Tag Archives: guantes

guantes

¿Conoces los tipos de guantes que existen y cuál es su uso correcto?

Los guantes son una barrera física que protege tanto a los trabajadores de los servicios sanitarios como a los usuarios que acuden a dichos servicios de tres maneras generales: en la prevención de la contaminación de las manos de los trabajadores cuando entran en contacto con sangre, fluidos, secreciones, líquidos corporales, piel no intacta; reduciendo la probabilidad de que los microorganismos existentes en las manos de los trabajadores se transmitan a los usuarios y reduciendo la probabilidad de que las manos de los trabajadores contaminadas con microorganismos de un usuario se puedan transmitir a otro (infecciones cruzadas).

guantes

Recomendaciones generales al uso de guantes:

  • Lavar y secar las manos antes de colocar los guantes.
  • El uso de guantes no sustituye el lavado de manos.
  • Llevar las uñas cortas y no utilizar anillos ni pulseras por peligro de rotura del guante.
  • Cubrir con un apósito cualquier herida localizada en las manos.
  • Conservar los guantes alejados de fuentes de calor y de la acción de la luz solar.
  • Elegir el guante del tamaño apropiado, evitando que esté flojo especialmente en la punta de los dedos ya que se pierde sensibilidad y aumenta el riesgo de punciones o cortaduras.
  • Evitar dañar los guantes cuando se sacan del envase.
  • Se quitarán los guantes contaminados inmediatamente al acabar la técnica correspondiente, antes de tocar superficies ambientales limpias, depositándolos en el cubo adecuado.
  • Se lavarán las manos inmediatamente después de la retirada de los guantes.
  • No se deben meter los guantes usados en los bolsillos.
  • Cuando el lavado de manos se realiza con solución hidroalcohólica, los guantes que se utilicen no deben contener polvo.

 

Tipos de guantes:

  • Guantes de látex:

Componen una barrera efectiva frente a agentes patógenos sanguíneos y otros agentes infecciosos. Ofrecen buena resistencia a la rotura y a pinchazos accidentales y pueden ser con polvo o sin polvo y estériles y no estériles.

          * Estériles:

  • Para uso quirúrgico (frecuencia de cambio 1-3 horas).
  • Para técnicas asépticas de enfermería/curas (frecuencia de cambio 15-30 minutos).

* No estériles: de exman para tareas de enfermería que no requiera condiciones estériles (frecuencia de cambio 15-30 minutos).

  • Extracciones sanguíneas, retirada de vías periféricas, manejo de muestras y análisis clínicos, limpieza de material y manejo de secreciones, fluidos, orina…
  • Administración y eliminación de residuos citotóxicos (doble guante grueso y sin polvo).
  • Otras prácticas sin protocolo de esterilidad y que requieran protección.

 

  • Guantes de vinilo:

Para tareas de corta duración, con riesgo mínimo o nulo de exposición a sangre y otros. Ofrecen mayor permeabilidad y menos resistencia que el látex y el nitrilo, aunque tienen menos adaptabilidad a la mano que el guante de látex. Son guantes no estériles, con polvo o sin polvo y están indicados para tareas de bajo riesgo.

Frecuencia de cambio: 15 minutos.

 

  • Guantes de nitrilo:

Ofrecen una amplia resistencia a productos químicos y a agentes biológicos, así como a las roturas y a los pinchazos accidentales. Son aptos para personas que sufren alergias. Pueden ser estériles o no estériles y están indicados para tareas con alto riesgo biológico o químico.

Frecuencia de cambio: 15-30 minutos.

 

¿Conoces nuestro curso en Apoyo en la organización de intervenciones en el ámbito institucional? Te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad, un título imprescindible desde el 1 de enero de 2016 si quieres trabajar con personas mayores y dependientes.

lavado

Medidas básicas para prevenir infecciones en los centros de mayores

La prevención de infecciones debe ser algo prioritario en la gestión de un centro de mayores. Adoptar una serie de medidas básicas ayuda a reducir el riesgo entre trabajadores y usuarios. En masquemayores.com hoy te explicamos cómo hacerlo.

Los métodos de barrera (guantes, calzas, batas…) son lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de prevenir infecciones en una residencia o centro de día. Es obligatorio que el auxiliar utilice guantes desechables siempre que esté en contacto directo con un usuario y los cambie cada vez que pase de una zona contaminada del edificio a otra, o cuando cambie de persona.

Otros métodos de limpieza del personal sociosanitario son:

  • El lavado higiénico (o rutinario) de manos. Debe realizarse con frecuencia; en general siempre antes y después de entrar en contacto con cada usuario, heridas o fluidos corporales. También siempre que se utilicen guantes. Es recomendable usar agua y jabón neutro líquido en envase no reutilizable; las pastillas de jabón no se aconsejan porque se contaminan frecuentemente. Mejor secar con toallas de papel.
  • El lavado quirúgico de manos está indicado en técnicas quirúrgicas o instrumentales específicas. Se usan antisépticos como la clorhexidina o la povidina yodada y se realiza con la ayuda de un cepillo y una esponja para destruir las bacterias que están en la profundidad de la piel. Es aconsejable lavar las manos de distal a proximal (de uñas a codos). Lo mismo para secarlas.
  • Recomendaciones generales:

  1. No llevar uñas postizas ni esmaltes.
  2. Retirar los anillos, pulseras y relojes.
  3. Eliminar la suciedad de debajo de las uñas con un palito húmedo.
  4. Usar cremas hidratantes o aceites que prevengan la aparición de dermatitis y otras alteraciones de la piel.
  5. Utilizar dispensadores de jabón y soluciones antisépticas preferiblemente desechables.
  6. Emplear toallas de papel desechable para el secado.

Recuerda que un acto tan simple como lavarse las manos puede evitar la propagación de infecciones y enfermedades. ¡No lo olvides!

También puede interesarte:
Consejos para la limpieza del baño de casa