

Procedimiento de administración de un medicamento por vía ótica:

  • Comprobar que hemos realizado los pasos previos a la administración de un fármaco a un paciente.
  • Explicar al paciente el procedimiento.
  • Lavar las manos y poner guantes si es necesario.
  • Sus gotas óticas pueden verse turbias. Si es así, agite suavemente el frasco antes de usarlas.
  • Caliente las gotas sosteniendo el frasco en sus manos durante unos minutos. Esto evitará el mareo producido al usar las gotas frías.
  • Si las gotas vienen con un gotero, sostenga la punta del gotero hacia abajo todo el tiempo. Esto evita que las gotas se devuelvan hacia la perilla (bulbo) donde pueden existir gérmenes que puedan entrar en el medicamento.
  • Las gotas óticas deben mantenerse limpias. Evite que el gotero toque el oído o cualquier otra cosa.
  • Si se va a aplicar las gotas usted mismo, acuéstese de lado o incline la cabeza hacia un lado. Si va a aplicar las gotas a otra persona, haga que ella se acueste de lado o que incline la cabeza hacia el lado.
  • En adultos, el lóbulo de la oreja debe hallarse hacia arriba y hacia atrás. En los niños debe halarse hacia abajo y hacia atrás.
  • Aplique el número exacto de gotas en el oído. Si va a aplicarle las gotas a otra persona, sostenga el oído con una mano y aplique las gotas con la otra. No apriete con mucha fuerza la perilla del gotero.
  • Coloque de nuevo e inmediatamente la tapa o el gotero en el frasco. No enjuague ni limpie el gotero.
  • Presione la oreja y mantenga la cabeza inclinada varios minutos para dar tiempo a que el medicamento recubra su oído. Si va a aplicar las gotas a otra persona, haga que la persona haga lo mismo.
  • Lávese las manos.
  • Anotar en la gráfica el medicamento administrado y la hora de la administración.

 

¿Te gusta trabajar con personas mayores o dependientes? Dentro de los cursos disponibles en atención sociosanitaria, te recomendamos este módulo: Higiene y atención Sociosanitaria Domiciliaria.