Tag Archives: incontinencia urinaria

colectores

Incontinencia urinaria: así son los colectores peneanos y la sonda vesical

Ya sabemos qué es la incontinencia urinaria, cómo ayudar a quien la sufre y cómo se utilizan los pañales absorventes. Ahora analizaremos qué son los colectores peneanos y la sonda vesical, dos ayudas importantes para quienes padecen este problema.

 colectores

Colectores peneanos de orina:

Es una funda de látex que se coloca en el pene, con un tubo de salida que se conecta a una bolsa colectora de orina. Este sistema es exclusivo para hombres y no está indicado cuando el pene es pequeño y está retraído.

Los hay de distintos tamaños, por lo que es preciso elegir la talla adecuada para evitar que el pene quede comprimido o que el dispositivo se suelte o se tuerza.

El sistema de sujeción más utilizado son las tiras adhesivas que se pegan en la piel del pene y después en el colector. Aunque pueden ser de utilidad, quizás no se usen por las complicaciones de dolor e irritación que el uso prolongado puede ocasionar en el pene.

Supone una alternativa al sondaje en varones que no tienen problemas de obstrucción en la salida de la orina.

Consejos generales:

  • Cambiar directamente el colector para prevenir las infecciones urinarias.
  • Proteger la piel del pene y cuidarla todos los días para impedir que se maceren.

 

Sonda vesical:

Se puede utilizar de forma transitoria en personas incontinentes que tienen úlceras por presión, dermatitis importantes o en personas que no se pueden mover por diversas causas (por ejemplo personas con fracturas de cadera).

La sonda evitará que se encuentre mojada la piel y macerada, lo que aumenta la úlcera por presión y la infecta.

No es el método más recomendable a largo plazo porque todas aquellas personas con sonda vesical tienen más riesgo de infecciones urinarias. No obstante, hay personas que deben llevarlas durante un largo periodo de tiempo; por ejemplo, aquellas que están esperando una operación de próstata o que tienen algún tumor que produce retenciones de orina.

  • Las sondas son de dos tipos: de látex y de silicona.
    • La sonda de látex debe cambiarse cada 2-3 semanas
    • La sonda se silicona, cada 2-3 meses.
  • Si no se realiza el cambio (por el personal de enfermería de atención primaria) las infecciones urinarias son muy frecuentes.

Cuidados de la sonda:

  • Hay que procurar mantener la máxima higiene cuando tenga que manipular la sonda, cambios de bolsa, etc. Limpie la zona perineal cada 12 horas.
  • Mantenga la sonda permeable y lávela si sospecha obstrucción.
  • Vacíe la bolsa urinaria cada 8 horas o cuando esté llena.
  • La bolsa nunca debe estar por el suelo ni por encima de la vejiga, ya que en el primer caso puede contaminarse con bacterias del suelo y, en el segundo, debido a su ubicación, puede entrar la orina de nuevo en la vejiga, lo que también aumenta el riesgo de infecciones.
  • Recuerde las fechas en que se debe cambiar la sonda vesical permanentemente y alerte a su médico o enfermera cuando se vaya a cumplir el plazo.
  • Vigile la aparición de escalofríos o dolor lumbar y avise a su médico si aparecen.
  • Observe la orina y, si aparece turbia, con sangre o mal olor, consulte al médico.

 

¿Sabes lo que tienes que hacer para conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que te permite trabajar con personas mayores y dependientes? Llama al teléfono 918270540, donde te atenderemos personalmente y resolveremos todas tus dudas.

pañal

Todo lo que debes saber sobre pañales absorbentes para personas con incontinencia urinaria

Los pañales absorbentes absorben y retienen la orina en su interior, protegiendo la piel y manteniendo seca la piel, la ropa y la cama. El tipo de pañal a utilizar debe variar según la persona mayor que la utilice y la cantidad de absorción que precise. Hay que consultar a su médico/a, enfermero/a o farmacéutico/a.

 

 

Tipos de pañales:

Tipos Absorción Indicación Subtipos
Compresas/funda (no financiados) + 600ml Incontinencia ligera Para mujeres: ligeramente mayor que una compresa
Para hombres: fundas en el pene
Día 600-900ml Incontinencia leve-moderada Rectangular (talla única)
Anatómico (talla única) + mallas (varias tallas)
Anatómico elástico
(talla pequeña)
Noche 900-1.200ml Incontinencia leve-moderada Anatómico (talla única) + malla (varias tallas)
Anatómico elástico (talla pequeña, mediana y grande)
Supernoche 1.200ml Incontinencia grave Anatómico (talla única) + malla (varias tallas)
Anatómico elástico (talla mediana y grande)

 

 

 

Cómo cambiar el pañal a personas “encamadas”:

  • Pañales absorbentes rectangulares y anatómicos:
    • Baje las mallas hasta las rodillas y, con el paciente recostado a un lado, retire el absorbente por la parte posterior.
    • Realice la higiene de la piel y coloque un absorbente nuevo, realizando la operación de atrás hacia delante.
    • Asegúrese de que la parte absorbente está en contacto con la piel.
    • Abra la parte trasera del absorbente y fíjela sobre las nalgas.
    • Suba la malla hasta cubrir la totalidad del absorbente y gire al paciente sobre su espalda.
    • Abra la parte delantera y fíjela al vientre con una mano mientras con la otra tira hacia arriba de la malla hasta cubrir totalmente el absorbente.

 

  • Pañales absorbentes elásticos o braga pañal:
    • Desajuste el absorbente y coloque a la persona mayor de lado. Retire el absorbente realice la higiene de la piel.
    • Gire a la persona dependiente hacia un lado y extienda el absorbente sobre la cama con los adhesivos hacia arriba.
    • Coloque a la persona sobre el absorbente boca arriba, asegurándose que la parte posterior queda a la altura de la cintura.
    • Pase la parte anterior entre las piernas, de forma que los elásticos queden ajustados en la entrepierna.
    • Sitúe la parte posterior sobre la anterior, abra los adhesivos y fíjelos.

 

¿Quieres lograr el Certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales para poder trabajar a partir del 1 de enero? Aquí tienes el curso que te permitirá conseguirlo y dedicar tu carrera profesional a este campo.

 

liquido

¿Sabes qué es la incontinencia urinaria y cómo puedes ayudar a quien lo sufre?

La incontinencia urinaria es un problema de gran incidencia en la población mayor. Un 15% de las personas de más de 75 años están afectadas. Es más frecuente entre las mujeres en una proporción de dos a uno respecto a los hombres.

liquido

La incontinencia urinaria se define como una pérdida involuntaria de orina que aparece frecuentemente en personas mayores dependientes, generando problemas físicos y psicológicos y empeorando su calidad de vida.

Es necesario aclarar que la incontinencia no está asociada sólo al envejecimiento. Es mucho más habitual con los años, pero lo es porque son mucho más frecuentes las causas que la provocan. Lo primero debe ser, por lo tanto, buscar el origen.

Ante un problema de incontinencia debe acudir a su médico de atención primaria o su médico especialista en geriatría para que estudie la incontinencia y su tipo y establezca el tratamiento pertinente. En muchas ocasiones, puede solucionarse abordando las causas con diversos tratamientos: ejercicios de suelo pélvico, colocación de conos vaginales, medicamentos o cirugía.

Cuando fracasan las medidas terapéuticas anteriores, se recurre al tratamiento paliativo: absorbentes, colectores externos y los catéteres o sondas vesicales.

 

Aspectos psicológicos de la incontinencia urinaria:

  • Las personas con deterioro mental grave pueden no ser conscientes del problema; sin embargo, la vida familiar a veces se ve muy afectada.
  • Otras personas mayores tienen sentimientos de culpa, vergüenza o negación, incluso ante una evidencia clara de incontinencia. Esto dificulta la búsqueda de ayuda.
  • Hay una pérdida de la autoestima, miedo a sufrir reprimendas o a producir rechazo en las personas del entorno.
  • Es frecuente creer que el problema es irresoluble o que es consecuencia de la edad.
  • El manejo insensible o rápido produce confusión y precipita la incontinencia. Debe tranquilizarse a las personas mayores y se les debe asegurar que nadie les culpará si se produce un accidente.

 

Recomendaciones ante la incontinencia:

  • Mantener a la persona limpia y seca. Si se siente sucia, disminuye el interés por controlar la incontinencia.
  • Vigilar la piel de la región genital y glúteos para detectar irritaciones e infecciones.
  • Facilitar el acceso al aseo mediante carteles o flechas que indiquen el camino, ayudando al paciente a desplazarse y eliminando obstáculos.
  • Durante la noche puede ser útil mantener un orinal cerca de la cama y dejar una luz tenue.
  • Utilizar ropa cómoda y amplia, que sea fácil de quitar.
  • Asegurar la higiene genital y de manos después de la eliminación.
  • Estimular la deambulación en cuanto sea posible. Si la incontinencia aparece durante un encamamiento, la movilización puede contribuir a su curación.
  • Una ingesta de líquidos adecuada favorece el funcionamiento vesical. Se pueden limitar las bebidas después de las 18 horas, sobre todo de sustancias diuréticas como café, té, etc.
  • Proporcionar un ambiente de afecto, confianza y privacidad.

 

¿Conoces nuestro curso en Atención y Apoyo Psicosocial Domiciliario? Te ayudará a conseguir el Certificado de profesionalidad, el título que será imprescindible para poder trabajar en un centro de atención sociosanitaria a partir del 1 de enero de 2016.